Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 18 de enero de 2022

Escritorio MENÚ

Llega a su fin exitoso primer ciclo de “Los Latidos de la Memoria”

En conversación con Radio Universidad de Chile, Paulina Pavez y Karen Bascuñán, creadoras de Latidos de la Memoria, micro biografías de detenidos desaparecidos y ejecutados políticos relatadas por un familiar cercano, y que hasta el pasado viernes 30 de enero fueron emitidas por nuestra emisora, relataron sus experiencias y aprendizajes en la realización de esta iniciativa, y se mostraron satisfechas por la labor de difusión que el espacio les dio a los familiares de las víctimas de la represión de la dictadura.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 4 de febrero 2015 10:38 hrs. 
Agrupación_de_Familiares_de_Detenidos_Desaparecidos_de_Chile_(de_Kena_Lorenzini)


Después de 6 meses al aire en nuestra radio, el viernes 30 de enero llegó a su fin el primer ciclo de Los Latidos de la memoria, un espacio de microbiografías que en 1 minuto y medio daba a conocer la vida cotidiana de un detenido desaparecido o ejecutado político, relatada por la voz de algún familiar cercano.

En conversación con Radio Universidad de Chile, las creadoras de este proyecto, la socióloga Paulina Pavez y la psicóloga Karen Bascuñán, relataron sus experiencias y objetivos con la realización de esta iniciativa. Ambas coincidieron en que lo más importante es el resignificar la memoria de las víctimas de la dictadura, a través del testimonio de sus parientes.

Paulina Pavez sostiene que la intención de este espacio es entregar una imagen distinta a la habitual de quienes sufrieron la represión de la dictadura, humanizarlas desde la cotidianidad de sus vidas antes de que fueran detenidos.

“Creo que nos acercamos a romper con esta idea del héroe-heroína o mártir, y ayudar a construir una imagen de un ser humano que no está, construirla desde ese lugar más humanizado y sacándole esta idea de que eran héroes intocables sino que eran personas que tenían complejidades, luces y sombras igual que cualquier persona”.

Además de esta humanización y de enfocarse en la vida previa del detenido desaparecido y ejecutado, otro objetivo es relevar la

Karen Bascuñán sostiene que la idea de que fuesen los mismos parientes quienes relataran la vida de los desaparecidos y ejecutados políticos, responde a una opción política por entregarles la posibilidad de hablar a quienes no han podido dar a conocer de primera mano su testimonio, desechando la posibilidad de que otras personas hablaran por ellos.

“Habitualmente la gente no tenía ninguna experiencia en radio, pero fue una opción profesional y también política que la voz de las personas que lo hicieran al aire, que lo grabaran, fueran los familiares. Entonces en vez de convocar a actores o gente conocida, no. La verdad es que esa fue una opción política por parte de este proyecto, es la gente que nunca ha hablado, que nunca nadie le ha preguntado nada, esas son las historias que nos interesa resguardar”.

Una de los aprendizajes que a Paulina Pavez le dejó este espacio, fue conocer a través de los testimonios el grado de compromiso por la construcción de un proyecto de país y de sociedad que tenían quienes murieron a manos de la dictadura.

“Me llama mucho la atención a mí el país que se estaba construyendo. Las personas que fueron desaparecidas, que fueron ejecutadas todas estaban construyendo para un proyecto social, ya sea metidos en la Unidad Popular o desde algún otro lugar. Había como una noción de solidaridad y de tejido social que era muy potente. Había como una noción de colectividad”.

Para Karen Bascuñán esta iniciativa fue la posibilidad de dar a conocer casos que no fueron judicializados por los parientes de víctimas de la represión, y que a través de Latidos de la Memoria pudieron dar a conocer su testimonio, sin más ánimo que la búsqueda de la reparación de tipo simbólica.