Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 24 de junio de 2024


Escritorio

Por extravío de armas

Diputados acusan “cultura del descontrol” en Carabineros

Un oficio para que se realice una “profunda auditoría operativa” al interior de Carabineros fue presentado por el diputado Leonardo Soto al general director de Carabineros, Bruno Villalobos. La medida fue propuesta luego de conocerse el extravío de armamento desde la Escuela de Formación de la policía uniformada.

Gonzalo Castillo

  Miércoles 31 de mayo 2017 20:39 hrs. 
Carabineros2-678x330

Compartir en

Un operativo realizado por personal de Carabineros en La Pintana, destapó lo que podría configurarse como un nuevo escándalo al interior de la institución, luego de que se descubriera armamento de la Escuela de Formación de Carabineros “Alguacil Mayor Juan Gómez de Almagro” en poder de delincuentes.

Específicamente se trató de una subametralladora Uzi la que fue encontrada en una serie de allanamientos realizados por la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la 41° Comisaría de La Pintana, perteneciente a la Escuela de Formación de Carabineros.

La subametralladora, que no tenía encargo por robo,  se suma a las más de 30 armas y artículos como chalecos antibalas y esposas que desaparecieron desde la escuela.

La fiscal Paola Jofré de la Sexta Fiscalía Militar, confirmó que se inició una investigación de este caso, e indicó que en su labor está recibiendo apoyo de la Dipolcar y del Labocar. Además, la persecutora afirmó que aún no es posible hablar de robo de armas sino de extravío, y a pesar de no poder dar un detalle del número de armas faltantes, especificó que se trataría de revólveres, pistolas y “dos armas Uzi que faltan”.

El general Rafael Rojas, director de Educación de Carabineros, sostuvo que se ha iniciado un sumario al interior de la institución y quienes estaban encargados de custodiar el armamento extraviado fueron removidos de sus cargos.

“Los encargados de la sala de armas y el personal responsable, en este caso el jefe de la comisión, han sido destinados a otras funciones para darle transparencia a esta investigación (…) Este hecho está siendo investigado por el Ministerio Público, estamos haciendo la revisión. Hay que ser responsable con esta información, sea una arma la que falta para nosotros el hecho es grave y hay que investigarlo hasta las últimas consecuencias”.

En tanto, el intendente de Santiago, Claudio Orrego, sostuvo que corresponde determinar a los responsables de este caso y que sean sancionados de acuerdo a lo que establece la normativa vigente.

“A mí me parece gravísimo. Si hay dos prioridades que nos ha planteado la ciudadanía en Santiago en materia de seguridad es el tema del narcotráfico y el tema de las armas. En consecuencia, que hayan armas que pertenecen a una institución policial en manos de delincuentes a mí me parece gravísimo y espero que quienes están investigando esta situación la aclaren y establezcan las sanciones que correspondan”.

“El peor de los mundos”

El diputado del Partido Socialista Leonardo Soto, quien integra la comisión investigadora del fraude en Carabineros, manifestó su preocupación por la falta de control ya no sólo a nivel administrativo y financiero, sino que operativo al interior de Carabineros, lo que a su juicio configura “el peor de los mundos”, cuando armas de la policía uniformada van a parar a manos del hampa.

“Pone en tela de juicio el trabajo que se está haciendo en todas las unidades del país, en términos de saber si tienen el adecuado control, tienen el adecuado registro del armamento que se les ha proporcionado para proteger a la población, y eso se suma a otros episodios en otras comisarías donde también se ha detectado pérdida de dinero al interior de las unidades policiales”.

Consultado sobre si este hecho, sumado al millonario fraude en Carabineros, podría dar cuenta de un problema más estructural de falta de control al interior de la institución, el diputado Soto fue enfático en señalar que estos son ejemplos claros de lo que el propio general director Bruno Villalobos ha planteado, que existía en el seno de la policía uniformada una “cultura del descontrol”.

“Hoy día estamos viendo que ese descontrol también es a nivel operativo, en cuanto al uso de vehículos, al uso de armamentos, en cuanto a la cautela del equipamiento. Se encontraron chalecos antibalas, municiones. En consecuencia, dado que esta cultura del descontrol que reconoce el general director también tiene expresiones en lo operativo, es que corresponde tomar medidas inmediatas, y una de ellas es la que le proponemos al general director es que haga una auditoría completa y a fondo de todos los bienes físicos que tiene la institución”.

Finalmente, el diputado Leonardo Soto planteó que además de los sumarios e investigaciones a nivel interno que hagan Carabineros, es necesario establecer controles externos que fiscalicen el funcionamiento tanto operativo como administrativo de la policía uniformada, ya que ha quedado en evidencia que no son suficientes las instancias de control propias de Carabineros.

Síguenos en