Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 19 de junio de 2024


Escritorio

Primero de mayo: ¡Todos a Casapiedra!


Viernes 28 de abril 2017 7:16 hrs.


Compartir en

Señor Director:

“La superación del capitalismo sigue siendo la gran tarea de la humanidad” Tomás Moulian.

Poco tienen que celebrar los trabajadores en el día más importante en la historia del movimiento sindical chileno. Las condiciones actuales en un modelo político económico, social, excluyente y enajenante, constituyen un atentado permanente a la dignidad de los hombres, a sus derechos fundamentales. Es cierto que ya dejaron de circular las fichas de los tiempos de las salitreras, cuando el hombre era un esclavo y tratado como tal, cuando esa condición ya había sido abolida en los albores de la patria. Tan parecidas son las fichas a las tarjetas de banco en los tiempos actuales.

Millones de chilenos viven en un país prestado, el que arriendan a los dueños de bancos, a los propietarios de las AFP, a los mercaderes de la salud con patentes de corso bajo banderas de Isapres, a las aseguradoras, a los capitales extranjeros. Casi todo el enorme sistema educativo generando ganancia a costa de la legítima aspiración de superación para cambiar las paupérrimas condiciones de vida. Piñera presidente de Chile diciendo que educarse en un negocio y la educación un bien de consumo. Otro presidente, Ricardo Lagos, entregando la educación a los banqueros. Millones de trabajadores indefensos, golpeados desde el primer instante después de cerrar la puerta de su casa, violentamente atacados por un sistema de transporte, caro y malo, que no merece ser pagado.

Los apóstoles del modelo que lo han salido a vender a los cuatro vientos como un ejemplo a seguir, incluyendo a presidentes, ministros, empresarios, todos abrazados bailando música militar. En todo esto hay su lado oscuro, una realidad que no es posible tapar con un dedo, el 77.9% de los trabajadores ganan menos de $ 500.000 líquidos y un 53.2% reciben menos de $ 300.000 pesos en un universo de 7.317.656 de trabajadores ocupados.

Miles y miles de hectáreas de territorio están en manos de las grandes empresas madereras, alterando violentamente no solamente el ecosistema, sino que asentadas en territorios que no les pertenecen, que tiene dueños desde muchos antes, antes de que llegáramos, ellos ya estaba allí. $ 12.000 pesos paga anualmente de impuesto municipal Celulosa Arauco en dos cómodas cuotas. El agua privatizada y mal distribuida. El mar que fue regalado a siete familias por una cáfila de parlamentarios como respuesta al dinero que estas les regalaron…desde Orpis hasta Rossi, también agarró Camilo Escalona.

“Cuando un parlamentario comete un delito tiene fuero parlamentario, cuando un obrero es llamado por la policía, no tiene fuero obrero”. Phillipe Poutou. Candidato a la presidencia de Francia. Obrero mecánico de la Ford en Burdeos.

Estas cifras son entregadas por la Fundación Sol y nos permiten ver al Chile real, de a pie, al de todos los días, al que se promete que la batalla por la desigualdad será ganada, y entonces, recién entonces será feliz.

Algunos sostienen que el pasado quedó y así debe mirarse, ya es tarde para meter mano y alterar su rumbo. Pero quedan las lecciones que si pueden alterar el oprobioso camino de la injusticia y hacer avanzar las ruedas de la historia, para que la anhelada foto de la victoria de los pobres del campo y la ciudad sea nueva.

No tienen razón los patrones y burgueses. Su capitalismo egoísta y esclavista condena a millones a vidas precarias, a entregar dinero por años y años y que luego lo prestan, y entonces hay que pagar intereses, en resumen, el sector más estrecho que se ubica en el barrio alto y los paraísos fiscales, viven de sanguijuelas.

Razón tienen los que trabajan para instalar bases de un sociedad más justa y profundamente democrática. Los intentos anteriores de socialismo se cayeron de podridos por practicar la burocracia como si de una religión se tratara, excluyendo de las determinaciones fundamentales a millones de hombres y mujeres, y que en nombre de ellos la ejercía el Comité Central. Esa experiencia ya es historia.

Se debe avanzar para reinstalar bajo formas amplias y participativas un nuevo proyecto de mundo. Eso a la derecha le asusta y la bautizan como extrema izquierda, deben saber que millones si conocen a la extrema derecha que goza de buena salud al tener un ejército de empleados parlamentarios, leyes regaladas, y gobiernos para su antojo.

Y para conmemorar este Primero de Mayo ninguna victoria tiene ganada la CUT durante la postdictadura. Abandonaron a los trabajadores y se olvidaron de las reivindicaciones de los explotados. Obsecuentes militantes rendidos de una seudo/centro/izquierda neoliberal, entreguista. Monaguillos del Fondo Monetario Internacional pidiendo el voto para el engaño de la inmensa mayoría de chilenos y chilenas.

Pero la memoria se coloca frente a los traidores tiempos actuales de la CUT, cuando recuerda las calles llenas de banderas, los burgueses temblaban, y El Mercurio disparaba enfurecido contra los enemigos declarados del capital. Sería más interesante que con el actual estado de esta institución, que dice representar los derechos de los explotados se convierta en sociedad anónima o finalmente en una agencia de empleos.

Nada tienen que decir ni hacer los actuales traidores de los trabajadores, Bárbara Figueroa, Antonio Martínez y otros ocupando una tribuna que no les pertenece ni se han ganado limpiamente, menos el aplauso. Sencillamente son un grupo precario de mendicantes, corruptos y deslegitimados. Por el momento la batalla la gana el modelo, sus adalides, sus lacayos, sus serviles y yanaconas, pero los postergados saben que esa victoria no es definitiva…. ni la final.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl