Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Diputados despachan proyecto que pone fin al lucro, a la selección y el copago

En el tercer trámite legislativo se despachó el proyecto de inclusión. En el marco del debate, los diputados de la Nueva Mayoría remarcaron los avances de esta medida, mientras que desde la Alianza consideraron necesario reconfigurar estos cambios en el futuro. Con 69 votos a favor se aprobó la indicación que impedirá seleccionar a los liceos emblemáticos, uno de los puntos más conflictivos de la jornada.

Rodrigo Rojas

  Lunes 26 de enero 2015 22:19 hrs. 
foto portada


Entre abrazos entre personeros del Gobierno junto con los diputados de la Nueva Mayoría y con parlamentarios de la Alianza saliendo de la sala, terminó la discusión del proyecto de inclusión en la Cámara Baja. A las 20 horas con 15 minutos se despachó una de las ocho aristas de la Reforma Educacional que pone fin al lucro, a la selección y el copago.

Dentro de la tranquilidad que existía en el Ejecutivo, el ministro de Educación, Nicolás Eyzaguirre, se refirió a la aprobación del proyecto, remarcando el rol democrático que existió en la discusión.

“Siento gratitud y satisfacción a todos los parlamentarios, independientemente de su color político. Cada uno dio lo mejor de sí y finalmente prevaleció lo que la mayoría opinó. También quiero expresar mi gratitud a los parlamentarios de la Nueva Mayoría y a los independientes que estuvieron en la misma tesitura del Gobierno, entendiendo que no es posible la calidad sin inclusión. Al final del día, lo más importante de todo es que la democracia ha construido sus propios fundamentos sobre lo que debe ser la educación para todos y todas”, aseveró Nicolás Eyzaguirre.

En relación a los liceos emblemáticos, que se aprobó con 69 votos a favor y que además fue uno de los puntos que generaban mayor conflicto en la previa del debate legislativo, el Ministro expuso que este proyecto plantea “un principio de inclusión, en donde los niños a través de sus padres, deciden a qué colegio asistir y no al revés”. En ese sentido, indicó que estos establecimientos representan un porcentaje mínimo dentro de todo el sector público. Aunque sinceró que éste es un tema para analizar en el futuro junto con la educación intercultural, las necesidades educativas especiales y el SIMCE.

“Nadie dijo que aquí se acababa con la discusión en educación. Lo que se termina acá es un conjunto de bases ilegitimas puestas en dictadura y a espaldas de un pueblo. Hoy hemos recuperado la tradición histórica de Chile y las mejores prácticas del resto del mundo”, expresó el ministro de Educación.

En el marco del debate legislativo y mientras desde la Nueva Mayoría destacaban los avances de esta Reforma, la Alianza subrayó que en el futuro estos cambios se tienen que reconfigurar. Fue así como en la primera intervención de esta sesión especial, la parlamentaria UDI, María José Hoffman, declaró que cambiarán esta Reforma en éste o en el próximo Gobierno.

“Quiero decirles a los padres, que no renunciaremos a escuchar su opinión y en éste Gobierno o en el próximo, vamos a cambiar esta mala Reforma. Hoy nos pueden faltar los votos, pero en la próxima elección los tendremos. Estos cambios serán un fracaso, porque los diputados de la Nueva Mayoría no saben lo que están aprobando. La frustración de miles de padres y apoderados los harán responsables y por esto, volverán a perder el Gobierno”, inculpó Hoffman.

La ex ministra de Educación y actual diputada de la Democracia Cristiana, Yasna Provoste, aclaró que en esta última jornada del hemiciclo no solo se discutieron elementos técnicos en torno a la educación, sino que también una visión de sociedad en los próximos años.

“¿Cuál es la discusión de esta jornada? ¿Son las modificaciones a la Ley General, a la de Subvenciones, a la de Aseguramiento, al sistema de admisión?  Sí. Pero además asistimos a un debate acerca de la educación que queremos para nuestro país. En el fondo qué discutimos, ni más ni menos, que el tipo de sociedad que estamos imaginando y el futuro que queremos para nuestro país.”, analizó Yasna Provoste.

Cabe recordar que dentro de los cambios que aprobaron los diputados se encontraba la prohibición de la selección en los colegios particulares y una gradualidad en los establecimientos públicos, el reconocimiento de una entrevista voluntaria, aunque solo pedida por los padres, un nuevo fondo para la educación pública de 250 mil millones de pesos entre 2016 y 2019, penas civiles y penales para los sostenedores que utilicen dineros públicos para otros fines que no sean los educacionales. De la misma forma, se permitieron los arriendos en un periodo de transición y finalmente, una regulación que impide que las agencias de Asistencia Técnica Educativas (ATE), convertirse en sociedades sin fines de lucro, en un periodo de tres años, además de no poder asociarse a sostenedores que tengan este fin.

Con esta aprobación, el proyecto que pone fin al lucro, a la selección y el copago evitó su paso a una posible Comisión Mixta.  Ahora el proyecto será enviado al Ejecutivo, en donde se revisarán los trámites para su promulgación. El Ministerio de Educación se comprometió a instalar una oficina de asesoramiento para todos los establecimientos que se transformen jurídicamente, y tal como declaró, el jefe de cartera, Nicolás Eyzaguirre, ésta ayudará, también, a comprender mejor esta nueva legislación, entendiendo que estos cambios se empezarán a implementar desde el próximo año y terminarán el 2023.