Diario y Radio U Chile

Año XIII, 21 de enero de 2021

Escritorio MENÚ
Hugo Mery

Contingencia en medio de desastres

Hugo Mery | Miércoles 1 de abril 2015 8:41 hrs.


La catástrofe del norte logro desplazar en los medios la resonante contingencia político – judicial de los últimos meses, pero sin que dejase de influir en la actitud de la gente hacia las autoridades. El gobierno fue criticado por cierta tardía reacción ante los diluvios que se anunciaron por los servicios meteorológicos y por la descoordinación cuando el desastre ya estaba desatado.

Un vecino espetó cara a cara a la Presidenta desplazada en terreno atacameño  que “no mintiese más” con la ayuda. Esto tiene sin duda que ver con su baja de credibilidad a raíz del negociado de su hijo y nuera, del cual, dijo, se enteró por la prensa. “si esto fue cierto”, igual nadie le creyó, nos dijo el analista Manuel Pastrana. Una que le cree es la última Primera Dama, Cecilia Morel de Piñera, porque “yo misma no sé en qué invierten mis hijos”.

El criticismo afecto también al gobierno municipal y regional, lo que revela que todas las instituciones están en desprestigio creciente, los servicios de Meteorología y Médico Legal. También, por supuesto, el Parlamento y los partidos políticos, que se han reducido a criticar al gobierno  por sus fallas reactivas, no solo en Antofagasta y Atacama, también en los incendios de bosques y parques nacionales en la Araucanía.

En este clima social, el Ministerio Publico y los Tribunales han emitido resoluciones imputando y manteniendo en prisión preventiva a los principales magnates y ejecutivos del grupo Penta.

No podía ser ahora de otro modo, como sí pudo serlo  hasta hace un año. Incluso el tribunal constitucional, designado por cuoteo del duopolio, declaro por unanimidad  como no admisible el requerimiento de Soquimich, que intentaba retardar las acciones de la Fiscalía y la judicatura. Para ello se logró que se inhibiera el último miembro del TC en ser nombrado, el ex diputado UDI Cristian Letelier, quien como abogado tuvo varios episodios en que represento al grupo controlado por Ponce Lereou. Tampoco dio lugar el TC, por mayoría al intento de la derecha de que se declarase inconstitucional la nueva Ley que elimino el sistema Electoral Binominal.

Las compañías empresariales también están en las listas del descrédito. En el caso de la Sociedad Química de Chile su situación se ha desmoronado en la Bolsa de Comercio y ante los socios canadienses que renunciaron, iniciándose un juicio en los Estados Unidos por las prácticas de los controladores chilenos. Estos han admitido que 11 millones de dólares se destinaron a financiar campañas electorales, aunque algunos piensan que fueron muchos más. Tal como en Penta le echan la culpa de todo al directivo Hugo Bravo, la estrategia de Soquimich es culpar al renunciado Gerente General Patricio Contesse.

Los computadores, pendrives y documentos están en proceso de ser incautados por la Fiscalía tal como en el caso Caval, en que incluso  se retiró el cheque destinado a Natalia Compagnon dentro de una operación por 6.500 millones de pesos.

El punto es que Ponce, quien fuera yerno de Pinochet, y Contesse son socios de toda una vida y que la Presidenta, pese a que dio todo tipo de facilidades para que se incautasen los documentos en la Moneda de su hijo, ha tenido que sufrir el rigor familiar. Un medio radial aseguro que su nuera rompió con ella e impide que sus hijos vean a su abuela, mientras que Sebastián Dávalos ante un requerimiento periodístico al ingresar a un lugar trató de “estúpida” a una reportera que insistía en preguntarle.

Como se sabe la baja de credibilidad en las encuestas de la Jefa de Estado  es notabilísima, pero su decisión al parecer es no pedir perdón ni dar explicaciones puntuales sino avanzar en rigurosos proyectos de ley que aseguren una gran transparencia y una lucha decidida contra la corrupción.

Algunos analistas admiten que el problema es social y no solo político. Si bien el historiador Francisco Antonio Encina consigno que a los chilenos les gustaba legalizar todo, con el trascurso del tiempo se instauro la frase “hecha la ley, hecha la trampa” una prueba de eso sería el no funcionamiento en la práctica de variadas normas  y que el chileno común practica el uso de falsas licencias médicas y alrededor de un tercio evade el pago del Transantiago.

En los desastres naturales también concurren la falta de responsabilidad y dolos de personas que no apagan bien los cigarrillos y fogatas  en bosques y la mantención de vertederos ilegales. Esto, unido a los cambios climáticos en la Tierra hace más impredecibles y tardías las reacciones  del Estado, comprendiendo las autoridades locales y regionales, sujetas a un protocolo manejado desde Santiago, en una muestra más, según el senador por Antofagasta Alejandro Guiller, del irritante centralismo Chileno.

Esto se une a la molicie parlamentaria que en más de 4 años no ha aprobado una ley enviada por el gobierno anterior de modernización y refuerzo de la  ¡Oficina! de Emergencia Nacional del Ministerio del Interior, Onemi, esperándose tratar las indicaciones sustitutivas del actual Ejecutivo, que no les ha dado urgencia al igual que el anterior.

Cuando pase la emergencia, recrudecerán los efectos políticos de la emisión de boletas ideológicamente falsas. Algunos imputados como el senador Moreira, aseveran ahora que no cometieron delito alguno, aunque contradictoriamente afirma que las boletas en cuestión no son fantasma; en tanto, el ex senador Jovino Novoa vuelve a la criticada estrategia anterior de su partido de que se trata de una persecución política de parte del Ministerio Público,  tildando las acusaciones de ideológicamente falsas. Y agrego que el ”caiga quien caiga” era inaceptable y que debía llegarse a un acuerdo político transversal, lo que es impresentable en cuanto suena como auto amnistía.

La otra sonora implicada  la senadora Ena Von Baer que hablo de “errores involuntarios”,  accedió a la invitación fiscal para cumplirla a mediados de Abril.

¿Qué espera?  ¿Y que aguarda Michelle Bachelet para ejecutar un cambio de gabinete?. Seguramente que decante la situación político- judicial para ver qué nombres cambia. Algunos sostienen que tal como se ha degradado la relación con su hijo natural ( “el gordo de la perla” como lo llama el personaje humorístico Yerko Puchento, “que habría que entregar al cráter del volcán Villarrica para que éste se calme”) tal vez deba perder también a su hijo político Rodrigo Peñailillo, quien emite menos declaraciones oficiales, sustituido más de lo habitual  por su subsecretario Mahmud Aleuy el ministro vocero, y por la propia Presidenta de la República, lo que ocurrió, entre tartamudeos, desde que en la Moneda dijese que Caval era un “asunto entre privados” y que había que parar “la caza de bruja”.

El momento culminante ocurrirá cuando en un mes más  el Consejo Asesor Presidencial Contra los Conflictos de Interés, Tráfico de Influencias y la Corrupción, presidido por Eduardo Engel, entregue sus conclusiones y el Ejecutivo envié los proyectos respectivos.

Esto determinará el marco para la tramitación de las reformas estructurales anunciadas para este semestre con parlamentarios imputados debatiendo y legislando los empresarios, que en los desastres tienen intereses que cautelar, como los derechos privados de agua e inversiones madereras, ya han anunciado que se opondrán a la reforma laboral, en tanto que los estudiantes y maestros reanudaran sus movilizaciones.