Diario y Radio U Chile

Año XII, 5 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Muerte de niña reabre cuestionamientos al Sename

Las denuncias en contra de las autoridades del Sename, así como la reciente muerte de una niña de 10 meses en uno de los centros de atención en Copiapó, continúan generando repercusiones. Mientras este jueves un grupo de integrantes de la Corporación Sofini se tomó la sede de Unicef Chile, trabajadores del Sename insistieron en la responsabilidad del Estado.

Fernando Seymour

  Jueves 6 de febrero 2014 19:43 hrs. 





Luego de que el lunes se conociera la muerte de una niña de 10 meses en Copiapó, lo que se suma a otras denuncias que mantiene los cuestionamientos sobre las autoridades del Servicio Nacional de Menores (Sename) que encabeza su director Rolando Melo, este jueves se produjo una nueva acción.

Alrededor de las seis y media de la mañana tres integrantes de la Corporación “Sofini Nuestros Hijos” se tomaron de manera indefinida la sede de Unicef Chile, ubicada en la comuna de Las Condes.

Con el apoyo de otros integrantes que se mantienen fuera del edificio, así como de otras 15 organizaciones sociales, el presidente de la Corporación, Rodrigo Paz, su directora, Iris Morales, y Pamela Muñoz, aseguraron que la ocupación podría mantenerse por varios días

Precisamente el médico psiquiatra Rodrigo Paz, en medio del resguardo policial, se refirió al objetivo de la ocupación, recordando que Unicef es la institución garante de las Naciones Unidas para asegurar el cumplimiento de la Convención Internacional de los Derechos del Niño (CIDN).

El psiquiatra dijo que: “Queremos ver que la nueva dirección de Unicef Chile se ponga al día con lo que nos hizo durante los últimos 25 años, que fue guardar absoluto silencio y complicidad con los gobiernos y con todos estos abusos. Necesitamos que Unicef Chile se ponga a la cabeza de esta lucha. No puede ser que un grupo de psicólogos, siquiatras y dirigentes sociales estemos dando esta pelea. Nos tomamos la sede de Unicef Chile y decimos: SOS, el Estado de Chile está asesinando a nuestros niños”, declaró Paz.

El lunes, los integrantes de la Corporación ya habían llegado hasta la misma sede, con el objetivo de entregar una carta a las autoridades de Unicef. Sin embargo, no fueron recibidos. Mismo resultado que han experimentado al recurrir al Presidente Sebastián Piñera y a la Contraloría General de la República.

Incluso, luego de conversar con la Presidenta electa Michelle Bachelet, quien en una primera instancia aseguró que entregaría nuevos recursos al Sename, aquello, según el propio Rodrigo Paz, fue desechado por su comando.

Otro de los integrantes de la Corporación es Jacqueline Prouvay, una de las tantas profesionales que participan de manera voluntaria en esta iniciativa. Junto con apoyar la toma de la sede de Unicef, se refirió también a las motivaciones de la organización.

“No puedo no estar acá en este movimiento. Son 15 mil niños de los cuales quizás cuántos estén pidiendo que me saquen de acá, quiero estar con un pariente, quiero estar durmiendo con algún familiar, con algún hermano de sangre, no estos hermanos impuestos por la ley, por lo tribunales de justicia, por los jueces de familia. No es mi realidad, ni la de mi familia, ni la de mis vecinos, pero esto es lo que está pasando en nuestro país”, señaló Prouvay.

Entre los trabajadores del Sename también existe preocupación. De hecho, la presidenta de la Asociación de Funcionarios de ese servicio público (Afuse) Alicia del Basto, apuntó a los errores en la implementación de las leyes, los escasos centros que poseen los funcionarios y la necesidad de inyectar nuevos recursos económicos, además de las condiciones precarias en las que se desenvuelven los niños, niñas y adolescentes.

“Es penoso que las autoridades reaccionen cuando solo ocurren estos hechos. Es ahí cuando nosotros tenemos cobertura de prensa, pero pasa el hecho y después se olvidan nuevamente de los niños, niñas y jóvenes. Mientras el Estado no se haga responsable o determine que los niños son importantes para este país, no habrá mejoras ni del Sename, ni de ningún tipo de organización que atienda a los niños, porque no hay una ley de protección de la infancia”, declaró la presidenta de Afuse.

La necesaria y profunda transformación que requiere el Sename es una idea que también comparte Francis Valverde, coordinadora ejecutiva de la Asociación Chilena Pro Naciones Unidas, para quien es fundamental dar cuenta de las verdaderas situaciones que viven los niños y niñas y terminar con todo aquello que vulnera su dignidad.

En ese contexto, destacó la incapacidad del Estado para cumplir con ese rol, mientras no se diseñen políticas adecuadas.

“El sistema de protección de nuestro país no existe realmente y que no ha habido nunca voluntad política de ningún gobierno de enfrentar realmente la situación que están viviendo los niños y niñas. En Chile no existe ninguna ley de protección integral de derecho de los niños y niñas, lo que evidencia que en nuestro país no se valora ni existe voluntad para que los niños sean reconocidos como sujetos de derecho”, explicó Valverde.

Desde la Corporación Sofini aseguraron que la toma de la sede de Unicef podría prolongarse por varios días, mientras que paralelamente mantendrán el ayuno simbólico que realizan cada noche en Plaza Baquedano, como una manera de visibilizar las necesidades de niños y niñas del Sename, y que ya se extiende por 93 días, lo que incluso podría comenzar a replicarse en otras regiones del país.