Diario y Radio U Chile

Año XII, 30 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Ambientalistas impugnarán comisión que aprobaría proyecto hidroeléctrico Río Cuervo

El Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) dio conformidad al documento de adenda de la empresa Energía Austral sobre el proyecto hidroeléctrico Río Cuervo. Las organizaciones de la zona aseguran que insistirán en los riesgos geológicos que no considera este proyecto, lo que al parecer, se canalizará a través de la judicialización del proceso.

Héctor Areyuna S.

  Viernes 23 de agosto 2013 19:17 hrs. 
central rio cuervo





El pasado jueves, y tal como se esperaba Sernageomín respondió el adenda que concluye que en casos extraordinarios y poco probables existe la posibilidad de que una oleada de piroclastos o avalancha de cenizas pase por encima del portezuelo hacia el valle del Tabo.

En la región de Aysén hay preocupación por la proyección del proyecto hidroeléctrico Río Cuervo, que busca emplazarse sobre la falla geológica Liquiñe Ofke, un sector altamente riesgoso con varios volcanes activos, conos secundarios y algunos subacuáticos fiordos y lagos.

Según Peter Hartmann, que el servicio público diera conformidad y aprobara el documento presentado por la empresa Energía Austral, deja pendiente las seguridades ofrecidas.

Ante los procedimientos que corresponde que ocurren a partir de ahora, el dirigente de la Coalición Ciudadana Aysén Reserva de Vida, queda sólo la vía de la judicialización del caso.

El dirigente medio ambiental señaló que “la comisión ambiental regional tiene que volver a votar, cosa que ya le habían anulado la Corte Suprema en la ocasión anterior, en mayo de 2012. Ahora es la misma comisión ambiental de la vez anterior entonces que más se puede esperar de ellos. Por nuestra parte vamos a hacer un intento de impugnar a esa comisión ambiental, porque es como ilegítimo que gente que ya aprobó vuelva a votar en algo que les fue declarado ilegal”.

A raíz del informe geológico que entregara el 14 de agosto Energía Austral al Servicio de Evaluación Ambiental, para viabilizar la construcción de la represa, se reveló la investigación que un equipo de la Universidad de Chile publicó en la revista científica Andean Geology en enero de este año.

Tal investigación arrojó resultados que no fueron considerados al elaborar el estudio que solicitara la Corte Suprema, que en mayo de 2012 revocó la calificación ambiental favorable que emitiera la Comisión de Evaluación Ambiental, lo que genera suspicacias en las organizaciones.

El senador RN por la zona Antonio Horvath aseguró que esta central, y sus peligros ameritan una revisión acuciosa de garantías: “Estamos hablando de una central que levanta un muro y une dos lagos, y que están muy cercanos, incluso arriba de la ciudad de Puerto Aysén, entonces creemos que hay que hacer una revisión más acuciosa para dar garantías a la comunidad y de fondo nosotros estamos representando hace bastante tiempo que es mejor pasarse a otro sistema, que son centrales hidroeléctricas de pasada en el cual no se impacta al medio natural y se puede lograr una cantidad significativa de energía de la misma manera”.

Para el legislador, el Gobierno debe buscar nuevas opiniones expertas sobre el tema; ya que la judicialización del proceso se hace obligatoria ante la débil institucionalidad ambiental.

Por esto, el parlamentario de RN explicó que “el Gobierno y el Ejecutivo tendría que contratar algún organismo externo que garantice que esto se está evaluando objetivamente. Para evitar la judicialización hay que cambiar la instancia de evaluación regional y también revisar con mucho cuidado la instancia que establece la ley de base del Medio Ambiente en un Consejo de Ministros. La verdad es que la institucionalidad no está funcionando y por eso los temas se terminan judicializando”.

El adenda presentado por Energía Austral minimiza los riesgos geológicos, pero  la investigación de académicos del Departamento de Geología de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile sobre la falla río Cuervo, señala expresamente en sus conclusiones que “es posible esperar terremotos de magnitud del orden de 7,1puntos de la escala sismológica, lo cual debería ser considerado en la evaluación del peligro sísmico de la región”.