Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 1 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Mineduc prepara cambios en duración de la enseñanza escolar

En caso de que el ministerio de Educación tome una pronta decisión, en 2018 la educación básica podría terminar en sexto básico y la media, empezar desde séptimo. Esto permitiría que profesores con especialización en una materia puedan enseñar en la educación básica. A pesar de que ya se registran experiencias positivas en este ámbito, investigadores aconsejan no implementar este proyecto, establecido en la LGE. Por ahora desde el Gobierno no han querido referirse a este asunto, por lo menos hasta tomar una decisión definitiva.

Rodrigo Rojas

  Domingo 29 de marzo 2015 12:02 hrs. 
educación


En la capital de la provincia de Arauco, en Lebu, se encuentra la Escuela G-780 Pehuén. Uno de los primeros establecimientos en implementar una de las medidas de la Ley General de Educación (LGE) conocida como 6+6. Esta iniciativa cambiaría la duración de los niveles de enseñanza básica y media y con esta medida en marcha el primer nivel iría desde primero a sexto básico y el segundo desde séptimo a cuarto medio.

Así ocurre en la Escuela G-780 Pehuén de Lebu. Mejores resultados en las pruebas estandarizadas es lo que se ha visto reflejado en este establecimiento, explica Vilma Jara, jefa técnica del colegio, luego de implementar esta política.

“Ha sido una excelente experiencia porque hemos tenido una atención más personalizada en cada curso, que poseen alrededor de 20 alumnos por sala. Además ha mejorado la cobertura curricular con excelentes resultados.”, aseguró Vilma Jara.

La iniciativa del 6+6 surgió en el Consejo Asesor para la calidad de la educación del 2006, convocado por la Presidenta Michelle Bachelet, en su primer mandato. Una de las principales conclusiones que obtuvo ese consejo fue que en séptimo y octavo básico, los profesores especializados en una sola materia obtenían mejores desempeños. Con esta tesis, sumada a la experiencia comparada, se empezó a estudiar una nueva estructura curricular.

Desde el 2014 un equipo del ministerio de Educación, comandado por Gonzalo Muñoz, jefe de la división de Educación General, analiza la duración de la enseñanza básica y media establecida en la Ley General de Educación el 2009. Cabe destacar que los cambios se desarrollarían nueve años después de que se aprobara la LGE. Ya que de ponerse en marcha esta política, solo desde el 2018, la enseñanza básica terminaría en sexto básico.

En este escenario, la investigadora de política educativa de Educación 2020, Nicole Cisternas, manifestó uno de los puntos positivos que traería esta transformación, especificando que “la duración actual de la enseñanza básica y media se justificaba por un tema histórico. O sea en un minuto en que Chile tenía baja cobertura en la enseñanza media y ésta no era obligatoria. Por esto, se pensó en que la enseñanza básica durara lo más posible y poder retener a los estudiantes por más años en las escuelas. En la actualidad esta realidad ha cambiado. Nuestro país tiene enseñanza media obligatoria, altas coberturas en todos los niveles educativos y sin un altos porcentajes de deserción escolar”.

Aunque desde Educación 2020, asumen que esta propuesta tiene riesgos. En un contexto acompañado de reformas estructurales, los colegios se empezarán adaptar recién a las transformaciones del proyecto que pone fin al lucro, la selección y el copago. Incluyendo los cambios del Plan Nacional Docente, en Educación 2020 reconocen que esta propuesta “viene a generarle más complejidad a este sistema”.

Asimismo, a la investigadora de Educación 2020 le preocupa que el ministerio de Educación no tenga un diagnóstico claro del sistema educacional. En relación a esto, Nicole Cisternas explicó que no se sabe cúal es la capacidad en torno a la infraestructura o la cantidad de profesores especialistas en el sistema. Esto debido a que muchos establecimientos, que entregan solo educación básica, ya no tendrían que impartir clases en séptimo y octavo.

Contrario a los efectos producidos en la escuela de Lebu, Juan Pablo Valenzuela, investigador del Centro de Investigación Avanzada de la Universidad de Chile plantea que, en general, cuando los profesores especializados en una materia enseñan en el nivel básico no mejoran los resultados en las pruebas estandarizadas.

“Los profesores de media que enseñan en séptimo y octavo, trabajan en colegios completos (de preescolar hasta cuarto medio). Estos estableciemientos, en general, tienen mejores condiciones socioeconómicas. Cuando se controlan estas variables de forma individual y del promedio de los estudiantes, desaperecen todas las ventajas relativas que se tenían.”, expuso el experto.

Por ahora desde el Gobierno no pretenden referirse a esta materia. Esto por lo menos, hasta tener una decisión definitiva sobre los proyectos de la Ley General de Educación.