Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 29 de septiembre de 2022

Escritorio

¿Hay libertad de expresión en el mundo del deporte?

Las declaraciones del futbolista Julio Barroso y la eventualidad de que pueda ser sancionado han reabierto el debate acerca de la capacidad que tienen los deportistas de poder emitir opiniones. La FIFA a través de diversas disposiciones ha reducido cada vez más las posibilidades de los deportistas a manifestarse en una sociedad que exige mayor opinión por parte de sus referentes.

Claudio Medrano

  Domingo 16 de noviembre 2014 9:43 hrs. 
2029010

Compartir en

A principios de los años 80, en plena dictadura brasileña, el club de fútbol Corinthians, instauró un concepto que revolucionó el deporte en esa época, la “Democracia Corinthiana”, que consistía básicamente en la administración total del equipo por parte de sus jugadores.

El movimiento se caracterizó además por utilizar el fútbol como medio de protesta contra la dictadura, las camisetas del equipo tenían leyendas del tipo “Democracia ahora” o “Queremos votar al presidente”, conceptos que alentaron a las masas a exigir con mayor fuerza el fin del régimen militar.

Finalmente la “democracia corinthiana” se acabó, pero logró instalar la idea de que el futbolista puede ser algo más que un atleta, sino que es un ciudadano como cualquier otro con la libertad y la capacidad de expresarse de lo que quiera.

Por lo mismo no era de extrañar ver en distintas canchas del mundo a jugadores que aprovechaban las celebraciones de los goles para enviar mensajes al mundo, incluso de carácter político.

Pero esa libertad se ha ido perdiendo de a poco, primero con la prohibición por parte de la FIFA de emitir cualquier tipo de mensaje político durante los partidos de fútbol y luego las disposiciones escritas, en diversas asociaciones de fútbol, que prohíben o sancionan la emisión de ciertas declaraciones.

En nuestro país, en el código de procedimientos de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, ANFP, existe el artículo 68 letra A que dice que serán sancionadas, “las injurias u ofensas en contra de las autoridades, nacionales o internacionales, del Fútbol o de toda persona sometida a la Jurisdicción del Tribunal, de cualquier forma o medio que ellas sean proferidas”.

Para algunos entendidos, este artículo es un traje a la medida de los dirigentes, quienes se ahorran cualquier tipo de crítica que provenga de sus empleados, en este caso los futbolistas. Este es el caso por el que está atravesando el defensor de Colo Colo, Julio Barroso, quien se expone a sanciones si es que el Tribunal determina que ofendió o injurió a dirigentes del fútbol luego que dejara a entrever que el campeonato estaría arreglado.

Para el Sindicato de Futbolistas Profesionales este es un hecho preocupante ya que puede sentar un precedente que deje cada vez con menos participación a los jugadores como sostiene su presidente, Carlos Soto.

“El futbolista tiene que hacer sentir lo que él quiere expresar porque si no, nos quedamos en que el futbolista va a ser cada día más timorato a expresar y se juega como se vive, si tú no eres capaz de manifestar y defender tus derechos, con mayor razón en la cancha lo vas a hacer de la misma manera”, advirtió.

En ese sentido el dirigente señaló que estarán atentos a cualquier hecho que pueda menoscabar la libertad de expresión de los futbolistas, “nosotros vamos a estar atentos a lo que pasa, no vamos a dejar a nadie solo, porque de repente uno escucha “¿por qué a este y a este otro no?”, precisamente porque necesitaron nuestra ayuda y el deber del Sifup es justamente asesorar, porque el día de mañana le puede pasar a cualquier futbolista”, agregó.

Este caso recuerda otros que han sucedido no solo en el fútbol, sino que en el deporte en general. Revuelo causó en su momento una carta compromiso elaborada por los dirigentes de la Federación de Gimnasia, donde advertían a los deportistas de eventuales sanciones en caso de proferir cualquier tipo de crítica en contra de las autoridades.

Para Claudia Vera, presidenta de DAR Chile, este tipo de hechos son inaceptables y propios de otra época, “la dictadura terminó hace rato en nuestro país, creo en la libertad de expresión y también en los resguardos que están en la constitución, somos personas libres de decir lo que pensamos, por supuesto, siempre en el marco del respeto y entiendo que este futbolista así lo hizo”, sentenció.

La deportista considera que si una persona tiene antecedentes de un hecho irregular debe darlos a conocer y señaló que siempre es bueno conocer la opinión de los demás, “si este jugador tiene más antecedentes debería entregarlos, lo hermoso del deporte es eso, que cualquiera puede ganar o perder y por lo que sucedió con el presupuesto está a la luz que siempre es bueno escuchar a los deportistas, escuchar a la gente en general”, aclaró.

En lo relativo al caso de Julio Barroso, se espera que el día miércoles el jugador acuda al Tribunal de Disciplina de la ANFP en el marco de la denuncia que efectuó el ente rector del fútbol chileno que podría sancionarlo con dos a diez juegos de suspensión o de un mes a un año de inhabilitación, según corresponda.

Respecto de eventuales movilizaciones, el Sifup señala que todo se evaluará la próxima semana cuando los delegados de los clubes del fútbol chileno se reúnan para ver este y otros puntos.

Síguenos en