Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 13 de abril de 2024


Escritorio

Desde la Isla Grande


Lunes 9 de mayo 2016 17:17 hrs.


Compartir en

Señor Director:

Como lo hago muy frecuentemente, esta mañana he leído su medio, y no puedo dejar de manifestar la molestia por el Análisis semanal del señor Víctor Herrero. Es necesario señalar que cuando uno busca leer en diario.uchile.cl, espera encontrar solidaridad con los movimientos sociales, análisis relevantes y respeto por las luchas del pueblo. Sin embargo, uno se encuentra con una opinión ligera, irrespetuosa y ofensiva.

Debo decir que una opinión como esa, sólo puede emanar de un escritorio en algún edificio de Santiago, donde es fácil hablar de la construcción de un mall en Castro, porque no se estuvo ahí luchando para que semejante símbolo del capitalismo no se instalara en nuestra isla, acaso ustedes lucharon de igual manera para impedir que Paulmann levantara ese gigante Costanera Center en Santiago.

En casi cuatro líneas de su análisis semanal pretende enrostrar que nuestro archipiélago se mantuvo leal a España, rechazando pertenecer a la naciente nación chilena, donde el padre de la Patria era más realista que cualquiera, y no trepidaba en traicionar a los verdaderos patriotas. Ese país que envió su ejército a invadir el territorio del pueblo nación mapuche, desconociendo el tratado con la Corona que reconocía el territorio mapuche al sur del Biobío. La barbarie conquistadora superada por el ejército chileno que usurpaba a través de la guerra el territorio a sus legítimos dueños.

Qué es lo que el señor Víctor Herrero sabe de la resistencia isleña a las empresas salmoneras. La isla ha denunciado por años los nefastos efectos de la industria salmonera, que no sólo se evidencia en la escasez de especies nativas para el consumo -porque el salmón es un depredador-, sino también en la permanente contaminación por antibióticos, preservantes, limpiadores y basurales que las balsas salmoneras dejan en las orillas de nuestras playas. Es cierto que la gente ha trabajado en estas empresas, pero el análisis de esto debe necesariamente tener su origen en la implantación de las leyes salvajes del mercado, donde se ofrecen puestos de trabajo a cambio de la acción extractivista o la destrucción de nuestros recursos naturales, todo con el apoyo de los gobiernos de turno que desde 1990 hasta hoy, han administrado a la perfección lo heredado de la dictadura.

Por tanto, es muy ofensiva la forma en que el señor Herrero se refiere a las chauchas que van a recibir mis hermanos chilotes, porque hay que vivir en la isla para saber de la sobrevivencia, de la lucha y de la dignidad de un territorio que hasta hoy no se siente parte de este país. Que ha hecho control territorial de una enorme provincia, porque ahí no está gobernando el Estado de Chile.

Le exigimos respeto por un pueblo que canta y baila su música en las barricadas, que tiene intervenciones urbanas diarias en Castro, que de las islas de Quinchao viajan a Achao en lanchas para marchar, que en Quellón vigilan las 24 horas la entrada sur de la isla. Esto no aparece en los medios de comunicación nacionales, porque sabemos a quiénes sirven. Por eso esperábamos que medios como el suyo pudieran mostrar a Chile y al mundo la lucha de los chilotes.

Un abrazo fraterno desde el sur, Juan Pablo.

Movimientochiloe66@gmail.com

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl