Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 22 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Trabajadores bancarios: “El sistema incurre en prácticas de carácter penal”

El secretario general de la Confederación de Trabajadores Bancarios, Luis Mesina, asegura que le entregó a la Asociación de Bancos un documento que detallaba las malas prácticas en las que incurría el sector, el cual no habría sido considerado. Acusan además presiones indebidas hacia los funcionarios para vender productos.

Narayan Vila

  Viernes 10 de mayo 2013 21:11 hrs. 
Bancarios


Duras críticas a la actitud que ha tomado la Asociación de Bancos que encabeza Jorge Awad y al proceder de la industria emitió el secretario general de la Confederación de Sindicatos Bancarios, Luis Mesina, quien calificó las palabras del dirigente de las entidades financieras como “un arrebato de prepotencia y arrogancia contra toda la ciudadanía chilena”.

“Es una actitud altanera, incluso, frente a los poderes del Estado”, agregó Mesina.

El dirigente sindical recordó que la mesa directiva de la Confederación se reunió con Jorge Awad a fines del año pasado. En esa oportunidad, se le entregó al líder gremial una serie de antecedentes que daban cuenta de las irregularidades y que Awad habría optado por ocultar para evitar una “carrera bancaria”, concepto que define la salida masiva de clientes del sistema.

Entre estas malas prácticas estaría la plena vigencia de las ventas atadas, lo que transgrede la Ley General de Bancos que impide que el otorgamiento de créditos de consumo esté atado a tomar seguros.
“Los cajeros, los vigilantes, el personal administrativo son permanentemente conminados, presionados de manera ilegítima a tener que convertirse en vendedores. ¿Qué significa eso? Que hay que vender seguros y vender seguros a gente que no necesita”, sostuvo Mesina.

El dirigente agregó que “la banca como es poseedora de una gran cantidad de capital, que coloca al servicio del crédito, extorsiona para vender productos adicionales, permitiéndole, entre otras cosas, tener una tremenda rentabilidad”.

También el uso de información privilegiada, la colusión entre las distintas instituciones financieras y la adulteración de documentos para acceder a ciertos créditos serían parte constitutiva de los procedimientos impulsados por los directorios de las distintas entidades financieras.

“Hay funcionarios del propio Banco Estado que denunciaron estas malas prácticas, que son ya de carácter penal, delitos de carácter criminal y que la banca está en conocimiento de esto y es lamentable”, afirmó Mesina. “Efectivamente se ha despedido gente por este tipo de acciones, conductas que son totalmente reprobables, reprochables, pero que son, de alguna manera, consecuencia de esta suerte de moral que se instala en la banca. Entonces no es un problema que desconozcan, ellos lo conocen perfectamente y hay una especie de concertación de parte de las gerencias comerciales, gerencias generales, para que esta política se aplique en las instituciones financieras”, agregó el dirigente.

“Nos preocupa que las altas ganancias de la banca, comiencen a ser percibidas como consecuencias de las malas prácticas”, señaló la Confederación en la misiva que habría omitido Jorge Awad.

Por ello, Luis Mesina sostuvo que evitar los “incentivos perversos” es el inicio de una serie de regulaciones que se deberían introducir a la banca. “Esto tiene que remediarse con una legislación más estricta en materia de remuneraciones. Los directores de banco debiesen tener un sueldo que sea público, los trabajadores deberían tener un sueldo que sea justo también, pero que además sea transparente, de manera tal que no haya ese incentivo perverso que hace que el trabajador se vea en la tentación de incurrir en malas prácticas”, sostuvo el dirigente.

Estos antecedentes están en conocimiento del superintendente de Bancos e Instituciones financieras, Raphael Bergoeing, razón por la cual Luis Mesina, en concordancia con la coyuntura, espera que, en el corto plazo, se tomen cartas en el asunto.