Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 1 de diciembre de 2022

Escritorio

La ética de MEO y Alejandro Navarro


Martes 17 de octubre 2017 7:33 hrs.


Compartir en


Señor Director:

Durante años los ciudadanos y ciudadanas de Chile hemos calificado de mala manera a la clase política nacional, los epítetos sobran. Las  encuestas y la calificación matemática de confianza respecto de aquella clase hablan por sí mismas.

Se dice que el gran líder independentista de la India, Mohandas Karamchand Gandhi decía: “Tú debes ser el cambio que quieres ver en el mundo”. Traigo esta frase a colación para referirme a dos personas que actualmente compiten por el sillón presidencial que en marzo la presidenta Bachelet dejará vacante. Uno de ellos, y por quien principiaremos, es Marco Enríquez-Ominami, coloquialmente conocido como MEO por las siglas de su nombre y apellidos. El segundo es Alejandro Navarro.

Marco Enríquez-Ominami (MEO)

Tartufo conoce a quien engaña, aprovéchase ofuscándole con cien apariencias y con su hipocresía le saca sumas a toda hora, adquiriendo además el derecho de censurarnos a todos” (Molière).

Creo que alguien que sepa mínimamente de él,  sabrá que su padre biológico, Miguel Enríquez, fue fundador y el principal e icónico líder del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Agrupación de jóvenes, principalmente penquistas, que decidieron seguir las enseñanzas del socialismo revolucionario marxista declarándole la guerra al Estado burgués nacional, cuyas pétreas estructuras sociales, económicas y políticas impedían, desde tiempos coloniales, el protagonismo de la clase trabajadora, proletaria, campesina y, por ende, más humilde y pobre de nuestro país, en aras de la justicia social.

Retornando al presente, MEO está incursionando en su tercera campaña en pos de obtener la banda presidencial. Las dos ocasiones anteriores, por cierto, fueron fallidas. En sus albores políticos fue socialista e incluso diputado de ese partido. Fundó una nueva entidad política, que él mismo y sus correligionarios dicen que es de tendencia centro-izquierdista con un fuerte componente de socialismo democrático como visión rectora de la agrupación. Dice ser cercano a las experiencias del socialismo del Siglo XXI, como la venezolana y boliviana.

Después de todo lo escrito anteriormente viene lo más llamativo, por expresarlo de un modo leve. ¿Cómo es posible que alguien que se precie de ser de izquierda pueda obrar de forma tan poco ética hacia las personas de izquierda que han confiado en él durante años, entregándoles su voto y apoyo, mientras él se codea y obtiene beneficios de la élite económica nacional e internacional? ¿Puede alguien que ha sido  beneficiado con tantas regalías, de aquella casta social, bregar libremente para que los más desposeídos tengan derechos sociales mínimos, que aquella misma casta les ha negado durante años y centurias?

Para mí, ser chileno es una tragedia. Si naciera de nuevo, no me gustaría serlo. Hubiera preferido ser italiano“. Con estas palabras se refería Marco Enríquez-Ominami al dilema de su nacionalidad en una entrevista a la revista Cosas que fue publicada el 11 de julio del 2003 (https://www.google.cl/searchq=meo+aborrece+a+chile+revista+cosas&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwj0mbjkvvbWAhVEh5AKHezxDTcQ_AUICigB&biw=1366&bih=700#imgrc=4WYy3l_QQCfNTM). Ergo, ¿por qué alguien que aborrece a Chile aún quiere ser su primer mandatario?

Recapitulemos la incestuosa relación de Enríquez con el poder económico:

  1. El Caso OAS

El Grupo OAS es un conglomerado empresarial . Actúa en diversos países del mundo en el ramo de la ingeniería civil. Está formado por la Constructora OAS, que opera en la construcción civil y pesada, OAS Empreendimentos, que opera en el segmento del mercado inmobiliario y OAS Inversiones, que es responsable de inversiones en infraestructuras y concesiones de servicios públicos y privados.

En agosto de 2015, la justicia brasileña condenó el expresidente de la OAS, Leo Abeto, y al director del área internacional de la OAS, Agenor Medeiros, por corrupción activa, lavado de dinero y organización criminal. Otros dos ejecutivos de la OAS fueron condenados a 11 años de prisión por lavado de dinero y por integrar organización criminal. En la sentencia, el juez Sérgio Moro afirma que el valor de los contratos y de la propina indican que la corrupción era una “política corporativa” de la OAS y que no era posible creer que la práctica de crímenes haya sido iniciativa individual de uno u otro ejecutivo (Folha de Sao Paulo; 06/08/15).

La relación de MEO con aquel corrupto conglomerado se da de la siguiente manera, el expresidente de la empresa constructora brasileña OAS José Adelmário Pinheiro Filho, más conocido como Léo Pinheiro, fue condenado a 23 años de prisión por actos de corrupción en Brasil; ya en febrero pasado, según la revista brasileña Veja, Pinheiro habría especificado los aportes políticos hechos por la empresa OAS a petición de la cúpula del Partido de los Trabajadores (PT) a campañas políticas en el extranjero, incluidos los pagos en Chile.

Como cabeza de la constructora brasileña, Pinheiro aceptó reconocer la donación hecha a Marco Enríquez-Ominami en 2013, que incluyó la cesión por tres meses de un jet privado de OAS, algo que ya ratificó ante la justicia brasileña otro ejecutivo de esa empresa, César Uzeda.

De acuerdo al diario La Tercera, en su edición del 26 de marzo de 2017:  Pinheiro fue uno de los miembros del comité directivo de OAS que autorizó la cesión a la campaña presidencial de ME-O del jet Cessna Citation 525, matrícula PR-TAP, que la empresa constructora brasileña arrendaba a la compañía de taxis aéreos Piracicaba. La aeronave operó en Chile entre agosto y noviembre de 2013, lo que implicó un costo, según estimaciones hechas por la PDI, superior a los cinco millones de dólares. Cifra que fue pagada en su totalidad por OAS.

La primera versión

Luego de que Reportajes –de La Tercera- diera a conocer en marzo del año pasado los vínculos de Enríquez-Ominami con OAS y el uso del avión brasileño en su campaña presidencial, el líder del PRO y los miembros de la directiva de esa colectividad aseguraron que el jet formaba parte de los servicios que había prestado el publicista brasileño Duda Mendonça.

Segunda versión y  vuelta de carnero

Meses después, en julio pasado, luego de que el exejecutivo de OAS Cesar Uzeda revelara en una entrevista con Reportajes que fue la constructora brasileña la que prestó el avión a la campaña de Enríquez-Ominami, el candidato y su entorno cambiaron la versión. El uso de la aeronave, aseguraron esta vez, estaba incluido en la boleta N° 27 por $ 170.800.000 que entregó al comando de ME-O el 2 de diciembre de 2013 la empresa Cono Sur Research, controlada por Warner, brazo derecho de Enríquez-Ominami, para que fuera pagada con la devolución de dineros fiscales.

Por esa razón el Consejo de Defensa del Estado (CDE) presentó una querella en contra de Enríquez-Ominami, Warner y Sergio Novoa (este último figuraba como socio de Cono Sur Research) por el delito de fraude al Fisco.

Continuando con el paradójico derrotero ideológico y fáctico del eterno candidato, nos encontramos con otro caso, también muy bullado…

  1. El Caso SQM

En 1971 el Estado de Chile por medio de la CORFO adquiere el 100% de la propiedad de esta empresa  y con ello queda nacionalizada la explotación del salitre. Entre 1983 y 1988 se procedió a su privatización durante la dictadura cívico-militar.

Julio Ponce Lerou , exyerno de Augusto Pinochet, es el cuestionado controlador de SQM. Empresa que se adjudicó la licitación de las reservas de litio de Chile, que le permite explotar cerca de 100 mil toneladas del estratégico mineral hasta el año 2032.

María Olivia Monckeberg en su libro “El saqueo de los grupos económicos al Estado chileno” señala que tras la privatización de Soquimich, Ponce Lerou y su grupo, la Sociedad de Inversiones Pampa Calichera, se quedaron con el control de la compañía. Además cuenta cómo entre 1986 y 1988 Corfo le vendió el 93% de las acciones en 7.237.000 de UF, precio bastante menor a las 12.766.000 UF en que había sido estimado por los expertos.

MEO fue formalizado por la emisión de 36 facturas ideológicamente falsas por servicios no prestados a la empresa SQM con el fin de financiar su campaña presidencial. Dichos documentos suman un monto cercano a los 387 millones de pesos que fueron facturadas por la empresa de Cristián Warner, mano derecha de Enríquez. Amén hubo presentación maliciosa de declaraciones de impuestos incorporando estas facturas, constituyendo una evasión tributaria en grado consumado y reiterado. El perjuicio al Fisco ascendió a alrededor de 130 millones de pesos.

A raíz de los hechos anteriormente descritos cabe preguntarse cómo es posible que un hombre que perdió a su padre biológico bajo el poder de fuego de la dictadura pinochetista y cómo un político que debiese tener un alto estándar ético, por su rol de conductor de la res pública, pudo efectuar tratos y alianzas con un siniestro personaje que se benefició del saqueo al Estado de Chile, efectuado por su exsuegro?

El abogado Mauricio Daza, de Ciudadano Inteligente (querellante en el caso SQM), da en el clavo al referirse a quién es realmente Enríquez-Ominami:

“Marco Enríquez-Ominami es una persona que construyó un discurso crítico al gobierno de Augusto Pinochet, incluso ha levantado la figura de su padre y todo lo que eso involucra para los efectos de marcar una posición en esta materia, sin embargo aparece paralelamente en conversaciones reservadas obteniendo y solicitando financiamiento de una empresa que fue saqueada en dictadura y cuyo directorio hoy día está controlado por la crema y nata del pinochetismo en Chile, entonces eso también es un tema que va más allá de lo penal y que tiene que ver con la credibilidad de Marco Enríquez” (Radio Universidad de Chile; 09/03/16).

“A Piñera se le puede derrotar, no le tengan miedo. Le tienen puro miedo porque trabajan para él” (Marco Enríquez-Ominami. La Nación; julio de 2017).

En el quinto párrafo de este artículo nos referíamos a la relación de MEO con las élites económicas de Chile. Esto se refleja muy bien en el vínculo que posee con la familia Cueto, controladores de la aerolínea LAN (actual Latam), que, además, fueron socios por años con Sebastián Piñera.

Muchos columnistas se han preguntado de qué vive MEO, de dónde extrae recursos para emprender sus campañas políticas (obviando, eso sí, los dos casos anteriores). La respuesta es simple, su gran amigo y padrino político Max Marambio, excorreligionario de armas y utopía de Miguel Enríquez y de Carlos Ominami, padre adoptivo de MEO. Sí, el mismo Marambio que fue condenado a 20 años de prisión en Cuba por corrupción; es cónyuge de Esperanza Cueto,quien es miembro del Grupo Cueto, familia controladora de LAN Airline, asimismo miembro del Directorio de Costa Verde Aeronáutica S.A., sociedad de inversiones de su familia.

Siguiendo el hilo conductor temático del párrafo anterior, ¿cómo se condice la frase llena de hidalguía del eterno candidato, acerca de los que trabajan para Piñera, y su pseudo realidad de patricionios libres del poder económico nacional?

Alejandro Navarro

La confianza abre el camino a la valorado” (Shakespeare. Julio César. Acto II).

La fiscalización ha sido la característica fundamental de la gestión de Alejandro Navarro en todos sus años en el Congreso Nacional. Siendo diputado  presentó 66 Proyectos de Ley y solicitó 3.700 oficios de fiscalización sobre distintas materias. Hasta el día de hoy sus proyectos de ley van en directo beneficio de la ciudadanía, con el fin de promover la igualdad y el bienestar social de los chilenos y las chilenas.

Una de las leyes que tiene su autoría es la actual Ley de la República que entrega crédito fiscal a estudiantes de escuelas matrices de las FFAA, iniciativa que fue incluida por el Gobierno en la Ley de Crédito Universitario, la Ley N°20.027. De esta manera, cualquier joven, independiente de su situación económica, podrá integrar las Fuerzas Armadas y de Orden.

Otro proyecto concretado por Alejandro Navarro es  la Ley N°20.166, que extiende el derecho de las madres que trabajan fuera del hogar a amamantar a sus hijos, aun cuando no exista una sala cuna en su trabajo, favoreciendo con ello la salud de los niños y fortaleciendo la familia.

Otro proyecto de Navarro, que actualmente es ley, es aquella que redistribuye los beneficiarios de las utilidades de la Polla Chilena de Beneficencia, e incorpora a las Aldeas Infantiles Cardenal Raúl Silva Henríquez.

Otra ley que  también de su autoría es la que rebaja la edad para participar en las Juntas de Vecinos a los 14 años.

Otro de sus proyectos emblemáticos, es el que estaba destinado a  regular el lobby, que presentó en noviembre de 2003, siendo incluido en la agenda legislativa del Gobierno en abril de 2004.

Navarro es autor de la moción que obliga a las autoridades que ejercen cargos públicos a declarar su patrimonio.

Asimismo y merced  a sus iniciativas, la Cámara de Diputados aprobó la creación de las Comisiones de Juventud y la de Pueblos Indígenas y separó las de Agricultura y Pesca.

Además, entre sus logros más conocidos se encuentran:

Ley N° 20.394, que prohíbe condicionar la atención de salud al otorgamiento de cheques o dinero en efectivo.

Ley Nº 19.680, que prohíbe el uso de fuegos artificiales mediante control de armas y explosivos.

Ley 20.507: Tipifica los delitos de tráfico ilícito de migrantes y trata de personas y establece normas para su prevención y más efectiva persecución criminal.

Navarro también ha puesto diversos temas en la agenda pública, como el abogar por el fin de las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs), por la instalación de mesas de diálogo en la Región de La Araucanía para dar solución definitiva a los problemas territoriales y de discriminación arbitraria que padece el pueblo mapuche, por la Patagonia sin represas y por la instalación de una Asamblea Constituyente, previo a una gran consulta ciudadana y que conduzca a la instauración de una nueva Carta Magna en nuestro país.

Navarro sin caretas

Navarro es un hombre que se la ha jugado firmemente por sus creencias, sino recordemos que el año 2008 renunció al Partido Socialista porque la mesa directiva de dicha colectividad giró completamente hacia  la adopción irrestricta del neoliberalismo. Lo que ponía en entredicho su reelección como parlamentario, al no contar ni con apoyo económico ni de brigadistas que trabajaran para su campaña.

Apoyo a MEO

En 2009 se funda junto a otros dirigentes sociales el Movimiento Amplio Social (MAS). Fue proclamado como candidato presidencial el 2009, pero en un acto de suma generosidad decidió abdicar de aquella postulación para entregarle su apoyo al candidato Enríquez, que  a priori oxigenaba a la centroizquierda y estaba mejor aspectado en las encuestas. Aún se desconocía su doble careta de ser un pseudo izquierdista que transa sus valores con criminales y estafadores.

Por trasuntar su apoyo a MEO tuvo incontables problemas con la dirigencia y las bases del MAS, lo que finalmente desencadenó que él renunciara a esta colectividad y fundara, junto a otras personalidades, una nueva agrupación política de izquierda: el Partido Amplio de Izquierda Socialista (PAIS).

Navarro Presidencial

En marzo de este año dijo que la Nueva Mayoría “se agotó, perdió su instinto ciudadano, se achancó” y con eso confirmó que sería parte de la carrera presidencial. El senador, exmilitante del Partido Socialista y del Movimiento Amplio Social (MAS), cumplió su palabra y habiendo sido en dos elecciones anteriores precandidato a La Moneda, este recién pasado 18 de agosto se inscribió en el Servel para estar en la papeleta presidencial de noviembre. Lo hará representando a  una izquierda congruente con la cosmovisión de la justicia e igualdad sociales, específicamente al Partido Amplio de Izquierda Socialista (PAÍS). Sin embargo, antes de presentar su candidatura, respaldada por PAÍS, quiso construir puentes de diálogo y entendimiento con el Frente Amplio. Propuso la democrática idea de efectuar elecciones primarias, donde competirían Beatriz Sánchez, Alberto Mayol y él. Lamentablemente para las aspiraciones de la izquierda en general y de la democracia en particular, los principales jerarcas del Frente Amplio, Jackson y Boric, le cerraron la puerta… ¿Temor a que su candidata perdiera la primaria y que sus personalidades se viesen eclipsadas por el senador? Debido a esto, cual Quijote, tuvo que buscar junto a otros acérrimos militantes de izquierda otra opción para representar al pueblo en la elección presidencial.

El Senador Navarro  cuenta con un fuerte apoyo en la octava región, tercer reducto de votación en Chile. Además, levanta una opción consecuente con la izquierda latinoamericana, no supeditada  al poder y al auspicio del capital ni de los grandes conglomerados financieros familiares (problema endogámico en Chile) y mantiene excelentes relaciones con los países bolivarianos.

Navarro es de aquellos políticos cercanos a la gente común y corriente, cuya personalidad puede caer bien o mal, no tiene medias tintas, pero que antepone ante todo su convicción de que el ser humano es el fin de la política y la economía, mas no un medio, como la derecha y la falsamente denominada izquierda que está en connivencia con el poder empresarial y financiero (estilo Enríquez-Ominami), piensan y actúan.

El expresidente uruguayo José “Pepe” Mujica decía que Los que comen bien piensan que se gasta demasiado en política social, investiguen por ustedes mismos lo que ha hecho Navarro en su labor política y se darán cuenta cuál es la política que lo guía en su accionar.

El contenido vertido en esta Carta al director es de exclusiva responsabilidad de su autor y no refleja necesariamente la posición de Diario y Radio Universidad de Chile.

Envíanos tu carta al director a: radio@uchile.cl