Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 28 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Cepal y Oxfam llaman a reforzar impuesto a la renta en América Latina

Una reciente investigación titulada Tributación para un crecimiento inclusivo y presentada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y Oxfam (Oxford Committee for Famine Relief), revela que el 10 por ciento más rico de la región posee el 71 por ciento de la riqueza y tributa solo el 5,4 por ciento de su renta. Al respecto, los expertos recomiendan políticas fiscalizadoras para evitar la elusión y evasión.

Tania González

  Jueves 17 de marzo 2016 20:37 hrs. 
Cepal y Oxfam


El estudio titulado Tributación para un crecimiento inclusivo presentado por la Cepal y Oxfam advierte que “el sistema fiscal de América Latina favorece la recaudación de impuestos al consumo, como el IVA, lo que pone a las personas con menores ingresos en una gran desventaja frente a personas y empresas más ricas con beneficios de exenciones tributarias y facilidades para eludir impuestos”.

En entrevista exclusiva con nuestra emisora, la coordinadora de la campaña “Iguales” contra la desigualdad en América Latina y el Caribe de Oxfam, Rosa María Cañete, sumó a las características de la región el que la recaudación de impuestos sobre la renta es baja para cumplir con los objetivos de desarrollo sostenible, que es un 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

“Esas personas no solo concentran riquezas sino también mucho poder, por lo tanto han sido capaces de influir en el diseño de los sistemas fiscales de tal manera que siguen siendo privilegiados. Hacen que por ejemplo, las rentas del capital tengan tasas muy bajas de tributación o estén exentas. Por supuesto esto lleva a que se sobrecargue fiscalmente a los asalariados o al consumo, lo que agrava la desigualdad en vez de enfrentarla”.

La economista señaló que los organismos internacionales apuntan como clave para los gobiernos de la región enfrentar la evasión y elusión fiscal, ya que anualmente se pierden 320 mil millones de dólares por este motivo.

El jefe de la Unidad de Asuntos Fiscales de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, Ricardo Martner, recordó que la región en sus años de bonanza descansó en su recaudación de las exportaciones de recursos naturales no renovables, lo que produce actualmente una dificultad para continuar con los programas sociales.

“También vemos como una alternativa importante la cuestión de la tributación internacional, en conjunto con OCDE se están planteando una cantidad de iniciativas para reducir la elusión de las grandes empresas multinacionales, lo que en algunos documentos se llama “las termitas fiscales”, esa capacidad que tienen para evitar impuestos en los países que producen”.

Limitar los paraísos fiscales y evitar que las multinacionales tributen en países que tienen poca base, son algunas de las medidas que se plantean en la instancia internacional.

En tanto, Gonzalo Polanco, Director del Centro de Estudios Tributarios (CET) de la Universidad de Chile, comentó que la desigualdad va de la mano con que las administraciones tributarias latinoamericanas en general, tienen más dificultades para recaudar impuestos que otras.

“En los países más avanzados de la OCDE, la proporción que significan los impuestos a la renta, es mucho mayor que de los impuestos indirectos como el IVA. En general dan una mayor preponderancia a la renta (corporativos o al capital) porque son tipos de impuestos que al ser directos y conocerse el contribuyente permiten lograr con mayor facilidad una mayor equidad tributaria”.

En esa línea, Polanco sostuvo que en el caso de Chile, el IVA es un impuesto casi de autocontrol, en cambio el impuesto a la renta necesita una fiscalización más sofisticada y recién hace dos años con la ley de Reforma Tributaria se aprobó el fortalecimiento del Servicio de Impuestos Internos, lo que a su juicio, amerita que los funcionarios reciban capacitación para aumentar su desarrollo fiscalizador.

No obstante, Chile no figura en el peor escenario, Guatemala y República Dominicana son las que recaudan menos en América Latina y hacen pagar más a quienes menos tienen.