Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 20 de mayo de 2024


Escritorio

El asnódromo


Lunes 12 de noviembre 2012 11:40 hrs.


Compartir en

Como ya se desató la carrera presidencial y los asnos y asnas van con paso trotón, los ojos centrados en la puerta de largada y las neuronas en la meta de llegada, el respetable público se apresta a comprar las entradas para ver este grandioso espectáculo en el asnódromo del antiguo Reyno de Chile.

Las casas de apuesta aún no abren, ya que los contrincantes tienen que correr unas vueltas de calentamiento primero y después competir contra otros de su mismo corral o de la escudería aledaña.

Como no hay nada más penoso que una carrera con poco público, cosa que ya se experimentó en el último torneo municipal, donde las tribunas oficiales y las más caras estaban llenas, pero el resto, incluyendo las populosas galerías estaban tan vacías como Santiago en fin de semana largo, las distintas asnerías, decidieron que esta largada tiene que tener todos los elementos de un buen show internacional, aunque los artistas sean caseros, malitos y hasta repetitivos, pero, se dijeron ellos y ellas, que no se vea pobreza y pongámosle harto fuegos de artificio, música fuerte, peleas inventadas y tormentas ideológicas en una tina de niños, con eso le llenamos a todos la vista y el oído, para que crean que de verdad en esta carrera se va a correr el premio más importante del Reyno, donde lo que está en juego es el todo o nada, aunque sabemos que es nada lo que está en juego y para que este efecto se produzca, largaron una serie de asnos a pastar cerca del asnódromo, incluyendo aquellos cuya única posibilidad es que viniera la hecatombe Maya para todo el resto y quedaran compitiendo solos, aunque, capaz que por el poco entusiasmo que despiertan en el público, corran solos y lleguen segundos.

Las escuderías que preparan las rondas de clasificación por el lado derecho de la pista para el torneo son:

1. Remodelación Nacional, con un ex exponente de la corte del Reyno:  Alldesiertovan, quien tiene amplia experiencia en cruzar desiertos inhóspitos, para volver con teorías guerreras sobre desalojos y yerbas similares. Acá se consigna que este ejemplar está pastando varios metros más atrás que su competidor del mismo sector, pero el optimismo no decae aunque una doctora hincha de su misma escudería ande moviéndole los ojitos al otro postulante.

2. Unificación Divina Impositiva, también con un ex participante de la corte: Súpergoldmercado, que no pertenece precisamente a esta escudería, pero que su representante, un alemán, accedió de buenas ganas a ceder su pase mientras dura la competencia. Este ejemplar, según las apuestas clandestinas, iría por el momento, delante de Alldesiertovan, aunque hasta ahora no se le ha escuchado ni un rebuzno, ya que su talento está en sonreír y sonreír y sonreír, creando así una aureola de perspicacia y capacidades infinitas.

Por el lado del centro izquierdo tibio están listos para las rondas de clasificación:

1. Dedocracia Cristalina: Esta escudería es bien curiosa, no tiene ningún ejemplar que sea capaz de pasar ni siquiera los puntajes mínimos para acceder a un cupo, pero, para rendirle memoria a los ex ganadores de su pasado, tienen pastando a dos, un macho y una hembra. El macho era un espécimen alfa que mandaba en unos potreros del sector pre cordillerano de la capital, Borrego, y ella, que pasta en el puerto de Valparaíso, Xim Corner. Ninguno de los dos tiene lo que es la más absoluta posibilidad de llegar al asnódromo, a no ser que compren entradas  y vayan de espectadores, pero, como dice el lema instalado al medio de la flecha de la escudería: Más vale perder compitiendo, que competir perdiendo

2. Partición Sociamáslista: Acá es el ejemplo perfecto de la cosa misma. No necesitan correr, no necesitan tener asnos pastando en tierras nacionales, ni siquiera necesitan correr la carrera, ya que la astrología encuestológica  da por ganadora, por segundas náuseas, al ejemplar de esta escudería, que anda comiendo pasto gringo porque le comentó su ex aguatero, Velaporelasco, que no se podía ser un auténtico asno neoliberal como él si no se hablaba con acento neoyorkino. Es por eso que los dueños, que son muy socios y más listos, andan haciendo enjuagues con los de la Dedocracia Cristalina, para repartirse los platos repetidos después de la carrera.

3. Participantes Prostáticos Denostados: Esta escudería es media mentirosilla, tiene nombre rimbombante, meten harta bulla, y se girardinan sobre sí mismos más de lo necesario. De hecho no tienen a nadie pastando, pero está al aguaite para que cuando gane la candidata de Partición Sociamaslista , les lleguen varios fardos de forraje de regalo.
4. Patacheros Redimidos: esta escudería lleva a un ejemplar, Pepetoño  que, al igual que los de Dedocracia Cristalina es sólo para ajustar cambios en la repartición de los futuros potreros.

5. Por último, la escudería Humanoides Porfiados, que no llevan a ningún asno, pero prometen repartir a la comunista el pasto que salga en los potreros que les regale la ganadora neoyorkina.

Por el lado independiente quieren llegar al asnódromo de manera directa:

1. Meh´Ondela viste: Es una escudería monocéntrica , semi monotemática, con un ejemplar que es el mismo dueño de la escudería, que antes andaba pastando en los potreros de Partición Sociamáslista, pero decidió que iba más lejos pastando solo y casi le resulta en la carrera anterior, pero ahora como que le hace guiños, pero no le hace. Nadie sabe muy bien cuál carrera quiere correr, ni si va a seguir en solitario o se devuelve a la escudería antigua.

2. Velaporelasco: esta escudería dice que va a tener el pasto más verde del Reyno si es que gana, pero nadie le cree, probablemente ni él mismo.

3. Francamente Parisien: Esta escudería no tiene ni asno, ni logo, ni potrero, ni nada. Está más bien puro  parando la pezuña.

Ya saben, ahí están los competidores. Hay que esperar las rondas de definición primaria o, en su defecto, la dedocracia y después correr a las casas de apuesta.