Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 3 de marzo de 2024


Escritorio

Bolivia apelará sanción que otorgó victoria por secretaría a Chile

Claudio Medrano

  Miércoles 2 de noviembre 2016 13:01 hrs. 
bolivia

Compartir en

Pese a que no había mucha certeza de que la FIFA acogiera el reclamo de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, finalmente decidió castigar a Bolivia por la inscripción irregular de un futbolista durante un partido de clasificatorias y le quitó los puntos conseguidos durante los duelos que tuvo ante las selecciones de Chile y Perú.

Dos puntos que dejan a Chile en zona de repechaje para el mundial de Rusia y que ha provocado la molestia de los demás países de la Conmebol que fueron perjudicados por la decisión del ente rector del fútbol mundial.

En concreto lo que la FIFA decidió fue sobre la base de la errónea inscripción del futbolista Nelson Cabrera, paraguayo nacionalizado boliviano, pero que no cuenta con los años de residencia mínimos exigidos por las bases (5 años) para poder representar a un seleccionado nacional.

Cabrera jugó durante las fechas clasificatorias que enfrentaron a Bolivia con los combinados de Perú, en La Paz y ante Chile en Santiago. En ambas fechas cosechó cuatro puntos gracias al triunfo conseguido ante Perú y el empate rescatado en el Estadio Monumental.

Precisamente la sanción implica la pérdida de esos puntos y además se cambian los resultados de ambos partidos, los cuales quedaron ambos tres a cero en contra del conjunto boliviano.

Bolivia alega que presentación fue extemporánea

Uno de los argumentos planteados por la defensa boliviana es que la acusación presentada por Chile y Perú es extemporánea considerando que, de acuerdo a las bases de las clasificatorias rumbo a Rusia 2018, cualquier presentación de este tipo debe hacerse 24 horas después de terminado el partido.

En el caso de la presentación hecha por Chile dicho plazo no se cumplió, pero de acuerdo a los abogados que participaron de la acción, lo estipulado en las bases de las clasificatorias no tiene que ver con la resolución emanada desde la FIFA.

El abogado brasileño contratado por la ANFP, Ricardo Carlezzo, explica este punto “la presentación del reclamo no fue extemporánea, como se dijo en algún momento, porque le hicimos ver a la FIFA que aquí correspondía que se aplicara su Código Disciplinario, junto a las sanciones y plazos que dictamina. Y en ese documento no está establecido lo de las 24 horas posteriores a un partido para hacer algún descargo. Eso solo está en el reglamento de las clasificatorias para la Copa del Mundo. Esa es la explicación”.

En Bolivia insisten en que la resolución es arbitraria y para apelar tienen dos opciones, aunque en ambas las probabilidades de obtener un fallo favorable son escasas. En primer lugar está la opción de apelar ante la propia FIFA insistiendo en la extemporaneidad del requerimiento presentado por Chile. Es decir, apelar nuevamente a que la acusación se presentó fuera del plazo de 24 horas estipulado en las bases de las clasificatorias.

Las opciones en esta instancia dependerán del punto esgrimido por FIFA para sancionar a Bolivia en primer lugar. Si es efectivo que se falló sobre la base del reglamento general de la Federación, es muy poco probable que se privilegie las bases específicas de un campeonato por sobre el reglamento general FIFA, por lo que se debería mantener el castigo.

La otra alternativa que se presenta para Bolivia es acudir al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), esta instancia abriría un proceso completamente nuevo en el cual se podrían presentar nuevas argumentaciones y antecedentes. Aunque debido a las características de dicho tribunal, es muy difícil que acoja una apelación como la que podría presentar Bolivia  porque es un recurso de nulidad en causales muy específicas.

Las otras sanciones por “secretaría” que involucran a Chile

Esta situación no es novedosa para nuestro país dado que hay otros partidos en los que el resultados de partidos del seleccionado nacional donde el marcador final fue dictaminado desde la FIFA.

El primero de ellos ocurrió el año 1973 cuando Chile enfrentó el repechaje para el mundial de Alemania Federal ante la poderosa selección de Unión Soviética. Luego de un trabajado empate a cero en Moscú, el combinado nacional debía definir en casa ante la URSS el paso a la fase final de la copa del mundo.

El partido se debía jugar el 21 de septiembre del año 1973, solo días después del golpe de Estado cívico y militar que instauró la dictadura encabezada por Augusto Pinochet. En las paredes del Estadio Nacional todavía se podía ver las manchas de sangre producto de los interrogatorios y torturas que se registraron en ese lugar. Pese a eso el partido siguió adelante aunque con la férrea resistencia del cuadro soviético.

El rechazo de la URSS fue tal que se negaron a viajar a Santiago como forma de apoyar a las víctimas de la dictadura y en repudio al gobierno de facto de Augusto Pinochet. Finalmente el partido se jugó aunque con un solo equipo en cancha. Luego que “Chamaco” Valdés anotara un gol simbólico el partido fue terminado y el triunfo se le dio a la selección nacional por dos goles a cero lo que les permitió clasificar a ese mundial.

El otro antecedente tiene que ver con el recordado “Maracanazo” de septiembre de 1989 cuando Roberto “Cóndor” Rojas se cortó la cara simulando el impacto de una bengala buscando una sanción para Brasil cuando el marcador favorecía al cuadro local por un gol a cero.

Pese a que en un principio Rojas negó que se haya infringido las heridas, los antecedentes lo obligaron a reconocer la farsa lo que derivó en una dura sanción para Chile que quedó fuera de dos procesos mundialistas, Rojas en tanto fue suspendido de por vida de la práctica futbolística. Para las estadísticas quedó como resultado para ese partido un triunfo de dos goles a cero de Brasil sobre Chile.

En esta ocasión y luego de un cambio en los estatutos FIFA, el resultado por defecto para un partido que ve interrumpido su normal desarrollo o cuyo resultado necesita ser modificado es de tres goles a cero, lo que permitió a Chile escalar hasta el quinto lugar de las clasificatorias, ubicándose en zona de repechaje y dejando, momentáneamente a Argentina fuera de la Copa del Mundo.

Ahora solo resta saber la decisión que tomará Bolivia y los pasos a seguir que adoptará para tratar de revertir el fallo, aunque, hasta que no se dictamine lo contrario, la sanción adoptada por FIFA es irrevocable.

Síguenos en