Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Paro comunal reúne a todas las fuerzas sociales de Calama

Y en paralelo a la movilización estudiantil se realizó una nueva marcha comunal en la ciudad de Calama para reactivar las demandas locales del norte grande por más recursos para las comunas mineras. Esto, sin dejar de apoyar a los estudiantes, los trabajadores de la salud, del comercio y del transporte en una gran convergencia de movimientos sociales que exigen más dignidad.

Paula Correa

  Miércoles 26 de junio 2013 17:12 hrs. 
paro calama



Desde primera hora de este miércoles Calama ardía. Los trabajadores del cobre instalaron barricadas en los ingresos y salidas de la ciudad, dando partida a un nuevo paro comunal, convocado por la Asamblea  Ciudadana, para exigir que los recursos del cobre lleguen a la zona.

La medida buscaba respaldar a los estudiantes en su movilización, pero también recordar que ya han pasado cuatro años desde las primeras movilizaciones, sin que les haya dado una respuesta que satisfaga las necesidades de la ciudadanía.

En este sentido, el presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre (CTC), Cristián Cuevas, enfatizó que “este gobierno no cumplió con los compromisos que adoptó con la comunidad de Calama, es un Gobierno que obviamente no escucha, no incorpora estos elementos y entrega cuestiones compensatorias, subsidios muy marginales que no resuelven el drama social, por tanto, yo creo que aquí a nosotros nos queda movilizarnos, pero también es una señal a quienes mañana van a gobernar. La verdad es que ningún candidato presidencial ha incorporado los problemas de las regiones con fuerza para poder resolver estos temas que obviamente son endémicos y por años, por décadas”.

Los calameños recordaron que, después de un proceso de movilizaciones el 2011 y de negociaciones, las autoridades concedieron recursos a través del Fondo de Desarrollo del Norte (FONDENOR), que consistía en 265 millones de dólares a distribuir en trece años en aquellas comunas que albergan actividades extractivas para compensarlas por los efectos negativos de ese rubro en la comunidad. Sin embargo, con la repartición quedaba monto muy menor a cada municipio.

Todo esto ha generado la molestia de los ciudadanos quienes este miércoles realizaron un paro amplio.
El mismo Director Provincial de Educación, Arnaldo Solari, reconoció que el 99 por ciento de los colegios está detenido. Tampoco operó el comercio, ni el transporte. Respecto de la paralización ciudadana, el coordinador del Sindicato de Líneas Colectivas de la ciudad, Ernesto Pérez, señaló que “socialmente Calama necesita una atención especial por parte de los recursos que tenemos en la región, estamos atrasados. La ciudad de La serena tiene pavimentadas todas sus calles, hasta las últimas parcelas, tiene grandes avenidas y nosotros acá no contamos con ningún lugar donde ir con nuestras familias los fines de semana, no tenemos distracciones, no tenemos universidades, o sea, estamos en un total abandono”.

A esta acción se sumaron también otras ciudades, ya que la situación que golpea a Calama, Arica, Pozo Almonte, Huara, Iquique, Antofagasta, Freirina, Vallenar y Copiapó, entre otras. El alcalde de Tocopilla, Fernando San Román, indicó que ha pasado mucho tiempo y que las comunas del norte no pueden seguir esperando.

En esa línea, el jefe comunal de la nortina ciudad explicó que “yo como alcalde de Tocopilla, también he decidido adherir, junto a la ciudadanía a través de la Asamblea Ciudadana de Tocopilla, porque también tenemos demandas locales, queremos recursos permanentes para nuestra comuna, para poder responder a las necesidades de la gente. Tenemos un presupuesto municipal pobre que no permite responder y el Gobierno no nos entrega los recursos necesarios. Por eso adherimos a la demanda nacional, a la demanda del Norte y por las demandas locales de Tocopilla, por más recursos, el tema de la contaminación, los médicos pensionistas, la reconstrucción que todavía no termina con personas en mediagua esperando su casa”.

Cabe señalar que recientemente, los jefes de cerca de 20 comunas del norte del país, desde Arica y Parinacota hasta la región de Atacama, se agruparon para formar su propia Asociación de Alcaldes, decidieron actuar “en bloque” enfrentando de forma conjunta las demandas para exigirle a los actores políticos que no sólo se remitan a compromisos y promesas de campaña en este año electoral, sino que operen de forma realmente descentralizada.