Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 22 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ
Roberto Meza

¿Hacia un Euro en dos niveles?

Roberto Meza | Miércoles 26 de noviembre 2014 0:30 hrs.


El aumento del consumo privado en 0,7% y de sus exportaciones en 1,9% trimestral han permitido a Alemania evitar la recesión, al sumar un segundo trimestre sin crecimiento, luego que, según datos de la Oficina Federal de Estadísticas, la mayor economía europea creciera un débil 0,1% de julio a septiembre, tras contraerse en igual guarismo el trimestre anterior.

En los últimos meses, diversos institutos y el propio gobierno alemán han rebajado sus expectativas de crecimiento para este año y el próximo, no obstante que la mayoría de los analistas cuentan con que la economía vuelva a ganar fuerza el 2015.

En este marco, un grupo de políticos alemanes ha estado presionando para que Alemania se salga del euro, dado un pronóstico más pesimista y porque estiman que la actual situación germana se pueda arrastrar más tiempo y generar una década perdida para toda Europa, al estilo de Japón.

Según versiones de la prensa europea, un ajuste a la política de moneda única por parte de Alemania buscaría evitar pagar las deudas de sus vecinos del sur y, de acuerdo a los trascendidos, se habría estudiado un mecanismo para devaluar la moneda de los países del sur de Europa (Portugal, España, Francia, Italia y Grecia) y así ayudarlos a promover el crecimiento y competitividad, creando un “euro2”. Dicho Euro2 pasaría a ser la moneda de los países del sur europeo, mientras el “euro1” sería la de Alemania y países del norte.

Hace un par de años, a raíz de la crisis de Grecia, el economista estadounidense Allan Meltzer escribió en el Wall Street Journal una nota sobre la inconveniencia de la moneda única para Europa y la necesidad de una solución de fondo al diferencial productivo de la zona: dejar el euro a los países del sur, instalando un “sistema de euro de dos niveles”, obligándolos así a reformas macro sin invocar a cada rato multas externas.

Con 86 años, Allan Meltzer fue asesor de Ronald Reagan y es presidente saliente de la Sociedad Mont Pelerin, club creado por Friedrich von Hayek y Milton Friedman en 1947 y que marca la fundación del neoliberalismo. Meltzer cree que si Italia, Francia, Portugal, Grecia y España devalúan sus monedas, mejorarían su competitividad, no obstante reconocer las consecuencias negativas de esa política, tales como el retiro de capitales en efectivo. Sin embargo, considera que es la única fórmula para que esos países hagan sus reformas estructurales. Además, estima que la salida del bloque de algunos países podría ser temporal, pues si Francia eleva su competitividad y reduce los excedentes de Alemania, podría retornar rápidamente al bloque principal.

Según diversos analistas, este escenario de un Euro en dos niveles o la salida de Alemania del euro, no parece hoy tan improbable, pues su situación económica es poco optimista y sus previsiones de PIB han sido recortadas ya cuatro veces en el año, mientras el índice de confianza empresarial sigue en caída. Asimismo, no obstante los bajos costos actuales del endeudamiento, la inversión también se ha desplomado. Por otra parte, políticamente el crecimiento de grupos anti-unionistas como el de Marine Le Pen en Francia, muestra la creciente impopularidad del euro, pues sus avances electorales se han sustentado principalmente en anuncios de planes de retiro del euro y regreso a sus monedas nacionales. Meltzer estima que un euro en dos velocidades es una “opción pragmática” menos traumática para evitar un quiebre, antes que aquel se produzca forzosamente.

El contenido vertido en esta Columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.