Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 14 de julio de 2024


Escritorio

El Humano Luksic


Miércoles 27 de abril 2016 19:44 hrs.


Compartir en

Pensaba esta mañana que la incursión de Andrónico Luksic en la arena noticiosa para responder a los crudos comentarios del parlamentario Gaspar Rivas, puede ser tomada como otra demostración de poderío. Personalmente, siempre he creído observar que este hijo de don Andrónico Luksic Abaroa lleva su mezclada sangre de gran aventurero, visionario y sentimental. Sin embargo, en esta oportunidad el hijo no supo mostrarse a través de un diálogo, habiendo preferido un monólogo en vez de, por ejemplo, una sana y acostumbrada conferencia de prensa, abierta y sincera. Hubiese sido un gran paso adelante para el mundo empresarial en su conjunto porque es eso lo que Chile necesita: conversar.

En efecto, cualquier persona y sobre todo una cuya posición financiera venida del padre sobresale en nuestra sociedad, desarrollar su perfil no lo logra sólo declarándolo durante casi siete minutos en un informativo central. El perfil es, en cambio, una consecuencia lógica y elemental de la mirada del otro. Los otros. Y los otros somos todo Chile.

Comunicacionalmente, estimo que si a Andrónico Luksic lo han convertido en caricatura, como señalaba el economista Axel Kaiser en una carta a El Mercurio, es precisamente por su manera de mostrarse desde una posición de superioridad y sin dar posibilidad alguna de responder a sus planteamientos. Sin dialogar. Quizás fue mal aconsejado precisamente por sus asesores comunicacionales.

Estimo, igualmente, que es una legítima y humana aspiración de toda persona el conocer a quienes figuran con más poderío en la sociedad, pero conocerles en un trato con sus iguales que, reitero, somos todos. Para ello los empresarios como el señor Luksic debieran interactuar mostrando sus verdades, porque me imagino que no las tendrán escondidas. Y no actuar como lo fue en esta oportunidad, desde un podio televisivo que les pertenece sino en la vida diaria, pública y corriente o en una conversación con los profesionales de la prensa, que para eso también estamos los periodistas, generalmente.