Diario y Radio U Chile

Año XII, 20 de febrero de 2020

Escritorio MENÚ

Familiares de Raúl Pellegrin y Cecilia Magni objetan fallo por homicidio

Los familiares de Raúl Pellegrin y Cecilia Magni anunciaron que recurrirán ante la Corte Suprema por el fallo que absolvió a los cuatros ex carabineros procesados por la presunta detención, tortura y homicidio de los ex miembros del Frente Patriótico Manuel Rodríguez. La parte querellante sostiene que el Tribunal de Alzada de Rancagua erró en la valoración de pruebas consideradas como “clave” para el esclarecimiento del eventual doble crimen, ocurrido en octubre de 1988.

Narayán Vila

  Viernes 26 de julio 2013 20:10 hrs. 

Antes del 6 de agosto, los familiares de Raúl Pellegrin y Cecilia Magni, ex integrantes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, presentarán, ante la Corte Suprema, un recurso de casación en el fondo, es decir, un requerimiento donde se objeta una resolución judicial, presuntamente basada en errores de derecho al momento de valorar las pruebas existentes en la causa.

En este caso, se impugna la decisión de la Corte de Apelaciones de Rancagua, que, este martes, confirmó la sentencia en primera instancia del ministro en visita Raúl Mera, que absuelve del delito de homicidio calificado de ambos dirigentes a los ex carabineros Julio Verne, Carlos Bezmalinovic, Juan Rivera Iratchet y Walter Soto.

Carla Pellegrin, hermana de Raúl, señaló que a lo largo de la investigación se establecieron antecedentes clave, como que los dos ex frentistas, al momento de ser detenidos, no fueron puestos a disposición del fiscal Torres.

También que era imposible que ellos escaparan del poblado Los Queñes, ubicado en la Región del Maule, debido al operativo que se dispuso en el lugar, producto del asalto del retén local de Carabineros.

Carla Pellegrin agregó que si bien hubo diligencias fundamentales que no se concretaron, existe evidencia clara que confirma, a su juicio, que Raúl Pellegrin y Cecilia Magni fueron apresados y torturados antes de ser arrojados al rio Tinguiririca, el 30 de octubre de 1988.

Carla Pellegrin señaló que “se rechaza la exhumación, pero se acepta el análisis histopatológico y ahí entra la doctora Elvira Miranda, anatomopatologa especialista y ella encuentra en el Servicio Médico Legal (SML) solamente un porta objeto con tejido de Cecilia, que es lo único que hay en este momento en el SML. Y la doctora encuentra la evidencia de la aplicación de corriente eléctrica de bajo voltaje”.

Ema Salinas, abogada de los familiares de Raúl Pellegrin y Cecilia Magni, aseguró que el Tribunal de Alzada de Rancagua no preponderó esta prueba, que se suma a otros antecedentes que darían cuenta de la participación de los cuatro ex uniformados hoy absueltos.

Por esto, la abogada que representa a los familiares de Pellegrin y Magni indicó que “Rivera Iratchet, reconoce haber llegado a la comunidad Hueñi, máximo 15 minutos después que habían salido de allí Raúl y Cecilia, se queda ahí hasta que llega el experto en tortura Carlos Bezmalinovic se constituye en el lugar y extrañamente se queda dos días, extrañamente también y sin que haya pasado nada durante los hechos, Besmalinovich baja a San Fernando a recibir instrucciones y luego cuando él vuelve a subir a la comunidad Hueñi aparecen los dos cuerpos abandonados en el río”.

Los familiares de Raúl Pellegrin y Cecilia Magni han levantado la hipótesis de que los ex funcionarios de Carabineros decidieron dar muerte a los frentistas empujados por el contexto de esos años, octubre de 1988, en las postrimerías de la dictadura cívico-militar.

Incluso Rafael Walker, ex marido de la comandante “Tamara”, como se conocía a Cecilia Magni, sostiene que oficiales de las altas esferas del régimen militar visaron este crimen.

En esa línea, el ex esposo de la integrante del FPMR afirmó que “en 2007 el ministro Aránguiz planteaba que había que citar a declarar a Stangue, el 2007, o sea, nosotros tuvimos la reconstitución de escena en la cual establecimos lo que estamos contando acá, vimos los lugares, vimos cómo como rodearon, como detuvieron, los que detuvieron. El único espacio que había para arrancar estaba cubierto por Carabineros. Vimos todas las cosas que había que ver. Desde esa fecha hasta ahora han pasado muchas cosas extrañas, no olvidemos que esta causa estuvo 15 años en San Fernando en los cuales no se hizo ni una sola diligencia. Nosotros seguimos en búsqueda de justicia y por cierto que no vamos a parar”.

La resolución de la Segunda Sala de la Corte de Apelaciones de Rancagua establece que “no es posible determinar la certeza de que las muertes de Cecilia Magni y Raúl Pellegrin fueron consecuencia de la acción de terceros, sino sólo la posibilidad alternativa de una caída accidental”.
Agrega, el dictamen, que las tormentosas aguas del río Tinguiririca “podrían haber producido las lesiones encontradas en ambos cuerpos”.