Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 5 de diciembre de 2022

Escritorio

Condición docente: La tragedia de Chile


Martes 16 de diciembre 2014 11:58 hrs.


Compartir en


Estimado Juan Pablo Cárdenas S.:

Los profesores chilenos seguimos viviendo las consecuencias del golpe de estado cívico-militar de 1973: la tragedia de Chile.

Los beneficios recibidos por mi gremio, han sido las sobras o el raspado de la olla, de un sistema corrupto y clasista.Hemos sido los parientes pobres a la hora de hacer justicia y estimular un desarrollo profesional digno, por parte del estado chileno que es el responsable directo de lo que estamos viviendo en el Chile real, como consecuencia de la rebelión justificada de los colegas contra la injusticia e indiferencia provenientes de los gobernantes de turno.

En mi condición de exonerado político del Centro de Educación de Adultos de V. del Mar en 1987 y residente en Suecia desde ése año, les cuento que en mis visitas a Chile he podido constatar la pobreza en que viven muchos colegas jubilados,con una baja calidad de vida. ESTAN CONDENADOS A MORIR POBRES Y PEDIR LIMOSNA en las calles de Chile: la patria de Gabriela Mistral,Violeta Parra,Pablo Neruda y Salvador Allende,el compañero presidente…

El tema de la deuda histórica refleja la corrupción de la clase política y la decadencia de Chile como nación.
El estado chileno nos ha despojado de un derecho adquirido ( DL 3551 ) con motivo del traspaso del Mineduc a los Municipios.Aquí hay una violación del estado de derecho.

Deseo felicitar al grupo de parlamentarios que siempre han sostenido que el estado chileno debe buscar una solución digna a la deuda histórica.Lo mismo sucede con organismos internacionales preocupados por la solución al problema.

En torno al funcionamiento del colegio de profesores hay mucho paño que cortar.Pienso que debemos buscar soluciones concretas, a los problemas que arrastra nuestro gremio desde hace mucho tiempo.Observo la desconfianza hacia la gestión de algunos dirigentes ” apitutados ” desde hace varios años con sueldos millonarios.Se percibe el deseo de RENOVACION.Creo que la incorporación de colegas no colegiados, que han estado dando la pelea en la calle por nuestras demandas, será un gran aporte al colegio, y éstos nuevos socios podrán elegir y ser elegidos en futuras elecciones.

Les saluda afectuosamente,

Rubén González Kahler, residente en el sur de Suecia.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl