Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 16 de junio de 2024


Escritorio

Viña del Mar, festival de censuras y venganzas

Ivan Moreira, confesión hecha en París en 1999, asume que le toca en su calidad de censor de Televisión Nacional, eliminar al grupo argentino que ejecuta “Abajo el régimen”, por las connotaciones que podría acarrear en la galería.“Imagínate todos vitoreando abajo el régimen aludiendo a la Junta”.

André Jouffé

  Sábado 22 de febrero 2014 18:40 hrs. 
festival viña 2014

Compartir en

Aquellos festivalitos en la Quinta Vergara de comienzos de los sesenta en que las parejas de pololos escuchaban a sus ídolos entre beso y beso bajo el aroma de los eucaliptos remecen las almas románticas de vejestorios como uno, protagonista de esos encuentros.

En los senderos uno encontraba al animador de turno o al humorista del momento, como Jorge Romero, Firulete.

En 1971, Augusto Algueró, entonces esposo de Carmen Sevilla y Joaquín Prieto, compositor de La Novia, ambos jurados, fumaban sus porros mientras ejercían sus solemnes labores. Esto me consta porque compartí uno con el hermano de Antonio Prieto

Poco antes del golpe, Yolanda Sultana la mentalista que adivina y vaticina removiendo la arena en una fuente suplica que le presente a doña Tencha y logro mi objetivo. La mujer proveniente de Pucón, queda feliz.

Vino la nube espesa, gris, cantaron Libre con las muñecas esposadas. Ivan Moreira, confesión hecha en París en 1999, asume que le toca en su calidad de censor de Televisión Nacional, eliminar al grupo argentino que ejecuta “Abajo el régimen”, por las connotaciones que podría acarrear en la galería. “Imagínate todos vitoreando abajo el régimen aludiendo a la Junta”, comentaría más tarde. La determinación casi provoca un quiebre diplomático (uno más) con nuestros vecinos, pues el tema había quedado seleccionado y no hubo cómo justificar lo lógicamente injustificable.

En una noche de amor, Pelusa Thieman de Paillaco, logra convencer al general que la imponga ante Manfredo Mayol, director ejecutivo de TVN, como animadora. La mujer una mezcla de bella mapuche con hermosa aria, sube al escenario y es abucheada como nadie jamás lo ha sido en la historia de la Quinta. Mayol consigue subsanar en parte el escándalo al poner todas las noches otra mujer al lado del animador.

En febrero del 90, en el último festival de la dictadura, en Aquí Hotel O Higgins, animan Nidia Caro, Paulina Nin de Cardona y Vivado. La portorriqueña cuenta la verdad de cómo César Antonio Santis la  plantó años antes en la isla luego de prometer dejarlo todo por su amor. La mujer se venga dejando en punto suspensivo la virilidad del animador. Este, pide a revista Cosas un reportaje que yo mismo realizo, en el cual aparece con el torso desnudo, jugando tenis con Alberto Fouillouix en Vitacura. Todo para demostrar que no tenía manchas  Sida, como le atribuían sus detractores. Esto suena a cuento ridículo, pero así transcurría la historia y, viejo y todo, pienso que continúa corriendo así, entre piquitos falsos y galas de pacotilla.

Síguenos en