Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 27 de noviembre de 2022

Escritorio

Huenchumilla: “El Ministro Burgos no tiene idea del conflicto mapuche”

El ex intendente de La Araucanía se refirió en duros términos en contra del Gobierno y el Jefe de Gabinete luego que se oficializara su destitución del cargo: "No sé qué pretenden, imagino que volver al garrote y al encarcelamiento, como lo hicieron anteriores autoridades”, señaló.

Paula Correa

  Martes 25 de agosto 2015 10:04 hrs. 
Francisco Huenchumilla

Compartir en

En horas de esta mañana, el intendente de la región de La Araucanía, (DC) Francisco Huenchumilla, fue destituido del cargo por el ministro del Interior, Jorge Burgos. Su reemplazante en el cargo será Andrés Jouannet Valderrama, profesor de Estado de la Universidad de la Frontera, y doctor en Historia de la Universidad de Heidelberg, Alemania, quien hasta ahora se desempeñaba como asesor del Ministro Burgos y en el primer gobierno de la Presidenta Bachelet fungió como gobernador de Cautín.

El cambio se realiza en momentos en que camioneros de la región realizan una marcha hacia Santiago, en donde pretenden exhibir algunas máquinas que han sido quemadas en medio del conflicto en La Araucanía, la cual tiene previsto arribar a la capital este jueves.

A pocos minutos de que se oficializara su destitución, el ahora ex intendente de La Araucanía se refirió en duros términos contra el Gobierno y el Ministro del Interior.

“Burgos no tiene ni la más remota idea de lo que es el conflicto mapuche” afirmó Francisco Huenchumilla, al ser destituido del cargo el mismo día que se preparaba para entregarle al ministro del Interior, su compañero de partido, el DC Jorge Burgos, el documento (Propuesta Francisco Huenchumilla) que elaboró y que contenía una serie de medidas políticas, económicas y de todo orden para contener la violencia en el sur.

“Seguramente el Ministro quiere un intendente subordinado, que se quede callado y para él yo soy una piedra en el zapato”, dijo al mismo tiempo que reconocía “profundas discrepancias” con Burgos y con su equipo, a quienes acusó de frenar las reformas de la Nueva Mayoría. Además, lamentó que éste no recibiera la propuesta e indicó que es posible que el Gobierno no quisiera verse apelado por un Intendente.

“Yo creo que el gobierno le tuvo miedo a la propuesta. Pensó que con todos los problemas que tiene de tanta reforma, que viniera Huenchumilla ahora con nuevas reformas, a colocar nuevos temas sobre la mesa,  era difícil, no lo podían aceptar”, afirmó.

La ex autoridad local añadió que posiblemente se pensó que “era mejor que la propuesta les llegara de un ciudadano que de un Intendente, porque si es de un Intendente es un cuadro político, pero si es de un ciudadano pueden llegar y meterla en un cajón”.

Huenchumilla afirmó que el gobierno está en todo su derecho de pedirle el cargo, pero indicó que lo que más siente es que la Nueva Mayoría, siendo una coalición progresista, no sea capaz de entender el fenómeno emergencia de los pueblos indígenas y que no tenga el código de lectura para entender que se trata de un tema político.

Por su parte, Burgos respondió a través de una conferencia desde La Moneda donde recordó que en abril pasado, el Intendente afirmó que quizás era el momento de “dar un paso al costado” y que le extraña que Francisco Huenchumilla se sorprenda tanto por la medida.

“Cuando uno acepta estos cargos lo hace sin condicionamientos y a sabiendas, porque lo dice la ley y la Constitución, que son cargos de confianza, y en consecuencia, cuando la Presidenta de la República decide hacer un cambio, uno tiene que aceptarlo y no intentar hacer defensiones de victimización, si esto forma parte de la naturalidad de las cosas”, dijo.

Burgos fue tajante en reprobar las declaraciones del ex Intendente e incluso afirmó que “uno no puede andar llorando todos los días”.

Por su parte, desde el conglomerado oficialista y sin conocer a fondo las razones de la destitución se cuadraron con la postura del Gobierno defendiendo la atribución de la Presidenta de definir sus cargos de confianza. Desde la propia Democracia Cristiana apuntaron a factores como el excesivo personalismo por parte de Huenchumilla, o la mala relación que mantenía con los parlamentarios de la zona.

Sobre esto se refirió el senador por La Araucanía, el RN Alberto Espina, quien recordó que en abril entregó una propuesta por la Paz Social al Intendente y nunca recibió respuesta. En ese sentido, indicó que “después de un año y medio sin entregar una herramienta para el diálogo es tiempo suficiente para que el gobierno tome una decisión”.

“Huenchumilla contó con el respaldo nuestro al comienzo, pero finalmente con el tiempo, no tuvo ni el empoderamiento necesario, ni el respaldo de los propios parlamentarios de su coalición para avanzar en una propuesta por la paz, por lo tanto la región estaba paralizada, estancada, sin propuestas y con un clima de violencia que se estaba agudizando”, dijo.

También afirmó que “más que el nombre de Huenchumilla, lo que está acá es el fracaso de la Nueva Mayoría, que sembró muchas expectativas, prometió preocuparse, trabajar, apoyar al pueblo mapuche y avanzar a la paz social, pero lamentablemente, no hizo nada de eso”.

El senador añadió que la región vive hechos de violencia inaceptables en un régimen democrático. En ese sentido, criticó que la salida del intendente se haya transformado en un juego de dimes y diretes entre Interior y la autoridad local. “Lo único que hacen disputas como estas es dejar mal al gobierno”, dijo.

Mientras, crece la preocupación por la violencia en la zona, cuando hoy se movilizan los camioneros y los comuneros mapuche mantienen tomada hace una semana la Conadi, en un conflicto de años que sigue sin solución y donde la destitución del Intendente Huenchumilla abre un nuevo flaco de críticas al Gobierno.

Nuevos intendentes para Arica y Parinacota y Los Lagos

Además, el jefe de Gabinete también destituyó al intendente de la región de Arica y Parinacota, Emilio Rodríguez, y a la máxima autoridad de la región de Los Lagos, Juan Carlos Gallardo, quien reasumirá sus funciones como gobernador de la provincia de Llanquihue, tal como señala el comunicado emitido desde Palacio.

“La mandataria agradeció la labor desempeñada por los jefes regionales Emilio Rodríguez Ponce, Francisco Huenchumilla y Juan Carlos Gallardo, quien retorna a sus funciones de gobernador de Llanquihue”.

En Arica y Parinacota, fue designada en reemplazo de Rodríguez la militante del Partido Socialista Gladys Acuña Rosales, abogada de la Universidad Católica del Norte, y que hasta este nombramiento se ejercía el cargo de Seremi de Vivienda en la zona.

En Los Lagos el nuevo intendente es el militante del Partido Por la Democracia Leonardo De la Prida, abogado de la P. Universidad Católica de Chile, y quien fuera fiscal de la Fiscalía Metropolitana Centro-Norte entre 2004 y 2010.

En las primeras reacciones en La Moneda, el presidente del Partido Radical y vocero de la Nueva Mayoría Ernesto Velasco, declaró que le parece bien que el Ejecutivo tome decisiones para cerrar capítulos, que en definitiva permitan una mejor gestión y otorgar certezas, y en el caso específico de La Araucanía, sostuvo que espera que este cambio de intendente redunde en un mejor bienestar para la población de la región.

“Creo que La Araucanía es una realidad que es particular, que efectivamente hay que hacerse cargo de un clima, no sólo de desconfianza hacia las instituciones, sino de cómo se resuelve una alianza público-privado que no sólo vea el tema de la seguridad, sino que también del desarrollo productivo de la zona, y por lo tanto, si el Gobierno tomó esa decisión argumentos tendrá que haber, y lo que a nosotros corresponde es que ojalá esto vaya en mejor, pensando en los habitantes de La Araucanía”.

Síguenos en