Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 17 de abril de 2024


Escritorio

Marlene Ahrens: los 60 años de un “ícono” deportivo

Un día como hoy, pero hace 60 años, la chilena Marlene Ahrens conquistaba la medalla de plata de los Juegos Olímpicos de Melbourne Australia, en el lanzamiento de la jabalina. Hoy con 83 años, se conmemora el día en el que ella dejó en alto al deporte chileno y, especialmente, a las mujeres de nuestro país.

Francisca Collao Kehr

  Lunes 28 de noviembre 2016 23:16 hrs. 
Marlene Ahrens

Compartir en

La deportista, lanzadora de jabalina, Marlene Ahrens fue distinguida hoy por el Ministerio del Deporte (Mindep), luego de que se cumplieran 60 años desde que obtuvo la medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956.

Ahrens es, hasta el momento, la única mujer chilena que ha logrado esta hazaña, y su conquista la ubica dentro de los poco más de treinta chilenos que han representado la imagen de Chile en tan importante evento deportivo.

En los Juegos Olímpicos de 1956, Ahrens fue la abanderada de Chile y la única mujer dentro de la Delegación Chilena. En el momento de la competencia alcanzó una distancia de 50,8 m, lo que la hizo quedarse con el segundo lugar, luego de la soviética Inese Jaunzeme, superara su lanzamiento con una marca de 53,86 m, quedándose con el oro.

El logro de la lanzadora, la ubica dentro del grupo donde están Nicolás Massú y Fernando González, tenistas que lograron la medalla de oro en Atenas 2004.

La deportista también incursionó en el tenis y en 1967 ganó un torneo de dobles mixtos. Luego se dedicó a la equitación, actividad que la llevó a los Juegos Panamericanos de 1996.

 Por azar

Cabe destacar que Marlene Ahrens llegó a ser lanzadora de jabalina sin haberlo buscado.  Luego de una visita a Cachagua, junto a su esposo Jorge Ebensperguer que en ese momento era su novio y unos amigos, jugó a tirar piedras al mar y se dieron cuenta que sus lanzamientos eran mejores que las de los hombres que la acompañaban. Luego de esto Ebensperguer, quien fue un connotado jugador de hockey sobre césped y gimnasta, encontró un entrenador para su novia en el Club Manquehue.

Semanas después compitió e hizo una marca que la dejó en el quinto lugar de un sudamericano y en 1955 obtuvo su propia jabalina. Luego de eso, comenzaron sus entrenamientos en el fundo de su padre, ubicado en Panquehue. Al año siguiente batió el récord chileno, que era de Carmen Venegas, y el sudamericano.

En conversación con Diario y Radio Universidad de Chile, Marlene Ahrens se refirió al apoyo que se le brindó para conseguir sus logros como deportista. En cuanto al apoyo del Gobierno, dijo que “no nada. El Club Manquehue me ofreció entrenador”.

Rememora su actuación en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956:

 

Síguenos en