Diario y Radio U Chile

Año XI, 27 de junio de 2019

Escritorio

Análisis económico

Comercio de drogas por Internet

La mayoría de los productos vendidos en Silk Road estaban calificados como contrabando y buena parte de los vendedores tenían su sede en Reino Unido y Estados Unidos, ofreciendo entre otras drogas, Heroína, LSD o Marihuana. Los compradores y vendedores hacían sus transacciones por medio de la moneda virtual Bitcoin.

Roberto Meza

  Miércoles 9 de octubre 2013 10:12 hrs. 
silkroad

Silk Road fue un mercado negro en línea en internet operado como uno de los servicios ocultos de la red Tor, conocido en términos informáticos como “Internet profunda”. El 2 de octubre pasado fue clausurado por el FBI y su fundador, «Dread Pirate Roberts», identificado como Ross William Ulbricht. El sitio había sido lanzado en febrero del 2011 y los compradores podían registrarse en Silk Road gratuitamente, aunque los vendedores debían adquirir cuentas a través de subastas. Las comisiones de esas ventas eran destinadas al administrador del sitio.

La mayoría de los productos vendidos en Silk Road estaban calificados como contrabando y buena parte de los vendedores tenían su sede en Reino Unido y Estados Unidos, ofreciendo entre otras drogas, Heroína, LSD o Marihuana. Los compradores y vendedores hacían sus transacciones por medio de la moneda virtual Bitcoin, que provee fuerte anonimato y el 99% de todas las transacciones se completaron a satisfacción del comprador y del vendedor.

Dado el éxito y curioso mercado del sitio, el blog de noticias Gawker escribió un artículo sobre Silk Road. La National Public Radio se refirió al sitio como “el Amazon.com de las drogas ilegales” y The Economist lo describió en una nota sobre Bitcoin como “una especie de eBay de drogas escondido en un rincón oscuro del internet conocido como Tor”.

Tras los artículos, el tráfico de Silk Road aumentó fuertemente y Bitcoin registró un aumento considerable en valor. El sitio también fue utilizado durante la audiencia de la Ley SOPA 2011 como ejemplo de evolución de algunos portales de internet, redes y sistemas de computación que por diseño no es posible bloquearlos por filtro de nombre de dominio (DNS), tal como propone la SOPA. Frente a la situación, el Senador demócrata norteamericano Charles Schumer pidió al Fiscal General de los EE.UU. y el Jefe de la DEA poner fin a Silk Road. Sin embargo, los esfuerzos han sido en vano debido a que paquetes como Tor han hecho que sea más fácil para los consumidores acceder a la “red profunda” y porque Silk Road es también accesible en los navegadores no-Tor vía direcciones abiertas que envían la petición a la red Tor.

Una derivada relevante de este nuevo uso de la Internet es que la institucionalización de ese mercado hizo que los precios de drogas como la marihuana bajaran a la mitad respecto de los valores de venta en la calle. El blog ThePriceGeek realizó un estudio de precios a raíz de la caída de Silk Road para establecer una comparación de valores de varias drogas en el sitio y al menudeo de barrio en diversos países. Similar al índice Big Mac, que nos señala cuánto cuesta en dólares ese producto en distintas partes del globo y observar las desviaciones de precios a raíz del tipo de cambio, el índice de ThePriceGeek representaría cuánto cuesta en dólares un gramo de cada una de esas sustancias en los mercados.

Sorprendentemente, para el caso de la marihuana, los países más baratos fueron Canadá y EE.UU. campeones de la lucha contra las drogas, con un valor del gramo de hierba de 0,2 y 0,3 dólares respectivamente, la mitad de lo que cuesta en la calle. Los más caros, en tanto fueron Italia, con 7 dólares; Polonia, con 4,9 dólares y Alemania, con 2,1 dólares. El promedio de países como Australia, Suiza, Inglaterra, Francia, España o Sudáfrica llegó a alrededor de los 0,9 dólares y en la mayoría cerca del 50% del costo callejero.

Aunque resulta complejo entender las variaciones de precio que se observan en la muestra, dado que el concepto de Paridad del Poder de Compra tiene aquí obvias limitaciones que van desde el modo de distribución, volúmenes de compra, niveles de represión o tolerancia del país, legislación, factores culturales, precios no tan claros, lo que evidencia el estudio es que cierta institucionalidad en ese mercado operó el valor de la droga hacia la baja, por lo que previsible que el modelo de transacción haya desestimulado parte del negocio callejero y producido cierta morigeración de la violencia relacionada con ese comercio, dado el anonimato de los vendedores y el término de la lucha por el dominio de tal o cual esquina o barrio.

Silk Road también agregó transparencia a los precios y comercio de las drogas, generando un mercado más eficiente, donde vendedores poco fiables se revelaron fácilmente a través del sistema de retroalimentación del sitio. Por otro lado, los foros SilkRoad también proporcionaron un medio para que los consumidores habituales intercambiaran consejos sobre uso seguro de drogas. Parece pues, que la prevención del uso indebido de drogas es mucho más rentable que su prohibición.