Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 21 de mayo de 2022

Escritorio

Impuesto al libro


Martes 16 de abril 2013 8:49 hrs.



Sr. Director:

En varias ocasiones he visto en los noticiarios de televisión y en redes sociales las diferentes manifestaciones y reclamos que se han realizado en cuanto al alto costo del impuesto al libro en Chile. Durante el año pasado varias agrupaciones de lectores y/o estudiantes realizaron campañas e incluso juntaron firmas en una página de internet para reducir el valor de los libros en nuestro país, considerando que es uno de los países en donde hay más lectores.

Los chilenos leemos, en promedio, 5,4 libros por año según el Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC). Ésta cifra no nos deja indiferentes, pues es mucho más alta que en otros países, pero contrasta con el valor de los libros, ya que  Chile es también el país con el impuesto al libro más alto de Hispanoamérica, en el cual se aplica el 19% de impuesto IVA.

Es importante mencionar que en Latinoamérica hay solo 3 países que agregan impuesto a los libros, estos países son: Bolivia, Guatemala y Chile. Los dos primeros aplican un 13% de impuestos, mientras que en Chile se dispara la cifra al valor ya mencionado. Además, en Bolivia está en marcha un proyecto para eliminar aquel impuesto.

Existimos miles de estudiantes que necesitamos libros, ya sea para estudiar o simplemente porque nos gusta leer y la mayoría nos hemos hecho bastante amigos de las fotocopias y de los libros “piratas”. Está claro que ambas opciones son mucho más económicas y convenientes que comprar un libro original. Respaldando esto, el mismo CERLALC ratificó que el 35% de los libros que se leen en Chile son comprados, mientras que en Brasil se compra el 48% de los libros, en Argentina el 56% y en México el 59%. Todos países que no aplican ni un impuesto a la lectura.

Debido a todo este conjunto de cosas, según el Sistema de Medición de la Calidad de la Enseñanza en Chile, tres de cada cinco estudiantes obtienen malos resultados en las pruebas de lectura y cuatro de cada cinco chilenos no compra libros porque los considera demasiado caros.

Creo que éste no es un problema que nos involucre solo a los que nos gusta leer o necesitamos libros, también es un problema que afecta a toda la sociedad que hoy en día necesita más cultura. En cuanto a lo personal, me siento perjudicada por esta situación y me parece muy injusto que las personas de esfuerzo y/o estudiantes tengamos que desistir de comprar un libro por qué es caro y muchas veces inaccesible. Además, siento que es contradictorio que las autoridades e incluso nosotros mismos exijamos más cultura para Chile cuando un libro cuesta más de diez mil pesos. Mi pregunta es, ¿Podremos aumentar la cultura y avanzar en el desarrollo de este país eliminando este impuesto algún día?.

Dominique Salinas.
 
Estudiante III°A,  Colegio Alberto Pérez.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl