Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 28 de septiembre de 2021

Escritorio MENÚ

Envejecimiento en Chile

| Lunes 5 de agosto 2013 15:18 hrs.


Señor Director:

En la actualidad, la población mundial está viviendo una etapa avanzada de transición al envejecimiento demográfico. Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) en el año 2012, en Chile la población mayor de 60 años alcanza el 14% y se espera que para el año 2025 exista una relación de 100 menores de 15 años por 103 adultos mayores. A nivel regional, Valparaíso cuenta con la mayor cantidad de personas de este grupo etario (INE, 2012).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2012), el envejecimiento se define como un “proceso fisiológico que ocasiona cambios –positivos, negativos o neutros-característicos de la especie durante todo el ciclo de la vida”. Respecto a los cambios que ocurren en el proceso de envejecimiento, éstos afectan a la persona de manera transversal. Si consideramos la alimentación, se observan cambios hormonales, anátomo-funcionales, como es el caso del sistema digestivo y sus componentes: en la boca (sequedad, pérdidas dentarias, atrofia de mucosa), en el esófago, estomago, intestino, hígado y páncreas (disminuyendo el procesamiento de absorción de proteínas, carbohidratos, lípidos, vitaminas y minerales), por lo que es necesario una mayor preocupación y prevención nutricional en este grupo etario (Serrano &cols, 2010).

A partir de los 60 años, los requerimientos nutricionales pueden ser muy variables, se debe considerar tanto los factores culturales, ambientales, socioeconómicos así como la edad, sexo, grado de actividad física y composición corporal de las personas (Serrano &cols, 2010). Cabe destacar, que un alto índice de morbilidad en este rango etario, son las enfermedades degenerativas, accidentes cerebrovasculares (ACV), demencias y/o enfermedades metabólicas, entre otras, lo que puede llevar a que los adultos mayores se dismovilicen o queden “postrados”, repercutiendo en ocasiones en su nutrición y en su forma de alimentación.
En la última circunstancia mencionada, es importante considerar si la persona continúa alimentación vía oral o si es necesaria una vía alternativa de alimentación (Sonda Nasogastrica, Gastrostomía, Yeyunostomía, etc.), siendo fundamental enseñar desde el centro de salud al paciente y cuidador, sobre los manejos y los regímenes básicos a seguir, ya que el incorrecto uso de estas vías puede generar complicaciones mecánicas, pulmonares, gastrointestinales y/o metabólicas, poniendo en riesgo la salud del adulto (Pereira & cols, 2004).

En consecuencia, se hace un llamado a los profesionales de la salud y comunidad a poner énfasis en la nutrición del envejecimiento, informándose a través de éstos medios o charlas, puesto que es la fuente de energía diaria del ser humano y el camino a una vejez saludable.
Yasna Rocío Gonzalez Sanzana
Catalina Ignacia Rosales Muñoz
Estudiantes Diplomado Fonoaudiología Gerontogeriátrica
Universidad de Valparaíso
Viña del Mar

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl