Diario y Radio Universidad Chile

Año XVI, 25 de febrero de 2024


Escritorio

La silenciosa realidad de la “esclavitud moderna” en Chile

Serían alrededor de 28 mil los casos en Chile de "esclavitud moderna", un término que engloba una serie de prácticas como al explotación sexual, trabajos forzados y tráfico de personas. Hoy en Chile existe una organización que levanta la voz para denunciar una realidad que es muchas veces acallada y que mueve billones de dólares en el mundo.

Martín Espinoza C

  Viernes 13 de octubre 2017 12:49 hrs. 
esclavitud

Compartir en

Que cada 30 segundos una persona se convierte en víctima de esclavitud, que hay más esclavos ahora en el mundo que en cualquier otro momento de la historia, que en Chile hay más de 28 mil personas en esta situación. Los datos son de la ONG A21 y hacen referencia a la denominada “esclavitud moderna”.

La esclavitud moderna se define como tráfico de personas, trabajo forzado, endeudamiento que deviene en servidumbre, matrimonios forzados para el trabajo o explotación sexual con intercambio de dinero y su mercado mueve alrededor de USD $150 mil millones cada año. Según el Índice Global de Esclavitud 2016, son más de 45 millones de personas en el mundo las que hoy son víctimas de esta condición, un 28 por ciento más de lo que se contemplaba en 2014.

El informe de la fundación Walk Free señala que más de la mitad de los esclavos modernos están en cinco países: India, con 18,35 millones; China, con 3,39 millones; Pakistán, con 2,13 millones; Bangladesh, con 1,53 millones, y Uzbekistán, con 1,23 millones.

Eva Anggraeni es uno de esos 28 mil casos chilenos sobre los que se hace referencia. Llegó de Indonesia en 2008 para trabajar como niñera en el hogar de una familia puntarenense. Durante 3 años y 8 meses tuvo prohibido salir de la casa, la despensa era cerrada con llave, no recibía salario alguno, trabajaba desde las 5 de la mañana hasta las 2 de la madrugada y era violentada psicológicamente de forma permanente. De creencias musulmanas, el matrimonio que la esclavizó ocupaba la excusa de la intolerancia hacia aquella religión para enclaustrarla en el hogar. Durante esos casi 4 años retener su pasaporte y su carnet, sin dejarla siquiera conocer su RUT.

“Me decían que acá en Chile a la gente no le gustaban los musulmanes, que por mi seguridad no saliera de la casa. Comía sobras de los platos. Cuando hablo de estas cosas es como vivirlo de nuevo. Dan ganas de olvidarlo, pero en verdad no quiero, porque es parte de mi vida que me marcó durante 3 años y 8 meses. Cuando compraban panes eran cinco panes para cinco días, cada vez que sacaba algo de la cocina tenía que anotarlo. Me llamaban cada 10 minutos para tenerme bajo control. La familia tenía mucha plata y con eso intentaron comprar hasta a la fiscalía”, dice con voz quebrada a través del teléfono.

En 2011 escapó, sin plata ni documentos, de la casa que la retuvo durante todo ese tiempo. Actualmente la pareja, que trabaja en la Zona Franca de Punta Arenas tiene una orden de alejamiento y el abogado de la familia ha insistido, en reiteradas ocasiones, en ofrecer cuantiosas cantidades de dinero para que Eva cierre la causa.

Eva esa una de las miles de razones que tienen hoy a la ONG A21 realizando la primera Caminata por la Libertad. Es la 4ta versión mundial y la primera que se realiza en el país. Julia Samith es la vocera y representante de A21 en Chile. A su juicio la situación que viven miles de personas que se ven obligadas a trabajar de manera forzosa es un problema urgente, considerando además que la gran mayoría son inmigrantes que saben poco del idioma, la cultura y, sobre todo, sus derechos: “El diagnóstico que nos hicieron, porque lamentablemente en Chile no ha habido un informe actualizado, estimó que en Chile hay 28 mil esclavos, tanto en el ámbito laboral como de explotación sexual. Hace poco la PDI sacó un informe señalando que entre 2012 y 2016 subió un 575 por ciento el crimen por trata. Con tanto migrante es mucho más fácil que sean explotados, que les quiten sus pasaportes, su identidad, porque son mucho más vulnerables”.

Chile y Brasil aparecen como los países con menor proporción de esclavitud en la región, mientras que Perú, Colombia y Venezuela figuran como los peor evaluado. A pesar de eso, en Chile siguen siendo miles las personas que sufren de esclavitud moderna y las que motivan la caminata que se llevará a cabo este sábado 14 de octubre, a partir de las 10 de la mañana, y que recorrerá la Alameda desde Baquedano hasta Plaza Los Héroes.

Síguenos en