Diario y Radio U Chile

Año XII, 1 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Ministerio de Cultura entrega premios a los nuevos Tesoros Humanos Vivos

El ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, encabezó la ceremonia de reconocimiento de los seis nuevos Tesoros Humanos Vivos de nuestro país. Entre los cultores y comunidades tradicionales se encuentran la Bandita de Magallanes, Arpilleristas de la población Lo Hermida y autoridades del pueblo Mapuche y Rapa Nui, quienes valoraron la distinción y la dedicaron a sus comunidades.

Narayan Vila

  Miércoles 10 de octubre 2012 14:09 hrs. 
TESOROS HUMANOS VIVOS





Un grupo de loceras de Pilén, otro de arpilleristas de la población Lo Hermida y la Bandita de Magallanes fueron las comunidades reconocidas en la 4° generación de Tesoros Humanos Vivos 2012, programa de la Unesco implementado en Chile a través del Consejo de la Cultura.

A estas agrupaciones se sumaron el sabio Lafkenche Lorenzo Aillapán Cayuleo, la fundadora de la Academia de la Lengua Rapa Nui María Virginia Haoa y la artesana de coronas fúnebres Urbelinda Vera Jofré, quienes completaron el grupo de seis portadores del patrimonio cultural de nuestro país este año.

El ministro de Cultura, Luciano Cruz-Coke, afirmó que este reconocimiento contribuye a la toma de conciencia, “de que existen personas y comunidades que actúan como guardianes de conocimientos ancestrales, que debemos ayudar a proteger”.

El personero de Gobierno añadió que el premio, consistente en 3 millones de pesos para los individuos y de 7 para las comunidades, “sirve para que los cultores trasmitan sus conocimientos”.

En este sentido, el secretario de Estado señaló que “las comunidades lo que quieren es que esto lo conozcan las nuevas generaciones y ese es precisamente el sentido del Premio, que este patrimonio no se pierda y que no se entienda también el patrimonio sólo como lo monumental o lo construido, sino también como esa tradición diaria, que es una artesanía, un plato, un lenguaje, un conocimiento ancestral que se transmite”.

Patricia Hidalgo, arpillerista de Lo Hermida, dijo sentirse orgullosa de su población y su gente, razón por la que les dedicó el reconocimiento.

Además, la artesana explicó los problemas sociales que todavía se viven en Lo Hermida: “Nuestra población toda la vida ha sido reprimida y ahora no es la excepción, quizás ahora un poco menos, pero todavía no se puede decir o manifestar de forma abierta los problemas sociales que hay. Creo que este reconocimiento no es para nosotros, es para la gente que empezó con esto”.

Lorenzo Aillapán Cayuleo, conocido como El Hombre Pájaro, debido a su original manera de cultivar la onomatopeya con la que traspasa valores ancestrales, valoró el premio, el cual dedicó a los 9 comuneros del pueblo mapuche que están en huelga de hambre en las cárceles de Angol y Temuco.

El hombre pájaro manifestó su preocupación por la falta de justicia hacia los mapuches y dijo que “nosotros estamos orando continuamente para que estos hermanos con el tiempo salgan en libertad y haya una ley más favorable hacia nosotros, que tengamos una real participación como hermanos chilenos. Los gobiernos de turno nunca han podido arreglar la Constitución porque nosotros nunca participamos de las leyes vigentes, siempre se han hecho muy detrás de nosotros. Y somos como los hermanos más chicos de Chile y no debería ser, todos somos seres humanos”,

Por su parte, Luis Oyarzún Escobar, trompetista de la Bandita de Magallanes y padre de un reconocido banjista, se mostró conforme y muy contento con la distinción, “a su labor musical”, según agregó.

María Virginia Haoa, que imparte clases del idioma Rapa Nui a niños de kínder hasta cuarto básico en el Colegio Lorenzo Baeza, aseguró que el reconocimiento, a través de ella, era para el pueblo mismo.

En este sentido, llamó al Gobierno a respetar los tratados internacionales ratificados por Chile, en alusión al proceso de consulta que se debe desarrollar en Rapa Nui, “para que el reconocimiento con pueblo polinésico sea completo”, según expresó.

En esa perspectiva, la profesora pascuense señaló que “las consultas deben realizarse, se debe hacer participar en cualquiera que sea el proyecto que se haga dentro de la isla, es muy válido que el pueblo Rapa Nui reclame sus derechos, porque están establecidos en el Convenio N° 169 de la OIT. Que se reconozca su lengua polinésica Rapa Nui está muy bien, pero hay otras situaciones que se deben trabajar y mejorar en conjunto con el pueblo”.

Con la integración de estas seis comunidades e individuos, suman 20 los Tesoros Humanos Vivos en nuestro país, donde destacan Cristina Calderón, última hablante del idioma Yagán, y Dominga Neculmán, alfarera de la comunidad de Padre de las Casas, entre otras.