Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de julio de 2024


Escritorio

CODEJU repudia violencia de género contra estudiante torturada por Carabineros

La Comisión Chilena Pro-Derechos Juveniles (Codeju) lamentó el actuar de Carabineros en el desalojo del Liceo de Niñas de Concepción, donde una estudiante de cuarto medio fue detenida y brutalmente torturada, siendo víctima también de insultos lesbofóbicos. “Esto demuestra los terribles resabios de un Estado patriarcal y homofóbico”, afirman.

Oriana Miranda

  Domingo 5 de junio 2016 9:58 hrs. 
ln conce

Compartir en

La Comisión Chilena Pro-Derechos Juveniles (CODEJU) repudió el actuar de Carabineros en el desalojo de la toma del Liceo de Niñas de Concepción, donde la vicepresidenta del Centro de Estudiantes, Constanza Vargas, fue llevada a la 1ª comisaría de Concepción, desnudada, torturada, denigrada por su condición de homosexual y golpeada hasta el punto de tener que llevarla de urgencia al hospital.

“Podemos reconocer claras violaciones a Derechos Humanos como la existencia de tortura en el procedimiento, discriminación y violencia de género dentro del relato dado por la estudiante, además de la denuncia verosímil de detención injusta o por lo menos con procedimientos ilegales donde se apagan las cámaras de la comisaría, se mantiene la detención posterior a la constatación por lesiones y se desnuda y agrede a la estudiante”, diagnostica la organización en un comunicado.

“Estos hechos son cuestiones que no pueden quedar sin sancionar y que claramente no están establecidos en los marcos de ningún tipo de detención por simple falta, pero son una tónica dentro de los procedimientos policiales denunciados por parte del movimiento estudiantil las últimas semanas en el país”, añade.

La Comisión hace hincapié en que la violencia de género promovida desde los organismos del Estado es “inconcebible”: “las estudiantes denuncian a cuatro carabineras de humillar a su compañera por su homosexualidad, riéndose de ella, quitándole sus aros y golpeándola. Esto no solo demuestra los terribles resabios de un Estado patriarcal y homofóbico, sino además, como desde las fuerzas de orden se naturaliza una concepción convencional del hombre y la mujer que vulnera totalmente el Derecho a la no discriminación establecido en la declaración universal de Derechos Humanos y en nuestra Constitución”.

Por último, concluye que “no podemos tolerar dentro de un Estado democrático los hechos de tortura ocurridos hoy, que nos recuerdan la época dictatorial en la cual se atentaba contra la vida solo por pensar y ser diferente a quienes detentaban el poder”.

Síguenos en