Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 18 de abril de 2024


Escritorio

Camila, Giorgio y Camilo, de viaje a Europa

Columna de opinión por Hugo Mery
Viernes 30 de septiembre 2011 11:56 hrs.


Compartir en

A la Unión Europea partirán el próximo miércoles los tres líderes más emblemáticos del movimiento estudiantil chileno: Camila Vallejo, egresada de Geografía de la Chile; Giorgio Jackson, de Ingeniería en Informática de la Católica,  y Camilo Ballesteros, de Licenciatura en Ciencias de la Educación Física de la Universidad de Santiago.

Viajarán a través de un fondo concursable ganado por el sociólogo Edgard Morin, profesor de la Usach, que permitirá a los jóvenes sostener una serie de encuentros con, entre otros organismos, la Unesco y la OCDE en París y la sede del Parlamento Europeo en Bruselas.

Se consolida así la presencia internacional del movimiento estudiantil, que desde que se iniciara hace cinco meses –el 28 de abril- ha sido objeto  de creciente interés, como lo reflejan numerosas notas periodísticas. El 31 de agosto Camila Vallejo fue invitada a participar en una marcha juvenil en la capital de Brasil, ocasión en que la prensa de ese país la saludó como “la musa de los estudiantes chilenos”, reparando no sólo en su capacidad de liderazgo e inteligencia, sino inevitablemente también en su belleza física.

Más audaz en sus calificativos fue el diario británico The Guardian, que la comparó con el subcomandante zapatista Marcos, aunque sin capucha ni armas. La prensa cubana –oficial- también se entusiasmó con esta líder social, a quien le  auguró un futuro político.

Pero parece que quien reflejó mejor el descubrimiento de la joven del pequeño aro en la nariz fue el vicepresidente de Bolivia, Alvaro García Linera: “Hay en Chile una dirigente estudiantil de la cual estamos todos enamorados”. El aserto de que Vallejo ha desafiado al mismísimo Piñera tuvo una oportunidad de comprobarse cuando ella le reprochó sobre la marcha al Presidente “hacer suya” la “noble, grande y bella causa de la educación”, según las palabras que éste usó mientras hablaba ante Naciones Unidas.

Más allá de los halagos internacionales a esta hija de la clase media profesional chilena, Vallejo y sus dos compañeros tendrán la oportunidad en Europa d explayarse sobre el desarrollo, sentido y alcances de la más formidable movilización de masas desde el fin de la dictadura militar en 1990 y cómo las demandas estudiantiles llegaron a ser compartidas por nueve de cada diez chilenos, dando lugar a un movimiento ciudadano transversal.

Inevitables serán las comparaciones con los sucesos del mayo francés de 1968. Pero como nos dijo el presidente de la Feusach, Camilo Ballesteros, entonces “no cambió nada y todo siguió igual”.

Es lo que los dirigentes del Chile del 2011 quieren evitar a toda costa.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.