Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 3 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Londres 38 se querella por casos de detenidos desaparecidos

La organización Londres 38, Espacio de Memorias presentó una querella criminal para que la Justicia investigue el destino final de 85 personas detenidas desaparecidas en 1974. La acción fue acompañada por numerosos familiares de las víctimas y representantes de organizaciones sociales y estudiantiles.

Paula Correa

  Martes 1 de diciembre 2015 21:59 hrs. 
Londres 38


Este martes la organización Londres 38 presentó una querella contra todos quienes resulten responsables por la inhumación ilegal de 85 ciudadanos que cayeron en el centro de tortura de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). La acción presentada ante la sala que dirige el ministro Mario Carroza busca, además, que se persiga a los responsables bajo los cargos de asociación ilícita.

Si bien la querella reconoce que la justicia ha investigado el secuestro, permanencia y  torturas y la identidad de los represores, argumenta resulta escaza e insuficiente la información sobre el “destino final” de las víctimas.

Érika Hennings, Presidenta del directorio de Londres 38, familiar de víctimas de la dictadura cívico militar, y sobreviviente de la tortura en el citado recinto, expresó que: “Esta querella la hacemos principalmente porque, si bien muchos de los casos por secuestro han concluido con condenas y con la verdad sobre dónde las personas fueron detenidas, no hay ningún avance, ninguno, sobre el destino final de estas personas”.

Entre los 85 casos integrados en la querella, había una serie de ellos que correspondían a funcionarios públicos, los que están siendo representados por Raúl de la Puente, Presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), quien apuntó a la necesidad de esclarecer los crímenes de lesa humanidad.

“De estos casos, 13 son nuestros. Uno de ellos es de una mujer embarazada que fue detenida y desaparecida, María Cecilia Labrín. Por lo tanto, para nosotros es muy importante estar presentes aquí a fin de presionar para que los pactos de silencio terminen de una buena vez y que se develen los encubrimientos que se realizaron en la desaparición de estos cuerpos”, sostuvo el dirigente sindical.

En la instancia también estuvo presente la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) y la Federación de Estudiantes de la Universidad Católica (Feuc). El recién elegido presidente de la Feuc, Daniel Gedda es sobrino de Maximiliano Gedda, uno de los casos documentados por Londres 38.

Para el dirigente estudiantil es urgente volver a buscar la verdad y la justicia que, afirmó, “tanto nos falta en Chile”.  Además, agrego que “Para seguir avanzando en esta verdad y justicia, es necesario terminar con los cerrojos que, aún hoy, hacen que sea difícil buscarla. Es decir, terminar con estos pactos, con la Justicia Militar, con los procesos que permiten la impunidad e inmunidad de las Fuerzas Armadas”.

Gedda añadió que hoy debemos seguir avanzando en materia de Derechos Humanos y entender que no son sólo un tema del pasado, cuando vivimos en un Chile que, muchas veces, no ofrece condiciones de vida digna para sus habitantes.

“Actualmente hablar de vivienda, de pensiones, salud, y de educación es un dolor de cabeza para muchos chilenos y chilenas”. En ese sentido, hizo un llamado a “no olvidar a quienes lucharon para construir un país distinto”, sostuvo el nuevo líder de la Feuc.

Finalmente,  los presentes volvieron a llamar a las autoridades a tomar cartas en el asunto en materia de Derechos Humanos y terminar de una vez con el legado, aún presente, de la dictadura.