Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 16 de junio de 2024


Escritorio

Desde un Proceso Constituyente hacia una Asamblea Constituyente


Viernes 15 de abril 2016 10:58 hrs.


Compartir en

Señor Director:

Desde hace varios años, muchas organizaciones ciudadanas están cuestionando el sistema democrático chileno, basado en la representatividad, es decir, que cada persona equivale a un voto y que les delegan la soberanía a una persona y esta persona toma decisiones por nosotros, sin que entre una u otra elección los ciudadanos podamos deliberar en temas que nos afecten a todos los chilenos. Solo existe la deliberación a nivel local, en la que sí se puede, de manera informal, solucionar problemas puntuales, o bien, para decidir de qué manera se va a ejercer el simple derecho a petición para que nuevamente, los supuestos representantes, solucionen nuestros problemas en oficinas del Congreso o algún ministerio.

¿Es suficiente con esto?

Claramente que no, pues esto ya se sabe que no sirve. A mi juicio esta sería una causal de la alta abstención en las elecciones: El voto no sirve. “Para que voy a votar, si no se va a cambiar nada”.

El Gobierno ha anunciado las etapas del proceso Constituyente. El momento culmine de todo el debate ciudadano que se ha planteado será la propuesta presidencial de nueva Constitución que será enviada al Congreso.

¿Podemos confiar en este mecanismo?

A mi juicio, no.

Primero: Porque la mitad del Senado que decida la Nueva Constitución (considerando los plazos establecidos), será binominal.

Segundo: Porque la ley de partidos que está a punto de promulgarse, favorece a los partidos del Duopolio en la entrega de recursos, relegando a una situación incómoda a todos aquellos partidos independientes y movimientos que quieran constituirse como partidos a competir en condiciones desiguales.

Tercero: Dado lo anterior, no podemos confiar en que la nueva Constitución va a representar las transformaciones estructurales que hace tiempo viene demandando la ciudadanía, y no habrá un debate serio en torno a los temas que incomodan a la casta política que nos gobierna. Temas como el Federalismo v/s Estado Unitario, si eliminar o no la figura del Presidente por la de un Primer Ministro sin tantas atribuciones, el sistema electoral, la existencia de referéndum revocatorio, las iniciativas populares de proyectos de ley, el reconocimiento de la Plurinacionalidad del territorio chileno, los derechos sociales garantizados, el rol del Estado: ¿Debe generar capacidades a las comunidades locales o los tecnócratas tienen que solucionar los problemas territoriales? La propiedad del agua, etc. Todos temas que incomodan al Duopolio dado que, implican una distribución más igualitaria del poder para poder decidir lo que nos afecta.

No nos engañemos: La coalición gobernante se ha favorecido con estas reglas del juego y no me cabe duda que las quiere mantener. Ante esto mismo debemos participar en las discusiones comunales, provinciales y regionales para cuestionar el mecanismo y promover una Asamblea Popular Constituyente como instancia deliberativa y que represente la diversidad chilena.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl