Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 13 de junio de 2024


Escritorio

Carta de un talquino


Sábado 3 de diciembre 2016 14:58 hrs.


Compartir en

Señor Director:

Nací en Talca hace 56 años y siempre he vivido aquí. Alcancé a conocer una prospera ciudad agro-industrial con industrias únicas, como Compañía Chilena de Fósforos, Calaf, Jerman, Miraflores, etc. A fines de los años 70 y siendo estudiante me di cuenta que la ciudad ya había comenzado a ser otra. Estaba entrando fuertemente un sistema político-económico que hacía quebrar las empresas y al gran “Banco de Talca”. Comenzaba Talca así a ser eminentemente neoliberal. El talquino comenzaba a emigrar por cesantía. El comercio informal y los colectivos comenzaban su invasión por necesidad. Se crea así el PEM para absorber cesantía en el cual yo trabajé en la municipalidad en el año 1981 cuando el sr. Alcalde ese entonces Don Manuel Gamboa. En los años 90 el retail comenzó fácil y sutilmente a aplastar muchos emblemáticos negocios y empleos talquinos. La deuda aumentaba y la pobreza también, aunque maquillada con créditos. Se unía el monopolio a la esclavitud. A modo de solución llegan las tarjetas plásticas, pero hasta hoy solo siguen enriqueciendo a los mismos y esclavizando a los otros. El monopolio aumentó de la mano de la colusión corrupta. En lo político la situación no era distinta y no lo es hoy.

Hoy Talca sigue mostrando un rostro igual, pero maquillado. La 1 sur entre 3 y 5 oriente da pena, entre otros lugares. Creo que la municipalidad ha sido víctima de una política muy digna del neoliberalismo y ha caído en errores que resumo en lo que dijo el político y filósofo suizo Louis Domur: “La política es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve a ellos”. Es lamentable. Esta realidad le ha hecho un daño enorme a nuestra ciudad. Tal vez por eso nuestro escudo dice “Talca-trueno”. El trueno que nos ha traído tormentas. A pesar de eso quiero a Talca. La vida aquí no ha sido fácil, pero nunca me he ido y nunca he seguido intereses egoístas ni partidistas.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl