Diario y Radio U Chile

Año XI, 6 de diciembre de 2019

Escritorio

Comunidades critican eventual instalación de nuevas balsas salmoneras en Aysén

La representante de los pueblos originarios Marcia Nahuelquín asegura que no se ha respetado lo que establece el Convenio 169 de la OIT, que obliga al Estado a impulsar una consulta indígena cuando existan materias administrativas o legales que les afecten, en circunstancias que más de un cuarto de la población regional pertenece a alguna etnia.

Claudio Medrano

  Lunes 17 de agosto 2015 16:59 hrs. 
salmones

Este miércoles se llevará a cabo la reunión de la Comisión Regional de Uso del Borde Costero (CRUBC) de Aysén para decidir si se amplían las áreas aptas para la acuicultura (AAA) del litoral, para posibilitar la instalación de nuevas balsas salmoneras.

La propuesta de la Subsecretaría de Pesca busca relocalizar “aquellas concesiones afectadas por las medidas de restricción”, impuestas producto de la crisis del virus ISA que aquejó a la industria salmonera.

Pero las comunidades indígenas acusan que el proceso no ha respetado los acuerdos alcanzados por el país a la hora de tramitar este tipo de iniciativas. Por ejemplo, al omitir la consulta a los pueblos, como sostiene la representante de las etnias en la comisión, Marcia Nahuelquín.

“La CRUBC está vulnerando los derechos de los pueblos originarios, pero también los de cientos de trabajadores de la pesca artesanal que son parte o pertenecen a dichos pueblos”, aclara.

Agrega que esto se agrava a la luz de que estos “fueron los primeros que comenzaron a trabajar en el mar, los primeros que comenzaron a recolectar y hoy día no se está considerando la opinión de estos mismos a participar de un proceso tan importante como es entregarle el borde costero a la salmonicultura”.

Las críticas de la dirigenta se enfocan, además, en el negativo desempeño ambiental de la industria salmonera. “No es compatible con la pesca artesanal y destroza el medioambiente. La salmonicultura nos está quitando los alimentos que pueden servir a todo el país, ellos los están matando con los químicos que están tirando al mar”, advierte.

La propuesta técnica de la Subsecretaría de Pesca plantea la posibilidad de afectar 11 zonas como áreas aptas para la acuicultura en las comunas de Cisnes y Aysén, para relocalizar 41 concesiones salmoneras de empresas que operan en otras áreas que serán cerradas a la industria del salmón.

Aunque se ha pedido a la comisión que adopte una decisión al respecto, el propio informe técnico solicitado por la instancia reconoce que falta información relevante sobre las características de los lugares, porque no se han realizado análisis en todas las temporadas requeridas.