Diario y Radio U Chile

Año XII, 24 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Trabajadores de Correos intensifican movilizaciones ante falta de respuestas

Los trabajadores de Correos de Chile agudizaron las movilizaciones en la antesala de que, este jueves, se cumplan 15 días de paro, luego de lo cual la ley faculta a la empresa a contratar a nuevos empleados. Tres hombres y dos mujeres se mantienen en huelga de hambre, medida iniciada el fin de semana para presionar por demandas salariales.

Helmuth Huerta

  Lunes 19 de agosto 2013 21:18 hrs. 
correos huelga


Muchos de nuestros trabajadores no tienen casa y en zonas extremas muchos de los arriendos de casas superan las remuneraciones que ganan nuestros compañeros.

La huelga de los cuatro sindicatos de Correos de Chile, donde están agrupados 4.600 de los 5.000 trabajadores de esta empresa del Estado y autónoma, comenzó el 7 de agosto y ya está pronta a completar 15 días continuos de paralización.

Esto es algo que tienen muy presente los trabajadores, razón por la cual sumaron una huelga de hambre a las formas de presión, que hasta ahora ha estado preferentemente marcada por marchas en las principales urbes del país. La preocupación de los trabajadores es que si se cumplen 15 días de paro (lo que sucedería el jueves), la empresa tendría derecho a contratar nuevo personal.

Por ello, en el caso de las movilizaciones de Santiago, tres hombres y dos mujeres iniciaron una huelga de hambre desde el fin de semana en la sede de calle Merced 334, en el barrio Lastarria de la capital. Susana Peña, una de estas huelguistas, señaló que “tenemos que ganar esta batalla como sea aunque algunos sean perjudicados por motivos de salud, pero bueno todo tiene solución, entonces tenemos que apoyar y hacer un poquito más de presión para que todo salga adelante”.

Los trabajadores aducen que Correos de Chile está obligada por ley a cumplir lo que se conoce como Servicio Postal Universal (SPU); es decir, que debe tener presencia territorial completa en el país, sin importar la rentabilidad de las oficinas que quedan en localidades pequeñas y alejadas de los principales centros urbanos. Según el gremio, esto diferencia a Correos de Chile de empresas comerciales, que pueden escoger sólo aquellos nichos de mercado que son rentables, y por lo mismo –dicen ellos- serían los trabajadores los que deben costear este principio.

El presidente nacional de la Federación de Sindicatos de Correos de Chile, Guillermo Flores, reiteró que la demanda principal es un aumento real del sueldo 50 mil pesos por trabajador e informó que han agendado una serie de reuniones para esta semana, con la finalidad de dialogar con el directorio de Correos de Chile en presencia de la Inspección del Trabajo “el ánimo sigue igual, nosotros estamos en huelga y vamos a seguir así hasta que existan respuestas a nuestro petitorio. Lo que nosotros creemos es que esta semana es crucial para nosotros, hay 4600 trabajadores y por lo mismo creemos que hay que apurar el asunto”.

Como complemento, el tesorero del Sindicato de Operadores Postales, Rodrigo Jara, dijo que es inconcebible que los 23 ejecutivos que existen en Correos se hayan reajustado los ingresos en un promedio de 40% “Muchos de nuestros trabajadores no tienen casa y en zonas extremas muchos de los arriendos de casas superan las remuneraciones que ganan nuestros compañeros”, agregó el dirigente.

La huelga del servicio postal público implica la paralización de 490 sucursales y agencias en las 15 regiones del país.