Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 29 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Ex alcalde de Nueva York: “Las personas no tienen derecho a utilizar las calles”

En una conferencia en la Universidad Adolfo Ibañez, Rudolph Giuliani afirmó que las personas no tienen el derecho de manifestarse en la vía pública y negó que el control de armas tenga algún impacto en la lucha contra el terrorismo. Expertas criticaron la postura del ex edil, asegurando que no logra entender lo que está pasando en América Latina.

Montserrat Rollano

  Viernes 17 de junio 2016 10:48 hrs. 


En visita a nuestro país, el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani, conocido internacionalmente por su teoría de la Tolerancia Cero, reiteró su polémica mirada sobre el combate a la delincuencia, el control de armas y el terrorismo.

Durante la conferencia titulada “La otra mirada”, el ex edil de Nueva York repasó varias materias relativas a la seguridad, entre ellas la controversial teoría que consiste en procesar incluso los delitos más pequeños para conseguir el respeto de las leyes.

En esa línea, Giuliani aseguró que uno de los aspectos que se debe abordar para hacer frente la delincuencia es establecer penas de al menos 10 años en casos de reincidencia y cadena perpetua para los que delinquen por tercera vez.

A propósito de la discusión sobre la autorización de las marchas estudiantiles en nuestro país, Giuliani indicó que “la posibilidad de utilizar las calles no es algo a lo cual las personas tengan derecho (…) pueden hacerlo en las veredas, pero no en las calles”. Asimismo manifestó que “si permitimos que 15 o 20 salgan a las calles perdemos el control”.

La visión del ex alcalde de Nueva York fue rebatida por la académica del centro de estudios de seguridad ciudadana del INAP dela Universidad de Chile, Ajejandra Mohor. Según la experta, las ideas de Giuliani no son aplicables en la realidad latinoamericana, ni en lugares donde se ha avanzado en el respecto de los derechos humanos y civiles.

“Definitivamente no son aplicables esas estructuras teóricas para todo tipo de fenómenos, menos aun cuando en los últimos 20 años en particular en América Latina y muy especialmente en Chile hemos aprendido que en el marco de un Estado de Derecho, del respeto de los derechos humanos y derechos civiles, es necesario trabajar desde la  prevención, con una perspectiva integral y no sólo desde una perspectiva represiva”, afirmó

Para la socióloga y experta en materias de Seguridad, Lucía Dammert, la realidad estadounidense no se equipara en nada a la nuestra y el aumento de penas propuesto por el ex edil neoyorkino sólo podría llevar a incrementar la cantidad de gente en las cárceles, principalmente de grupos minoritarios y con bajos índices de reinserción.

“Creo que la idea de aumentar las penas y los castigos lo único que nos puede llevar es a la situación Estados Unidos que es el país que tiene la mayor cantidad de presos en el mundo, que esos presos principalmente pertenecen a los grupos minoritarios, con porcentajes de los jóvenes afroamericanos y latinos muy altos en prisión, que es una población que después difícilmente se reinserta y que tiene que vivir de los beneficios sociales que aquí no tenemos y que allá sí les dan, para vivir en una vida pos penitenciaria”.

Según  la académica, encerrar a la gente no es una solución sostenible en el tiempo: “la famosa propuesta de la tercera es la vencida lleva a un incremento de gasto público en cárceles mayor que el gasto público en educación”.

En relación a la visión de Giuliani sobre las manifestaciones públicas, la experta indicó que “probablemente no logra entender lo que está pasando en América Latina. Sin embargo, me parece llamativo porque ha habido manifestaciones en Estados Unidos bastante significativas, incluso frente a la Casa Blanca pidiendo por el fin del porte de armas o por el matrimonio igualitario”.

En materias de seguridad y combate al terrorismo, Giuliani afirmó que “a los terroristas no les interesa el control de armas” y criticó duramente al presidente Barack Obama: “¿cuán estúpido se puede ser para pensar que el control de armas  pude detener a estos terroristas demoníacos?”.

Ante esto, Alejandra Mohor afirmó que “no logro comprender como alguien puede disociar terrorismo o violencia homicida de las armas circulando. Hay investigaciones que son categóricas respecto del impacto que tiene reducir las armas circulantes en la reducción de los homicidios”.