Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 23 de febrero de 2024


Escritorio

Sexualidad: 100 preguntas, un solo problema


Lunes 17 de octubre 2016 6:45 hrs.


Compartir en

Señor Director:
Mucho se ha hablado sobre el libro impulsado por la Municipalidad de Santiago “100 preguntas sobre sexualidad adolescente”. Se han desprendido un sinfín de comentarios: desde que es una falta de respeto a las familias, hasta que el libro mecaniza el sexo y lo enseña como si fuera ‘’aprender a andar en bicicleta’’. La verdad es que, ni el descaro de la derecha que cree que una niña de 13 años no puede hablar de educación sexual pero sí puede ser mamá, ni las acusaciones de la falta de contenido que logre conectar toda la nebulosa de sensaciones que trae consigo el sexo, ayudan a solucionar lo que por años no hemos sido capaces de plantearnos como país: educar a la población sobre sexualidad.
Hay temas que nadie quiere hablar en Chile. Somos un país con miles de embarazos juveniles, una horrible discriminación de género, altas cifras de enfermedades de trasmisión sexual, niños que terminan en el SENAME por ignorancia e irresponsabilidad de padres que nunca fueron orientados, negligentes abortos que ponen en riesgo a nuestras mujeres y que se podrían evitar si combatiéramos desde niños ese tabú que tanto mal nos ha traído.
Pareciera que aquí en Chile el Estado diera chipe libre para que nuestros jóvenes se ‘’orienten’’ con concepciones erradas impulsada por géneros musicales, propagandas y mitos urbanos que solamente profundizan la enorme problemática del machismo.
Entonces ¿cómo vamos a solucionar un problema del cual nadie quiere hablar, pero lo vemos todos los días? Es evidente que el libro es un avance, pero es más evidente aun, que no solucionará el problema. No podemos esperar que un libro nos enseñe el cómo experimentar nuestros sentimientos, porque básicamente es solo eso, un libro instructivo. Sería ingenuo creer que la solución a los problemas llegará en un par de páginas.
Como chilenos debemos avanzar en políticas públicas de educación que realmente orienten a nuestra sociedad mediante un proceso cognitivo constante y transversal a todo el sistema educativo, logrando que a nuestros hijos se les enseñe lo importante y lo bello de la sexualidad, en vez de que un cantante de Puerto Rico o un comercial de WOM le sigan profundizando una grieta de ignorancia, machismo, hipersexualidad y mecanización de nuestras relaciones íntimas.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl