Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de octubre de 2019

Escritorio

Minería y Comercio, los sectores que más sufrirán con la desaceleración en 2015

Este lunes el Banco Central dará a conocer en el Senado, el Informe de Política Monetaria correspondiente al último semestre del presente año. En la ocasión, se espera que el ente rector reduzca nuevamente la expectativa de crecimiento de nuestro país, marcando un descenso progresivo que se arrastra desde fines del año pasado. ¿Qué se espera para nuestra economía?

Claudio Medrano

  Domingo 14 de diciembre 2014 7:54 hrs. 
Banco-Central-1

Hay dos aspectos que generan mucha expectación respecto de la presentación que hará el presidente del Banco Central, Rodrigo Vergara, en el hemiciclo de la Cámara Alta. El primero dice relación con la proyección de crecimiento de nuestro país para 2015 y el segundo, el panorama que se prevé para la inflación que podría incidir en las decisiones que tome el ente rector en el futuro.

Rodrigo Vergara

Rodrigo Vergara

Respecto del primer punto, la encuesta de operadores financieros conocida hace algunos días entregó algunas pistas. En el caso del crecimiento, los economistas consultados proyectaron una reducción de las expectativas de crecimiento, bajando de un 3 a un 2,7%.

Esta baja va en línea de lo que se ha proyectado desde diciembre del año pasado. Desde esa fecha, la proyección de crecimiento ha bajado casi 2 puntos y la tan ansiada recuperación que se había avizorado para finales de este año no llegó.

¿Qué ocurrió? De acuerdo a los analistas son muchos los factores que influyeron en esta baja de la proyección de crecimiento, entre ellos, la incertidumbre que provocó en los inversionistas el cambio de Gobierno, pero sobre todo, la desaceleración de las principales economías importadoras de productos chilenos, como Europa y China.

Para el economista de la Universidad de Santiago, Víctor Salas, el escenario de 2015 será lento, pero con expectativas de recuperación.

Víctor Salas Opazo

Víctor Salas Opazo

“Yo creo que vamos a tener un último trimestre un poco más positivo de lo que las expectativas están dando y eso seguramente va a generar una dinámica distinta para el próximo año”, afirmó.

Según los economistas, la desaceleración afectará básicamente a dos sectores productivos, de acuerdo a lo señalado por Víctor Salas, “el comercio al por mayor, que es una señal que le están comprando menos, están intermediando menos y el otro sector, que tiene que ver con una situación más estructural, lo que se ha llamado el ciclo minero. Ahí lo que tiene que ver, en algunos casos, es que ha bajado la producción”, agregó.

Este diagnóstico es compartido por el economista de la Universidad Alberto Hurtado, Pablo González, quien profundiza en los efectos que tendrá en la minería.

“Es un problema que están empezando a enfrentar los países emergentes. Durante la crisis de 2009 pudimos zafar muy rápidamente, hubo una caída de las materias primas, pero se recuperaron pronto. Lo que estamos viendo ahora es que su precio está respondiendo a lo que ha sido una trayectoria más larga de 2009 a 2014 donde vemos que la economía no se ha recuperado tan rápido”, señaló.

Pablo González

Pablo González

El académico se refirió también a las dificultades que se presentan a la hora de hacer una proyección para 2015, “es realmente difícil hacer proyecciones, en especial para la evolución de la economía, si uno ve la proyección que hizo en septiembre y la que va a hacer ahora, típicamente el Banco Central tiene un rango de variación que va de un 0,5 a un 1 por ciento a veces, entre la punta más baja y la más alta y cuando llegue a septiembre de 2015, ese rango se reduce al 0,5 por ciento o más chico todavía”, finalizó.

Frente a esta nueva estimación del mercado, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, insistió en el discurso que ha planteado con fuerza desde mediados de año.

“Lo importante de esas proyecciones es que la economía el próximo año crece más que el 2014”, precisó.

Respecto de la inflación los economistas plantean que la baja en el precio del petróleo favorecerá la estabilización del costo de la vida lo que facilitará una nueva reducción de la tasa de interés en 2015 por parte del Banco Central para dinamizar la economía.