Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 14 de junio de 2024


Escritorio

Cuando América Latina se unía: El Pacto Andino


Lunes 18 de septiembre 2017 11:55 hrs.


Compartir en

Señor director:

En 1969 seis países de nuestro subcontinente- Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela mas tardíamente- se unieron en una estructura de integración particular – el Pacto Andino- que tenia como vocación, imitando a la Unión Europea, de culminar en la formación de una vasta zona económica, comercial, cultural y, eventualmente política.

Se trataba de países con patrones  de desarrollo bastante similares aunque algunas diferencias importantes existían entre ellos, pero los regímenes políticos,  la historia después de la Independencia y unos contingentes de población no exageradamente disimiles, ofrecían mas ventajas que inconvenientes para un proyecto integrador.

Durante varios años las negociaciones entre estos Estados fueron fructuosas en los dominios de los intercambios comerciales y de la futura especialización industrial y unos acuerdos importantes fueron obtenidos que tomaban en cuenta las disparidades entre los seis países y los problemas particulares que presentaban los Estados mas pequeños o de menor desarrollo relativo.

Sin embargo, el ciclo virtuoso en que se había lanzado este proceso fue bruscamente interrumpido en 1976 y esto  por la decisión del Chile de la dictadura.

En efecto, la miopía de un dictador ignaro, como fue el tirano criollo, estuvo en el origen de este otro error histórico que vamos a tener que pagar quizás  por cuanto tiempo.

La miopía sin duda pero también, y sobre todo, los intereses concretos de quienes iban a enriquecerse o aumentar su enriquecimiento gracias a la aplicación de la doctrina monetarista de Milton Friedmann y al celo que pusieron para materializarla en nuestro país sus representantes los Chicago Boys. El engendro neoliberal que habla surgido de estos cerebros retorcidos no podía soportar, como se sabe, ni la existencia de un Estado protector de los intereses nacionales ni mucho menos un acuerdo entre varios de éstos.

Enseguida, la llegada de unos gobiernos civiles abúlicos y pusilánimes que hablan renunciado a todo verdadero proyecto nacional desde antes de asumir sus cargos ha contribuido a hundirnos aún mas en la política de las ganancias frenéticas de los de siempre y en el aislamiento respecto de nuestro entorno internacional inmediato. Así , la asociación sin entusiasmo, en 2006, de Chile a una Comunidad Andina desvitalizada, con que se pretendió reemplazar al Pacto Andino, no puede engañar a nadie.

Ya seria hora pues que retomásemos el camino de una verdadera integración con quienes la habíamos iniciado, o con algunos de ellos, y  ya sería hora también que los candidatos que quieren convencernos de su sinceridad y de su inteligencia nos digan los pasos que piensan dar a este respecto.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl