Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 27 de febrero de 2024


Escritorio

Los pájaros cantan

Columna de opinión por Hugo Mery
Viernes 29 de mayo 2015 8:46 hrs.


Compartir en

La denuncia de Michel Jorratt de que fue presionado por el gobierno para no denunciar por delitos tributarios a Jovino Novoa y Giorgio Martelli comprueba una vez más la colusión entre la Alianza por Chile y la ex Concertación. La caída de uno de ellos tendría efectos similares en la alianza de centro izquierda. Porque los intereses de una se confunden con los de la otra, en varios aspectos, desde los comienzos de la transición.

Las últimas muestras de corrupción son también una prueba de ello. Ambas coaliciones echaron mano a preparaciones de campañas, algo así como “medios embarazos”. Lo pecaminoso no es tanto la práctica misma, sino el origen de los dineros recaudados, lo que el Ministerio Público deberá dilucidar.

El expulsado director de Impuestos Internos dio el primer paso y todo indica que el segundo lo está dando en el Ministerio Publico, el encargado de reunir las platas para la campaña de la segunda candidatura de Bachelet, Giorgio Martelli.

Ambos estarían resentidos, respectivamente, por su separación del servicio y por el abandono de sus ex compañeros o socios.  El gran problema es que por esta vía podría llegarse nada menos que a la propia Michelle Bachelet, lo cual causaría un descalabro institucional.

A la presidenta de Chile podría ocurrirle lo mismo que al presidente de Estados Unidos.  Cuando a Bill Clinton se le quiso hacer un “impeachment”  no fue por sus juegos en el escritorio oval con la Miss Lewinsky, sino por haberlo negado al pueblo de Estados Unidos.

Haya actuado Bachelet por acción u omisión, a ella se le agrego lo mal aconsejada que admitió serlo desde la Moneda cuando estallo el caso Caval. Ahora, también se mancharon el ex presidente Piñera por el caso Jaime de Aguirre, y el destacado senador por Tarapacá Jaime Orpis, líder de la lucha nortina contra el narcotráfico. Más allá de  la doctrina jurídica, en el Chile actual todos los políticos son sospechosos.

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.