Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de mayo de 2024


Escritorio

Senado aprobó los recursos

Dos colegios subvencionados recibirán financiamiento como liceos Bicentenario pese a oposición de diputados

El Estado entregará recursos y convertirá en liceos de excelencia dos colegios particulares subvencionados de Lota y Puerto Montt, gracias a uno de los proyectos estelares del gobierno de Sebastián Piñera. Aunque parlamentarios intentaron que los recursos solo se entregaran a los establecimientos públicos, la Cámara Alta rechazó la idea. “Ha habido una exagerada intención de entregar recursos públicos a privados, el Gobierno de derecha ha manifestado su desprecio y desconfianza por lo público”, denuncian en la oposición.

Rodrigo Alarcón López

  Miércoles 17 de noviembre 2010 18:32 hrs. 
liceos bicentenario

Compartir en

Una de las medidas más renombradas del ministerio de Educación en el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera ha sido la creación de treinta liceos Bicentenario de excelencia, que comenzarán a funcionar en 2011 a lo largo del país. Con la nómina de establecimientos definida, el financiamiento debía ser aprobado en la discusión de Presupuesto que aún se realiza en el Parlamento.

Gobierno y oposición llegaron a un protocolo de acuerdo que fue sometido a la votación de la Cámara de Diputados y el Senado. Fue justamente en la primera instancia donde parlamentarios del Partido Radical (PRSD) presentaron una indicación que permitía solo a liceos municipales recibir recursos para “financiar la construcción, reposición, reparación y ampliación de establecimientos educacionales, así como la adquisición de equipamiento y mobiliario, para los establecimientos denominados Liceos Bicentenario de Excelencia”.

La lista de instituciones seleccionadas por el Mineduc para el proyecto de liceos Bicentenario incluía solo dos particulares subvencionados, el colegio Padre Manuel D’alzon de Lota y el colegio Domingo Santa María de Puerto Montt, que con la indicación hubiesen quedado sin financiamiento para su reconversión.

A esa altura, Ida Maldonado, directora del Manuel D’alzon, señalaba que “sería lamentable” que la medida se aplicara y argumentaba que “los colegios subvencionados no son para niños con recursos, son los mismos que van a las escuelas municipales. La diferencia es cómo se administran los fondos y la calidad de la educación que se entrega”.

“Los señores políticos se basan en eso, en política. No ven la realidad de lo que sucede. Son inconsecuentes, porque la mayoría de los hijos de ellos estudian en colegios pagados o subvencionados”, agregaba.

“Desprecio y desconfianza por lo público”

La indicación fue presentada por los diputados radicales Marcos Espinosa, Fernando Meza y Alberto Robles, argumentando que los liceos Bicentenario profundizan la segregación de la educación chilena, es “altamente inconveniente” dar recursos adicionales a los colegios subvencionados y que el Estado debe entregar más recursos a los liceos municipales.

“En la discusión del Presupuesto de este año ha habido una exagerada intención de entregar recursos públicos a privados. El Gobierno de derecha ha manifestado su desprecio y desconfianza por lo público, al entregar alrededor de 18 mil millones de pesos a discrecionalidad de los ministerios, para la contratación de servicios a empresas privadas. Eso nos parece francamente preocupante”, dijo el diputado Espinosa. “Lo que establecimos con la indicación es que las platas del Estado, en el tema educacional, solamente pueden direccionarse a establecimientos municipalizados”, añadió.

Sin embargo, en el ministerio de Educación no creen que se deba hacer aquella distinción: “En el fondo, el Estado apoya con subvención tanto a particulares subvencionados como a municipales. Y, por otra parte, estos proyectos nacen de los sostenedores, no le estamos diciendo a los colegios qué tienen que hacer, sino que ellos presentan los proyectos. Por lo tanto, sería extraño que solo asignáramos recursos a los municipalizados y a lo mejor esos proyectos que presentaron autónomamente no son de calidad. Los perjudicados serían los niños”, argumenta Alan Wilkins, coordinador de los liceos Bicentenario.

Mientras viaja de Calama a Antofagasta para continuar sosteniendo reuniones sobre los nuevos liceos, Wilkins señala que una veintena de colegios particulares subvencionados postularon para ser liceos de excelencia y destaca que la designación fue favorable para los establecimientos municipalizados, ya que 28 de los 30 seleccionados corresponden a éstos. “Es un proyecto que le calza mucho mejor a los municipales, el gran número va a ser siempre de colegios municipales”, dice.

“Puede ser negativo, pero lo incluimos en el acuerdo”

La moción, no obstante, tuvo corta vida. En la extensa sesión en la cual el Senado despachó el Presupuesto en la madrugada del miércoles, una nueva indicación del Ejecutivo repuso la idea original: que los recursos para liceos de excelencia pueden ser recibidos por municipales  y particulares subvencionados. Votación: aprobada por 17 votos a favor, tres en contra y cinco abstenciones

En la ocasión, los senadores José Antonio Gómez (PRSD) y Alejandro Navarro (MAS) y Juan Pablo Letelier (PS) manifestaron su rechazo a la iniciativa del Gobierno: “Este es un tema que no estuvo en los acuerdos, no está en la lista de indicaciones que habíamos concordado. Sobre los liceos Bicentenario, hemos mantenido desde un principio nuestro juicio sobre dónde deben estar concentrados estos recursos. Queremos asegurar que estén en los liceos públicos municipales, en ese sentido hemos acogido esto”, dijo el senador socialista. “En materia de liceos de excelencia, los recursos tienen que ir a lo público y no a lo privado”, intervino Gómez, sintetizando las razones que fundamentaban la indicación.

En cambio, parlamentarios como Ricardo Lagos Weber (PPD), Andrés Zaldivar (DC), Ximena Rincón (DC) y Jaime Orpis (UDI) enfatizaban que la idea del Ejecutivo sí era parte del acuerdo entre oficialismo y oposición, por lo tanto, debía respetarse: “Puede ser que tengamos un criterio negativo sobre esto, quiero ser bien franco, pero este tema lo incluimos dentro del acuerdo, por lo menos en mi interpretación. Por lo tanto, lo que a mí me correspondería es votar a favor. Entendiendo que hay argumentación para sustentar la tesis contraria, pero prefiero sustentar la posición que habíamos acordado”, respondió Zaldívar. “Quedó claramente establecido que esto era parte del acuerdo, pido que se respete”, complementó Orpis.

Por su parte, el senador José García Ruminot (RN) consideraba la indicación de los radicales como inadmisible y destacaba la labor de los colegios en el Bío Bío y la región de Los Lagos: “Esta indicación, aprobada por la Cámara de Diputados, es inadmisible. Y por otra parte, de mantenerse, deja a Lota, una comuna con una enorme cantidad de niños y jóvenes en condiciones vulnerables, sin liceo de excelencia, porque mediante concurso está seleccionado el colegio Padre Manuel D’alzon, con 700 alumnos. Y también a Puerto Montt, con el colegio Domingo Santa María, con más de 2.200 alumnos”, declaraba en la sala.

Ante el resultado adverso, el diputado Marcos Espinosa lamentó la falta de apoyo entre los senadores de la Concertación y se manifestó “desencantado, con una sensación de frustración, porque esto apuntaba a corregir en parte el modelo educacional chileno”.

Finalmente, los colegios Padre Manuel D’alzon de Lota y Domingo Santa María de Puerto Montt recibirán parte de los 27 mil millones de pesos que el Mineduc anunció como inversión y no tendrán dificultades para convertirse en uno de los treinta liceos Bicentenario, a pesar de ser establecimientos administrados por privados.

Síguenos en