Diario y Radio U Chile

Año XII, 7 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Defensoría Penal Mapuche advierte sesgo de las policías hacia comuneros

Jefe de la instancia, Pablo Ardouin, asegura que “los hechos puntuales pueden ser de orden policial, pero las reivindicaciones de territorio ancestral son claramente un problema político”, por lo que insiste en que “no se necesitan resoluciones judiciales, sino que justamente políticas”.

Patricio López

  Jueves 10 de diciembre 2015 13:08 hrs. 





“Hablar de ‘conflicto mapuche’ es un error, porque en la Araucanía los problemas no solo se circunscriben a situaciones relacionados con los pueblos originarios”. Así lo planteó, en conversación con Radio Universidad de Chile, el jefe de la Defensoría Penal Mapuche de la esa región, Pablo Ardouin.

En ese contexto, el abogado se refirió a la sesión especial del Senado que este miércoles abordó el tema, a la que asistió el Fiscal Nacional, el general director de Carabineros y el director de la Policía de Investigaciones.

Si bien le pareció adecuado tratar el tema en distintas instancias, Ardouin afirmó que “sería prudente que se invitaran a todos los sectores, incluyendo la Defensoría Penal y representantes de los pueblos originarios”. Además, se pronunció sobre cómo se está tratando el tema mapuche a nivel social.

“Existe una mayor repercusión respecto de los hechos en los cuales nuestros imputados son acusados. En ese sentido, muchas veces por delitos que tienen menores penas que otros, nuestros representados tienen una mayor repercusión mediática, aparecen en los diarios, los medios de comunicación regionales y nacionales, y en ese sentido pensamos que podría haber una especie de discriminación hacia el pueblo mapuche”.

Asimismo, agregó que “los únicos que no ejercen presiones sobre los distintos poderes, en nuestra opinión, son nuestros representados. Lo único que piden es un juicio justo dictado por tribunales imparciales, nada más”.

En ese sentido, criticó que las policías siempre responsabilicen de los delitos que se puedan cometer en La Araucanía y el Biobío, en primer lugar, a comuneros mapuche. “También puede existir un sesgo allí”, advirtió el jurista, lo que se suma a la presión de agricultores, dueños de camiones y parlamentarios de oposición.

En esa línea, criticó también a quienes señalan que la justicia no puede seguir dando “señales de impunidad” ante los delitos.

“Yo no sé por qué dicen eso, porque los tribunales no están para dar señales. Si los tribunales tuvieran esa función, tendrían que ser llamados tribunales. Ellos tienen que ser la voz de la ley y decidir en cada caso respecto del mérito del mismo. Por lo demás, no tienen por qué ser eco de las opiniones, aunque sean de una parte mayoritaria de la población, porque tienen una función contra-mayoritaria, sino no serían tribunales, así de simple”.

El jefe de la Defensoría afirmó que “los hechos puntuales pueden ser de orden policial, pero las reivindicaciones de territorio ancestral son claramente un problema político”.  En ese sentido, afirmó que “no se necesitan resoluciones judiciales, sino que justamente políticas”.