Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 22 de junio de 2024


Escritorio

Líbano dispuesto a responder cualquier agresión israelí

El ejército libanés respondió así al envío de tropas israelíes a la frontera con Líbano, un día después de los enfrentamientos militares entre ambos países que dejaron cuatro muertos. El gabinete de seguridad israelí se reúne este miércoles. Los países se acusan mutuamente de haber comenzado los enfrentamientos.

Radio Francia Internacional

  Miércoles 4 de agosto 2010 14:54 hrs. 
Radio-Uchile

Compartir en

“La respuesta será la misma en caso de cualquier agresión contra Líbano en la frontera”, afirmó un portavoz del ejército libanés, refiriéndose a los enfrentamientos del martes en los que murieron tres libaneses -dos soldados y un periodista- y un militar israelí de alto grado.

“Toda agresión tendrá graves consecuencias”, advirtió. El ejército israelí desplegó el miércoles importantes refuerzos en el sector de la frontera libanesa donde estallaron los choques la víspera cuando los soldados israelíes se disponían a arrancar un árbol.

Por su parte, el gabinete de seguridad israelí anunció una reunión urgente este miércoles para debatir sobre esta crisis.

Un periodista en el lugar de las hostilidades comprobó que los soldados israelíes arrancaron el miércoles por la mañana el árbol objeto de la disputa. Según esta fuente, los militares israelíes derribaron el árbol ante los ojos de soldados libaneses y de la Fuerza de Naciones Unidas en el Líbano. Los medios israelíes anunciaron de su lado que el derribo de este árbol permitiría la instalación de una cámara de vigilancia.

El choque ocurrió hacia el mediodía en la frontera en el sector de Adaisse, “luego de que soldados israelíes intentaran arrancar el árbol en cuestión del lado libanés”, según un portavoz militar libanés.

Una patrulla israelí cruzó la barrera de seguridad en un territorio controvertido cerca del pueblo, situado en el sector este del sur de Líbano, según el ejército.

Por su lado, el ejército israelí consideró que el ejército libanés tenía la “entera responsabilidad” de los choques, y el ministerio de Relaciones Exteriores advirtió de “consecuencias” en el caso de nuevos incidentes.

“El ejército libanés disparó hacia una posición del ejército a lo largo de la frontera libanesa, en el norte de Israel. La fuerza estaba en territorio israelí, y realizaba obras de mantenimiento de rutina en coordinación con la FINUL”, indicó el ejército.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió a puertas cerradas el martes para hablar de los enfrentamientos, mientras el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, instó a ambas partes a “la máxima moderación”.

Israel y Líbano se atribuyeron mutuamente la responsabilidad de las violencias, las peores en la frontera entre ambos países aún en guerra desde el conflicto destructor de 34 días en 2006 entre el Estado hebreo y Hezbolá, la organización islamista libanesa prosiria y proiraní. Esa crisis dejó 1.200 muertos libaneses, en mayoría civiles, y 160 israelíes, en su mayoría militares.

Israel no logró quebrar la capacidad militar de Hezbolá, impedir los disparos de cohetes hacia su territorio ni obtener la liberación de los dos soldados capturados, cuyos restos le fueron entregados luego.

Desde hace unos meses, las tensiones entre Israel y Hezbolá se acentuaron luego de que Israel acusó a Siria de entregar misiles Scud al movimiento chiíta.

Síguenos en