Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 29 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Chile, Venezuela y los lacayos del imperio

José Venturelli | Jueves 27 de abril 2017 7:49 hrs.


Señor Director:

“A Dios rogando y con el apoyo dando”… el gobierno de Chile, desde el tiempo inicial de la dictadura cívica-militar se estableció como el sistema represivo, antidemocrático y anti-ético que permitió todo tipo de fraudes y de despojos a los sectores populares, a la juventud, ancianos y trabajadores. Se robaron los recursos naturales como el cobre, el agua, el mar y los sistemas de servicios públicos, salud y educación. Los militares… los mismos que participaron en asesinatos sistemáticos se enriquecieron y continúan haciéndolo. Unificaron dictatorialmente los poderes del Estado (del poder ejecutivo, de un parlamento inmoral y de un poder de justicia encamado con los sectores más reaccionarios que pudieron enriquecerse en forma vergonzosa) Esa es la democracia que quieren construir en Venezuela. No es otra. Eso se obtuvo con movimiento orquestado por la derecha y la prensa (esa misma prensa que mintió y facilitó el golpe en todos sus detalles y que puso en línea a las fuerzas armadas para servir al Imperio y a las fortunas “chilenas” para robar a destajo. Los crímenes que se cometieron fueron inmorales en toda la línea…

Toda la inmundicia que sucedió contra el pueblo de Chile la vemos repetirse para servir, en otro país, Venezuela. Estados Unidos, con su presidente Obama -el mismo que se hizo entregar un premio Nóbel de La Paz (sic)- y que llevó acabo varios golpes en América Latina así como el organizar su  “coalición contra el terrorismo” que ellos mismos montaron. Ahora vemos las masacres que han hecho en el Medio Oriente y en África del Norte. Nada puede augurar que el insensato y reaccionario Presidente Trump, con sus posiciones racistas y facistoides va a contribuir con cambios de paz y justicia.

Al igual que en Chile, con excepción de las organizaciones populares que en Venezuela tienen gran fuerza y de que la aristocracia no es todavía la que controla las fuerzas populares. Venezuela tiene la mala suerte de tener enormes reservas de petróleo que es el recurso estratégico del que Estados Unidos se siente autorizado para controlarlo sin contrapeso. Muy similar al de imponerle al mundo que los EEUU son los únicos autorizados a tener el poder atómicos y a  controlarlo con sus actitudes matones.  Sin embargo, Estados Unidos son los únicos que han usado la fuerza atómica contra pueblos ya rendidos. No debemos permitir que se repitan los crímenes imperiales que siempre se desencadenan contra los pueblos

Los gobernantes que le lamen los pies al poder imperial buscan la forma de destruir a Venezuela como lo hicieron con Chile. Le aplauden al imperio todas sus bravatas de matón. Nada permite en este momento que los sectores que se robaban el petróleo, quedándose con las migajas que el imperio manejaba y que fueron despojados de ese bien nacional, vayan a tener consideraciones algunas con el pueblo venezolano que fue sacado de la miseria y exclusión. Los venezolanos obtuvieron grandes beneficios humanos y sociales. Beneficios reales que son los que hacen que ellos sean los defensores de un sistema que brindó avances sociales dejando en el camino a las dictaduras de marras que EEUU barajaba para seguir controlando,las riquezas de ese país.

El boicot a la economía es un fenómeno que representa la medida de lo que llaman ingobernabilidad. Es el verdadero terrorismo imperial que se le impone al pueblo. Lo vimos en Chile. El declarar a Venezuela como “terrorismo que amenaza a los EEUU”, como lo hizo el “demócrata (y guerrerista) Obama es igual a los ataques contra Arbenz en Guatemala y los pueblos de Nicaragua, de Cuba, Santo Domingo, Puerto Rico, Bolivia, Haití, Brasil,.Argentina, Honduras, Paraguay, Perú, Ecuador… y paremos de contar.  Cualquier intento de democratizar nuestros países es enfrentado por el capitalismo brutal con estas amenazas y actos como el que hoy vemos.

Días y décadas de horror se vuelven contra nuestros pueblos hermanos. La megalomanía de Trump no ofrece nada diferente. Los gobiernos lacayos han sido bien alimentados y entrenados.

¿Serán capaces en EEUU de impedirle a Trump su paranoia ultraderechista en sus actos de violencia irreflexiva y de mentalidad gangsteril? EL MISMO MECANISMO DE IMPEACHMENT que se hizo contra Nixon cuando él y su secretario Kissinger golpeaban a América Latina y llevaban los bombardeos contra indochina. Se transformaron en criminales de lesa humanidad.

Ya sé habla en EEUU de impedirle a Trump que siga con estos planes guerrerista a escala mundial.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl