Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 13 de junio de 2024


Escritorio

Horario


Viernes 18 de marzo 2016 9:21 hrs.


Compartir en

Hay que decir que, en materia horaria, el ministro de Energía sigue dando la hora.

Después de un año de imposición de un horario forzado y arbitrario, se elimina lo bueno: un horario único. Y se persiste en lo malo: la aplicación de un huso horario que no corresponde a nuestra posición geográfica.

En efecto, a la longitud de nuestro país en el globo terráqueo -una y la misma, dada la forma y emplazamiento de nuestro territorio continental-, corresponde aplicar el huso horario GMT -5 y no GMT -4 ó -3, de los antiguos horarios de invierno y verano (el que hemos sufrido ininterrumpidamente todo un año). Ello es así por nuestra posición de longitud en relación con el meridiano de Greenwich o meridiano 0 que pasa por Londres.

En consecuencia, lo natural y conveniente es guiarnos por nuestro emplazamiento geográfico y adoptar como horario único para nuestro territorio continental el huso horario GMT o UCT (Greenwich Mean Time o Universal Coordinate Time) -5, o sea, una hora más temprano que el horario de invierno que se pretende implantar por sólo 3 meses y 2 horas más temprano que el horario actual.

Este horario actual -y, en su propia medida, también el que se pretende implantar- va contra el sentido común y la misma naturaleza de las cosas, que desde siempre ha hecho que los seres vivan y se desplacen sobre el planeta de acuerdo al ciclo solar y no a caprichos autoritarios. Lo sano y natural es iniciar la jornada bajo la luz solar y no en tinieblas. Ello favorece la actividad diaria y no causa ningún perjuicio a los noctámbulos.

Así como el cambio horario sólo produce perturbaciones y ningún beneficio, otra cosa es tener una hora diferenciada para la zona austral, si ello beneficia a su población.

En tales circunstancias, esta situación de impasse entre la autoridad y los habitantes, es una buena oportunidad para que decidan los afectados, mediante una consulta ciudadana en toda regla.

Rafael Enrique Cárdenas Ortega

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl