Diario y Radio U Chile

Año XII, 12 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ
Roberto Meza

Europa sigue a EE.UU. y Japón

Roberto Meza | Martes 20 de enero 2015 12:35 hrs.


Las bolsas europeas han mantenido un ritmo alcista en las últimas sesiones, pese a las negativas señales surgidas a raíz de las elecciones de este domingo en Grecia, de los recientes ajustes monetarios de Suiza –con bajas de tasas en Dinamarca e insolvencia de fondos asociados al franco- así como de los problemas geopolíticos que afectan al Este, debido, probablemente, a que los mercados integraron ya el anuncio -el jueves 22- de una masiva compra de bonos soberanos por parte del Banco Central Europeo (BCE).

Que el BCE se sume a las políticas monetarias expansivas llevadas a cabo por sus pares de EE.UU. y Japón parece haber dejado de ser la interrogante actual relevante, trasladándose hacia el volumen en que el dicho instituto materializará una decisión que sigue siendo polémica entre sus consejeros más conservadores, especialmente, alemanes, tanto por el efecto que aquella tiene en las acreencias germanas, como por la tradicional aversión al riesgo inflacionario del Bundesbank.

Pero la baja inflación y lenta actividad observada en el viejo continente en los últimos meses parecen haber recomendado la esperada determinación del BCE y, de acuerdo a versiones de especialistas y trascendidos periodísticos, el plan de relajamiento cuantitativo (QE, por su sigla en inglés) podría llegar hasta el millón de millones de euros.

En 2012, el Central europeo ya anunció una compra masiva de bonos de países en problemas que nunca se materializó, pero que hizo caer fuertemente las tasas de los papeles de España e Italia, dando un respiro a la situación de esas economías. Sin embargo, un anuncio con similares características hoy, podría impactar en la confianza en el BCE y las expectativas de los inversionistas, dos factores que han hecho subir los valores de los activos bursátiles en las últimas jornadas, a la espera que una mayor liquidez muestre resultados similares en Bolsa a lo ocurrido en EE.UU., aunque también una de las razones por las que el 1% más rico de la población haya visto aumentar su proporción de riqueza a 48% en 2014, según último informe divulgado por Oxfam antes de la reunión anual del Foro Económico Mundial en Davos.

La decisión europea se producirá en momentos en que China da muestras de mayor ralentización –creció 7,4% en 2014 y se espera que ese ritmo caiga a 6,8% en 2015 y 6,3% en 2016, según el FMI- cifras que con seguridad afectarán los precios de comoditties como el cobre, incidiendo en nuestra propia riqueza.

De allí que una eventual revitalización de Europa constituya buena noticias para Chile en la medida que, junto a EE.UU., estos dos motores en marcha sumen nuevos bríos a exportaciones de consumo (v.gr. agro, celulosa, pesca, vinos, salmón, etc) que aumenten la relevancia de estos envíos, reduciendo nuestra dependencia de la minería, al tiempo que el mayor énfasis que las autoridades chinas están poniendo a su consumo interno, mejore los precios de esas producciones a nivel internacional.

En un ambiente de reactivación en Europa, la victoria de Syriza en Grecia, aún con la amenaza de retirar al país del euro, se constituirá en un efecto de menor importancia relativa que si los probables resultados se producían en un entorno de deflación y recesión. Una evaluación similar se puede hacer respecto de Rusia, cuya crisis a raíz de la caída del precio del petróleo, amenaza con extenderse a los diversos países con alto intercambio comercial y financiero, entre ellos, la propia Alemania.