Diario y Radio Universidad Chile

Año XV, 5 de junio de 2023

Escritorio

Avances navideños


Domingo 18 de diciembre 2016 18:54 hrs.


Compartir en


Señor Director:

El día 15 de diciembre un diario de circulación nacional publicaba que “en Chile más del doble de lo solicitado puede costar un avance en efectivo”. Me parece además de vergonzoso un “robo legal” que permite este sistema, amén de la venia que la legislación le hace a los dueños de esa empresa llamada “Chile S.A”.

Los “avances” y sus similares que ofrecen los bandos, el retail y otros derivados del “monopolio a la pobreza” solo sirven para “avanzar” por el camino de la “esclavitud de la deuda”. Aunque a través del psicomarketing y el circo televisivo con sus eternos rostros maquillados de falsas sonrisas nos hagan creer que es una “solución” a los problemas que los mismos “poderosos de la banca” han creado a propósito a través del monopolio que ejerce el banco de pagos internacionales (BPI) el cual es el banco central de los bancos centrales (Bank for international Settlements) cuya sede principal está en Suiza. Yo creo que estas situaciones de “abuso contra la dignidad humana y sus derechos” han sobrepasado hasta la imaginación de Milton Friedman.

Debemos razonar frente a estas situaciones pues aunque vayamos por caminos prudentes, si nos quedamos sentados nos atropellarán los vehículos de la deuda, cuyos conductores no respetan las leyes de este tránsito que no tiene discos “Pare” pero si muchos “Ceda el paso” que le dan la preferencia para ingresar a los bancos y sus derivados, los cuales en este mes especialmente nos reciben con un “Welcome” decorado de luces navideñas. Los seres humanos no somos tontos, pues razonamos, sin embargo millones de personas compran billetes de diez mil pesos a un valor de 20 mil pesos y más ¿por qué lo hacen? El engaño y la tentación atrofian la razón y de esto se aprovecha y alimenta la ambición.

Da la impresión de que la oligarquía de este sistema tiene su propia versión del día “miércoles de ceniza” en cuaresma, pues antes de crucificarnos en la cruz de las cobranzas usureras y de las deudas estos sacerdotes del Dios codicia nos marcan la frente con las tarjetas electrónicas mientras nos dicen: “Polvo eres y en polvo te convertiremos”. Después celebrarán su propio domingo de resurrección y cantarán: ¡Aleluya! Mientras digitan la cantidad de ceros que aumentó sus cuentas en bancos nacionales y en paraísos fiscales.

¿Feliz navidad? Al menos eso nos desea la ironía publicitaria.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl