Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 24 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ
Antonio Infante

Un nuevo distractor: los especialistas

Antonio Infante | Jueves 13 de mayo 2010 15:43 hrs.


Ha surgido un nuevo foco de discusión en el sector salud que distrae y evita enfrentar los problemas urgentes en la salud pública de hoy. Un informe del Banco Mundial sobre la carencia de especialistas en el sistema público, un hallazgo archi conocido y cuya resolución tomará años.

Seguir haciendo las cosas como se hacen hoy sólo aumentará el problema. El tema no son las camas hospitalarias y los especialistas sino la administración municipal de la atención de salud y su urgente profesionalización.

La población no encuentra en el consultorio municipal de su barrio la solución de sus necesidades. La alta rotación de los médicos, la falta de medicamentos y la derivación al especialista a la primera dificultad hacen del consultorio una instancia cada vez menos elegible. La saturación de los hospitales y de las consultas de especialistas tiene su origen en la baja capacidad que tienen los consultorios para resolver realmente los problemas de sus vecinos.

La primera tarea y urgente es fortalecerlos con medicamentos, tecnología, asistencia técnica de especialistas, nuevos horarios de atención y servicios de urgencia. A eso hay que sumarle un cambio de actitud de sus funcionarios, atentos, proactivos, amables, dispuestos a anticipar los problemas de la población que tienen a cargo.

Es un trabajo que requiere de estabilidad en los equipos municipales; de direcciones profesionales y no exclusivamente de la confianza del alcalde; de incentivos adecuados principalmente de desarrollo profesional.

Sin ese sustrato será muy difícil reposicionar a la salud municipal y se correrá el riesgo de lo ocurrido en educación, una migración y búsqueda de soluciones en la atención privada.

Seguirse preocupando insistentemente de las camas hospitalarias y de la dotación de especialistas es hacerle el quite al problema principal, dar soluciones asistenciales oportunas y de calidad lo más cerca de la población. Cumplir con el acceso universal y de calidad a que se comprometió el AUGE.

Las nuevas autoridades tienen en sus manos la oportunidad de reconstruir también el sistema público de salud.

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.