Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de agosto de 2019

Escritorio

Rector Vivaldi: “Hay que restaurar un sistema de red de universidades estatales”

Una vez elegido como nuevo presidente del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (CUECH), el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi expuso los próximos desafíos que tendrá el consorcio. También analizó cómo enfrentarán el proyecto de gratuidad en educación superior y en ese marco, el Rector explicó que hay que entender el proyecto como el desarrollo de profesionales con un sentido de pertenencia con el país.

Rodrigo Rojas

  Miércoles 11 de marzo 2015 18:50 hrs. 
VIVALDI

Desde Pucón el Rector Ennio Vivaldi conversó en exclusiva con Radio Universidad de Chile luego de haber sido electo como el nuevo presidente del Consorcio de Universidades del Estado de Chile.

Eran 16 los rectores que podían remplazar a Aldo Valle, Vicepresidente del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH) y ex presidente del CUECH, pero la votación se inclinó hacia la máxima autoridad de la Universidad de Chile, convirtiéndose así, en el primer rector de la universidad en ocupar este cargo.

Usted destacó que el CUECH “no es una alianza para buscar plata al Congreso una vez al año, sino que es realmente el trabajo académico del día a día”, ¿cómo se llevará a la práctica este trabajo en el día a día?

Hay que desarrollar un énfasis en el trabajo colaborativo en docencia, en investigación y en posgrado. Es fundamental que las universidades estatales constituyan una red, con cursos compartidos, con visitas de profesores de un lugar a otro, en donde se  dicten cursos y se realicen proyectos de investigación de interés nacional que sean pedidos por el propio Estado chileno. De la misma forma, es necesario tener una política de formación de académicos compartida, en donde puedan asistir a posgrados o doctorados. A esto es lo que nos referimos con un trabajo académico y permanente.

En el corto plazo, ¿cuáles son los principales desafíos del CUECH?

Restaurar un sistema de red de universidades estatales y trabajar la gratuidad entendiéndola no solo como un sistema de financiamiento, sino que generando profesionales que tengan un sentido de pertenencia con un país. Que es distinto al concepto de “yo invierto en mi propia educación para ganar más plata.”

Lo que está en juego cuando se habla de gratuidad es la conceptualización de la formación profesional y el trabajo de las universidades.

Pensando en que este 2015 se discutirá el proyecto de educación superior, ¿cuál será el rol Consorcio de Universidades del Estado de Chile?

Estaremos ahí discutiendo pero insisto, no se puede seguir diciendo: “aquí está la torta señores”. Y luego que el Gobierno proponga una fórmula para partirla, en donde cada institución quiera más. Primero en bloque con los estatales, en contra de los no estatales. Eso es lo que no puede seguir ocurriendo. Queremos una discusión de fondo e importante acerca de qué significa una universidad, cuáles son las grandes tareas, eso lo que esperamos que quede en el tapete este año.

¿El Estado ha dejado desprotegida a las universidades estatales?

Yo apuntaría a que éste es el mejor momento, que ha habido para restaurar a las universidades estatales. En parte porque ellas dan confianza a la gente. Lo que opina la Universidad de Chile, la Universidad de Santiago u otras instituciones es algo que le entrega confianza a las personas.

Lo otro que es extremadamente importante es establecer un diálogo con el estudiantado. Ellos se sienten muy alejados de la vida política nacional y ésta es una gran oportunidad para que ellos sientan que son escuchados y tomados en cuenta tanto por las autoridades políticas de Gobierno como del Congreso.