Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 9 de agosto de 2022

Escritorio

Estudiantes y gremios del cobre acercan posturas para enfrentar nuevas movilizaciones

La Confech se comprometió a apoyar el proceso de movilización de la Confederación de Trabajadores del Cobre, que incluye banderas como la revisión del sistema de AFP, un nuevo Código Laboral y la recuperación de los recursos naturales.

Narayan Vila

  Viernes 12 de abril 2013 16:27 hrs. 
contratistas-en-stgo-2

Compartir en

A un día de la masiva marcha nacional convocada por la Confech y que contó con la participación de diversos actores sociales, estudiantes comprometieron su respaldo al proceso de movilización que iniciarán, en los próximos días, los trabajadores contratistas de Codelco.

El presidente de la Fech, Andrés Fielbaum y el líder de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), Cristián Cuevas, precisaron que la renacionalización del mineral será la piedra angular para lograr las transformaciones sociales que requiere el país. En esa línea, aseguraron que la convergencia ente distintos colectivos sociales es fundamental.

“Los chilenos nos damos cuenta que es posible construir un país más justo, más igualitario y que para la forma para lograrlo es la movilización”, comentó Fielbaum.

El dirigente universitario agregó que  entienden “que los trabajadores son un sector fundamental, que los contratistas son los más precarizados y, por último, en la demanda particular de renacionalización de los recursos adherimos plenamente. Es algo que está en el petitorio histórico del Confech porque entendemos que si Chile fuera dueño de sus recursos naturales perfectamente habría liquidez no sólo para la educación gratuita sino que para financiar derechos sociales básicos y dignos para todos los chilenos”

Las eventuales movilizaciones de la CTC se suman a las ya iniciadas por los trabajadores de planta de Codelco, reunidos en la Federación de Trabajadores del Cobre, y de los empleados del sector privado, agrupados en la Federación Minera de Chile.

Cristián Cueva, presidente de la CTC, indicó que las demandas de la Confederación, a nivel general, son las mismas que han enarbolado estas agrupaciones mineras, los trabajadores portuarios y los estudiantes, como la revisión del sistema de AFP, la elaboración de un nuevo Código Laboral, la recuperación de los recursos naturales y la educación pública, gratuita y de calidad.

Eso sí, los contratistas de Codelco también tienen exigencias particulares. “Necesitamos generar una política que proteja la salud ocupacional de los funcionarios. Planteamos el tema de la erradicación del subcontrato y de la vivienda. Los contratistas viven en las zonas mineras hacinados. También solicitamos mejorar los bonos que ganamos en la lucha de 2007 que ahora no son más de 700 mil pesos anuales”, precisó Cuevas.

Según afirmó Cristián Cuevas, la fase de protestas comenzará una vez que concluya el proceso de deliberación de las bases de la CTC, mediante asambleas en los distintos yacimientos de Codelco.

Luego de este debate, añadió el dirigente, emplazarán a los directivos de la compañía cuprífera estatal y a los empresarios contratistas a respetar el Acuerdo Marco alcanzado en 2007,  el que se logró después de 37 días de huelga general.

“Vamos a hacer un ejercicio de movilización y si no se sientan a conversar con nosotros avanzaremos hacia la huelga nacional que Chile ya conoce. Esperamos que la contraparte, en este caso Codelco y las contratistas se sienten a la mesa. La forma en que esto continúe depende mucho de la disposición que se haga a negociar”, afirmó Cuevas.

Tal y como la Federación de Trabajadores del Cobre, la CTC no dará a conocer la fecha de este gran Paro Nacional, debido al “factor sorpresa” y que en Chile, a juicio de Cuevas, “están prohibidas las movilizaciones, las que son criminalizadas por los dirigentes políticos”.

Con la adhesión oficial de la CTC, se avizora un eventual proceso de convergencia, inédito, entre los trabajadores de Codelco -de planta y subcontratados- y del sector privado. Éste cuenta además, con el apoyo de los trabajadores portuarios, el movimiento estudiantil y diversos colectivos medioambientales y de derechos civiles, entre otros.

Dirigentes de estas agrupaciones han concordado en que “la unión de los sectores postergados es la clave para alcanzar las transformaciones que demanda la ciudadanía”.

Síguenos en